Mireia Guilella
Mireia Guilella

El objetivo de toda novia es llegar al día B rebosante de alegría y belleza. Y aunque parezca que trabajar el cuerpo moldeándolo en el gimnasio o comiendo mejor ya hará que una se vea bien con su flamante vestido de novia, lo cierto es que el bienestar absoluto se logra también atajando el estrés que puede comportar la organización del evento: que si dar con unas ideas originales para tu boda realmente únicas, decidir los mejores regalos para vuestros seres queridos, encontrar un modelo de invitaciones de boda que os enamore... Cuerpo y mente deben estar en armonía. ¿Quieres saber cómo lograrlo? Te lo descubrimos a continuación.

Combate el estrés

Qui and Co - Fotografía creativa
Qui and Co - Fotografía creativa

El principal factor al que te vas a tener que enfrentar es el estrés. Los nervios estarán a flor de piel pensando en que todavía no tienes el vestido de novia de corte sirena que siempre habías soñado llevar el gran día o al no acabarte de decidir entre la infinidad de ideas de decoración para bodas existentes, por ejemplo. Háblalo con tu pareja, tu mejor confidente.

Mantente también ocupada con otras actividades, ya sea los dos juntos, con tu familia, con tus amigos o en solitario. ¿Cómo? Montando un pícnic en el campo, practicando algún deporte, saliendo a pasear, escuchando música relajante, leyendo... En definitiva, mímate un poco y no renuncies a destinar tiempo de tu ocupada agenda a aquello que más te guste.

¿Te sientes desbordada con la organización del enlace? Coméntalo con tu pareja y plantearos la posibilidad de contratar a un wedding planner o de involucrar a personas de confianza que puedan ocuparse de cosas fáciles pero especiales, como crear unas preciosas invitaciones de boda caseras.

Y, sobre todo, procura que todo ello no te quite el sueño, pues no dormir las horas suficientes repercute en tu piel y… hasta en tu peso. ¿Sabías que el insomnio provoca que el organismo tenga más dificultad para quemar las calorías consumidas?

Una buena alimentación

Comer bien es la base para estar en el peso ideal y lucir una piel tersa y radiante. Para conseguirlo, evita los alimentos muy calóricos, como los productos azucarados y las preparaciones fritas. ¿Te ves incapaz de seguir unas pautas dietéticas correctas tú sola? Tranquila. Un nutricionista será tu mejor aliado.

Ten en cuenta que dentro de un peso saludable, existe un margen en el que te podrás mover para sentirte a gusto con su cuerpo. ¿Eres de las que necesitas hacer una dieta de adelgazamiento o, al contrario, para engordar? Las prisas no son buenas consejeras, así que empieza unos 6 meses antes del enlace para lograr el objetivo deseado y, sobre todo, no agobiarte por el camino.

Y como no existe una dieta destinada a perder peso tan solo de una zona específica –aunque se suele perder más grasa donde hay más acumulada–, en caso de que solamente necesites eliminar volumen de piernas, abdomen u otra área, deberás hacer ejercicios localizados o recurrir a un tratamiento de estética profesional.

Cutis impecable

AF Moments
AF Moments

Los cosméticos actúan sobre la piel y la cuidan desde fuera. ¿A qué edad empezar con el primer tratamiento? La limpieza del cutis debe ser un hábito diario desde siempre, mientras que las cremas hidratantes, tonificantes y exfoliantes conviene comenzar a aplicarlas a los 20 años. Y a partir de los 30 hay que poner énfasis en los tratamientos rejuvenecedores que eviten que puedan marcarse líneas de expresión alrededor de los ojos o que la piel se vea falta de luminosidad o con signos de fatiga.

E insistimos: la piel también debe cuidarse por dentro, por lo que la alimentación será vital. Sin olvidarte, por supuesto, de la hidratación: ¡bebe entre 1,5 y 2 litros de agua diarios! También sirven tés, café o zumos naturales, aunque sin abusar de ellos y, sobre todo, teniendo la precaución de no añadirles azúcares (o al menos no muchos), para que no sean una fuente de mayor consumo de calorías. En esta línea, los zumos preparados, los batidos, los refrescos y las bebidas energéticas para deportistas incluyen muchos azúcares añadidos, así que intenta limitar su ingesta en la medida de lo posible.

Piel radiante

Wild Horses Studio
Wild Horses Studio

Del mismo modo que cuidas el cutis, el resto de tu cuerpo también necesita tratamientos diarios. Por ejemplo, es preferible que tomes una ducha a un baño, pues tiende a deshidratar la piel. Y elige unos jabones suaves; los agresivos pueden llegar a causar excesiva sequedad, irritaciones y hasta alergias. Aparte, no conviene que uses agua muy caliente. Es mejor tibia.

Hidrata la piel a diario y recuerda que cuando esté expuesta al sol deberás utilizar protectores solares adaptados a tu tipo de piel, y que tendrás que aplicarlos regularmente. La mayoría de fabricantes recomiendan una frecuencia de, al menos, cada dos horas y, sobre todo, no escatimar en crema para que sus propiedades sean totales.

Por último, piensa también en exfoliar la piel de forma regular. Además, puede ser una buena idea regalarte algunos tratamientos específicos durante este periodo tan especial, incluyendo masajes que te ayuden a quitarte de la cabeza asuntos como si gustarán a los invitados los regalos de boda solidarios que tenéis encargados o qué música para bodas religiosas formará parte de vuestro gran día.

Pelo sedoso

Un champú que mime tu pelo lo mantendrá suave y sedoso, ideal tanto si vas a lucir un peinado de boda para pelo suelto como un delicado recogido o alguna de las numerosas opciones en semirecogidos. Recuerda sanearlo con cortes de pelo cada dos-tres meses y aplicar mascarillas capilares que contribuyan a la buena salud tanto del cabello como del cuero cabelludo. Y si llevas una melena larga, ten en cuenta que es mejor peinarlo y desenredarlo en seco y no pegar tirones con el pelo mojado, pues se rompería.

¿Piensas que es demasiado esfuerzo? ¡Ánimo! Se trata solo de una serie de hábitos que, una vez adquiridos, te resultará fácil aplicar en tu día a día. Seguro que las invitadas también los hacen suyos para lucir espectaculares con sus vestidos de fiesta acompañados de elegantes chales y de unos peinados de boda especiales. ¡Vais a estar todas increíbles!