Fandi

El día de tu boda es un momento especial, de los que siempre te acompañarán. Por eso, debes evitar que los nervios te jueguen una mala pasada, ya que llevas meses preparando este momento, pensando en todos esos vestidos de novia, en cada detalle de la decoración, en todas las ideas originales para bodas que querrías incluir en la tuya... Sin dejar absolutamente nada al azar. Respira y deja por un momento de pensar en qué ramos de novia sencillos irán más acorde con tu look o en qué detalles de boda serán idóneos para regalar en el gran día; sigue estos consejos para decir adiós al estrés y ocuparte únicamente de disfrutar. Y ¿por qué no? Darte también un capricho.

1. Descanso reparador

Antes de nada, descansa bien la noche anterior. Dormir, al menos, ocho horas te hará lucir una piel resplandeciente y te hará levantarte con mejor humor y más feliz. Está demostrado que cuando dormimos bien el cuerpo se relaja y eso facilita la producción de melanina y serotonina, hormonas que contrarrestan los efectos de las hormonas del estrés. Por eso, si ves que no puedes conciliar el sueño, recurre a todo lo que se te ocurra, desde un baño relajante, hasta una infusión o un masaje.

2. Sin prisas

Después de una noche tranquila, no puedes empezar el día con agobios y con prisas. Está claro que tienes que ponerte el despertador, así que hazlo con tiempo suficiente para que te dé tiempo a estar unos minutos en la cama, pensando en lo maravilloso que va a ser el día. ¿Necesitas relajarte? Haz estiramientos durante cinco minutos.

Lau Cleo

3. Revisa el horario de ese día

Así, sabrás a qué hora tienes la peluquería, cuando vestirte, a qué hora viene el coche nupcial… Y podrás relajarte, viendo que tienes tiempo suficiente.

4. Desayuna bien

Es un consejo válido para todos los días, pero en este día es aún más importante. Hazlo con tiempo, comiendo todo aquello que a diario no puedes, por las prisas, y, por supuesto, sentada. Desde zumo de naranja hasta tostadas, café o té. E incluso date el gusto y "regálate" unas fresas con zumo o algo igual de sofisticado. Si tu boda es por la tarde, no te saltes la comida e intenta comer bien y de forma equilibrada.

5. Todo a punto

Cuelga tu vestido el día anterior, coloca las joyas que vas a ponerte, pon una horma en tus zapatos… Si cuando te levantas todo está listo, te sentirás más segura.

6. Crea un escenario idílico

Estás tan feliz que necesitas que todo lo que te rodea sea bonito, así que decora tu habitación y otras estancias de tu casa. Las flores frescas son siempre uno de tus mejores aliados a la hora de crear atmósfera.

Imágenes de mi boda

7. Manda un SMS a tu novio

En estos momentos, ambos estáis igual de nerviosos, por eso desearos buenos días y comentar vuestras sensaciones os ayudarán a ambos. Descubre el efecto que puede tener un emoticono sonriente.

8. Enfréntate a los cambios

Con fuerza y optimismo. No has dejado nada al azar. Por este motivo, si llueve y habías pensado dar el cóctel al aire libre, pasa al plan B, porque en su momento ya estableciste una segunda opción con tu proveedor. Se acabó el problema.

9. Delega tareas

¿Qué tu primo no sabe llegar al lugar del enlace? Tú no puedes ayudarle en estos momentos, pero tus padres o tus hermanos seguro que están encantados de hacerlo. Reparte este tipo de tareas que no requieren tu presencia y que sólo conseguirán ponerte nerviosa.

Raquel Broza

10. Dedícate cinco minutos

Antes de salir de casa, quédate cinco minutos sola. Mírate al espejo y descubre la felicidad que hay en tu rostro. Respira, sonríe y abre la puerta. Te espera un día maravilloso.