Lleváis mucho tiempo viviendo juntos, tenéis unos hijos preciosos, y por fin os habéis decidido a dar el gran paso: casaros. ¡Enhorabuena! Si quereis que vuestros hijos sean una parte importante de ese día, tomad nota de todas estas ideas.

 

 

  • Deja que sean ellos los que inviten. Pide a tus hijos que hagan un dibujo de papá y mamá casándose y escanéalo, podrás utilizarlo para vuestra invitación. El texto puede ser: “Después de tanto tiempo mamá y papá por fin han decidido casarse. ¡Ya era hora! Os esperamos el (fecha de la boda) a las (hora de la boda). No nos falléis”. En vez de un dibujo también podéis utilizar una foto de vuestros hijos.
  • En la ceremonia. Si tus hijos son pequeños quedarán monísimos como pajes o damitas de honor. Deja que ellos lleven los anillos y las arras o la cesta de pétalos. Si son un poquito más mayores pueden llevaros ellos al altar, y participar en la ceremonia leyendo un texto que hayan escrito ellos mismos. También pueden atender a los invitados, diciéndoles donde se pueden sentar y repartiendo los programas de la ceremonia y el arroz o los pétalos para la salida.
  • En el banquete pueden sentarse con vosotros, o si hay muchos niños, ser los anfitriones de la mesa infantil. Deja que sean ellos quienes repartan los regalitos a los invitados, y si os animáis, sorprended a todos a la hora del baile con una coreografía en familia.
  • Luna de miel. Si no os apetece separaros de vuestros pequeños dadles una sorpresa e iros juntos de luna miel. Su destino favorito será, sin duda, Eurodisney, pero hay muchas más alternativas como un crucero o un resort, pero que tengan un buen club infantil. Así, mientras los niños se divierten con las actividades del club, vosotros podréis disfrutar a solas el uno del otro.