Bodas

Vestidos de novia vintage: romanticismo y exclusividad

Actualmente las novias cuentan con un amplio abanico de posibilidades para elegir su vestido. Hay diseños para satisfacer todos los gustos. Sin embargo, las que tienen alma romántica y boho encuentran en los vintage una opción cada vez más tentadora.

Mas Visual

La mayoría de mujeres cuando buscan el vestido de novia ideal para ir al altar en realidad desean dos cosas: encontrar el modelo de sus sueños y sentirse únicas y especiales con él ese día. Que no haya otra igual. Esta búsqueda de la exclusividad es la que hace decantarse a muchas por casarse con un vestido vintage. Las más afortunadas pueden haber recibido en herencia de una abuela o una familiar cercana. El resto, por otro lado, conseguirán ese efecto tras visitar las cada vez más numerosas tiendas dedicadas a las prendas de moda retro, y complementar su look con ramos de novia próximos al estilo así como con peinados de boda de inspiración vintage.

Reformar y adaptar vestidos de novia vintage de los años 20 o 30 es una opción muy del gusto de las románticas y bohemias, pero también de las más modernas; no hay nada más actual que el up cicling o el reciclaje de lujo, darle un nuevo uso, con un mayor nivel si cabe a objetos o piezas de vestir destinados al olvido. Pasearse por tiendas de ropa retro o revolver en el baúl de la abuela puede acabar con una gran recompensa: descubrir ese tesoro en forma de vestido de novia sencillo, único y singular.

Aunque no es el único camino, también es posible encontrar modelos de inspiración vintage en numerosas firmas de moda nupcial y en talleres de costura que emulan los ateliers de principios el siglo pasado.

Reflejo de una época

Sergio López

Los diseños de nacidos en esa época pueden ser muy variados, no obstante presentan características comunes, como puntillas, encajes y bordados de delicada hechura. Además, cuentan con el añadido de estar confeccionados con tejidos de calidad, luciendo así detalles que hablan de la delicadeza de la auténtica costura, la hecha totalmente a mano, desde el patrón al último ojal. Son reflejo de una época en que un vestido de novia era una obra de artesanía.

Corte y elementos artesanales

Mad Media Bodas

En cuanto a las formas y volúmenes, el estilo de los años 20 y 30 presenta diseños rectos y fluidos, con faldas que caen pegadas al cuerpo. Además, algunos de los diseños van cortados al biés para resaltar sutilmente las formas femeninas y es habitual que lleven manga larga de encaje y escote en la espalda. El espíritu de libertad que caracterizó aquellos años también se respira en estos modelos de época. Los tejidos más empleados son el satén, las sedas, el crepé y el chantilly que aportan un movimiento precioso. Son diseños cargados de romanticismo y un punto naïf que suelen requerir de un estilismo especial que lo complete y realce.

Estilismo apropiado

Manolo & Rocío

Por ejemplo, es muy oportuno lucirlos con joyas de familia, como pendientes o broches. Del mismo modo, quedan muy bien tanto con elementos pequeños y delicados como con alguno de mayor tamaño. En este caso, es mejor llevar solo esa joya, para evitar un look recargado o exagerado, que es todo lo contrario a la esencia de este estilo. 

El cabello, mejor suelto

Cristina Vizcaíno Fotografía

En cuanto al cabello y el tocado son perfectas los peinados con cabello suelto, una opción que cada vez eligen más novias porque ofrece una imagen muy natural y juvenil. El pelo suelto salpicado por pequeñas flores consigue una imagen muy fresca en las novias que optan por el estilo retro. Las coronas de flores en la frente son otro de los complementos que mejor coordinan con la estética vintage.

Un ramo romántico

Photo&Love

Y por supuesto el ramo de novia retro también tiene su propio código. Los más indicados son los buqués de rosas de té o de flores de colores pálidos, como salidos de una delicada acuarela inglesa.

Desde el vestido, pasando por el ramo o esos fantásticos zapatos de novia, bien escogidos, pondrán el broche de oro en un look de absoluta esencia vintage. El chico que os espere con ese precioso traje de novio en el altar, ¡quedará maravillado al ver la personalidad que desprende vuestro vestuario nupcial! Decid ¡sí! a este estilo retro.

Otros artículos que te pueden interesar