Comúnmente, las novias incluyen flores en sus estilismos y no exclusivamente en sus ramos de novia. ¿Cuántas casas nupciales proponen vestidos de novia que apelan a la naturaleza de la mano de encajes floreados u otros trabajos de confección propios de la alta costura? Las flores funcionan como un claro sello de feminidad. Por eso, se multiplican entre los vestidos de fiesta con estampados integrales o parciales y un sinfín de versiones vanguardistas, a la par que innovadoras, que hechizan a la mayoría de mujeres.

Moda floral: dulce feminidad

Como si de ramos de novia naturales se tratase, rosas, tulipanes, gerberas, amapolas, peonías y una infinita lista de especies florales de lo más hermosas imprimen el toque de dulzura en los más sugerentes vestidos de fiesta 2018. Si ya son un must en los outfits casuales diarios, su delicada presencia resulta ineludible cuando se trata de trajes de fiesta. De nuevo, ¡este año representan una firme conquista!

Tendencia atemporal y continua

Si bien también marcan tendencia en otoño e invierno, no hay temporada spring - summer en la que los prints naturales y bucólicos no se conviertan en la estampa por excelencia. Y, a pesar de que los de rayas son la competencia más fuerte, los vestidos floreados siempre roban el corazón de las más románticas. Sobre matices alegres o destacando tonos pastel –rosas empolvados, mints, nudes, amarillos suaves...–, las flores levantan cualquier pieza de ropa. 

Tridimensionales, voluminosas, coloridas, bordadas, de aspecto grandilocuente y pomposo, salpicadas, con referencias barrocas o sutiles en tamaño mini... No hay firma que se haya resistido a hacer de las flores sus mejores aliadas para rematar atuendos. Temporada tras temporada, son muchas las marcas de moda que incluyen en sus colecciones referencias donde brotan flores.

Tejidos estampados versus exclusivos trabajos

Los mismos diseñadores de vestidos de novia, que presentan a la par looks para invitadas, dejan volar su imaginación para reinventarlas en sus nuevos patrones. ¡Las flores nunca mueren! Así –tanto en vestidos de fiesta largos y glamuros para eventos de tarde y noche, como en vestidos de fiesta cortos ideados a priori para ocasiones diurnas, conjuntos dos piezas, monos para fiesta y diseños midi–, se descubren modelos estampados y trabajos que evidencian la destreza de su confección.

Por un lado, estampados: flores en escotes, cinturas, torsos o faldas y modelos decorados en su totalidad. A menudo encontrando el punto medio entre tradición y actualidad, se combinan con volantes, brocados y pedrería consiguiendo un giro distinguido.

Por otro lado, flores creadas con género, brillantes apliques en cristal u otros abalorios, puntillas... Sofisticación y frescura sobrepuestas en gasas, tules y telas vaporosas, con mucho movimiento que, de la misma manera que los estampados, brillan en todo el outfit o arbitrariamente.

Como fiel seguidora de los estilismos románticos, ¿te gusta conjuntarlo todo? Complementar tu peinado para boda con algún tocado floral será una buena idea. También puedes decidirte por alguno de los pares de zapatos de novia menos tradicionales, ¡en el color predominante de tu vestido (o de las flores)!