*Artículo cedido por Mas Bonvilar.

Foto por Phlox

 

Todo el mundo sabe lo que cuesta organizar a los invitados en las mesas del banquete, es una tarea que suele llevar mucho tiempo a los novios y a los padres de estos. Es por eso que una vez confeccionado, se le tiene que dar una cierta importancia, pues todos los invitados lo verán, lo buscaran con curiosidad y si les gusta será un buen fondo para inmortalizar alguna que otra fotografía.

Nuestro consejo es que los novios se tomen un tiempo en su confección. Al igual que las minutas y los meseros, su diseño tiene que ir acorde con la decoración y ambiente general de la boda.

  • Si nos casamos en un castillo o palacio, tiene que tener un aire más clásico, incluso con algún detalle decorativo que nos lleve a esa época. 
  • Si nos casamos en un espacio moderno podemos jugar con el cristal, la luz, los colores e incluso arriesgarnos y hacerlo en algún formato electrónico. Por ejemplo, proyectando los nombres en un plasma o en una pared.
  • El estilo que está más de moda es el estilo vintage rústico, así que últimamente vemos seatings en marcos de fotos, en espejos, en mesas antiguas, etc. Ya no se trata sólo del soporte en el que pongamos los listados, sino que la decoración también será importante. Podemos completarlo con flores, frutas o jarrones.
 
 
Foto por Urban Plant
 
  • Si nos casamos en un jardín o en un bosque, podemos aprovechar una planta, un tronco o incluso un árbol.
 
 
Foto por Elizabeth Sbarbaro
 
  • Otro formato que está muy de moda es reciclar un palet y decorarlo con un estilo más campestre. Esa es una gran idea si nos casamos en una casa rural o similar. En este entorno también nos ayudarán las balas de paja y las cajas de madera.
 
 
Foto por Mas Bonvilar
 
  • Una idea muy interesante es aprovechar la temporada en la que nos casamos como motivo de la decoración. Para una boda de invierno puedes incluir copos de nieve y motivos navideños, si nos casamos en primavera quedará genial un jardín lleno de flores, en el caso de celebrar la boda en verano los elementos que recuerden al mar como las conchas o la arena se convierten en tu mejor opción y, por último, en otoño las calabazas y los colores ocres serán un acierto.
 
 
Foto por Urban Plant
 

Además, se puede aprovechar el mismo seating para que los invitados encuentren en él su detalle de boda. Una galletita con el nombre y la mesa o un sobre con un mensaje personalizado son algunas ideas. Esto les sorprenderá y nos ahorrará tiempo a la hora de repartir los regalos.

Por último hay que tener en cuenta la iluminación. Si vamos a realizar el banquete en exterior nos tenemos que acordar de incorporar alguna vela o alguna lámpara de pie. Si hacemos una boda en interior esto no es necesario, pero el toque de un candelabro o una vela siempre hace un ambiente más acogedor y cálido.