Ella Wedding Planner
Ella Wedding Planner

Somos un 70% de agua: nuestro cuerpo y también nuestro planeta. Por eso, conviene cuidar especialmente su uso ya que, aunque no lo parezca, se trata de un bien limitado. Y la celebración de la boda es tan buen momento como cualquier otro. ¡Cualquier medida marcará la diferencia! Así que no lo dudéis y apostad por unas invitaciones de boda alternativas –electrónicas o elaboradas con papel reciclado o de semillas, por ejemplo–, por unos detalles de boda biodegradables e, incluso, por unos vestidos de novia confeccionados con tejidos ecológicos y con una política de desperdicios cero. ¿Listos para ayudar a salvar el planeta el día B?

Paso 1: invitaciones alternativas

Las invitaciones de boda con papel reciclado, de semillas o biodegradable serán excelentes opciones a la hora de ahorrar agua en vuestro enlace. Las primeras porque ayudarán a combatir la deforestación –un problema que afecta directamente a la cantidad de agua disponible en la Tierra, por el daño a la biodiversidad y la consecuente aridez del entorno–, las segundas porque se pueden volver a plantar. y las terceras porque se incorporan al suelo convirtiéndose en material orgánico que ayuda al ciclo natural de la tierra. ¿Más opciones? Las invitaciones electrónicas que, del mismo modo, contribuirán al ahorro hídrico del planeta. También el Gestor de invitados del portal os ofrece la posibilidad de evitar la impresión de papel. De esta manera, el impacto ambiental será menor. ¡Y los textos para invitaciones de boda pueden ser los mismos!

Bridepalla
Bridepalla

Paso 2: proveedores implicados

Lo ideal en una fecha tan señalada del calendario es que seáis fieles a vuestros principios y apostéis por unos proveedores que sean eco-friendly y que, como vosotros, les preocupe el planeta.

Un banquete de km 0

¿Sabíais que el 70% del agua que se consume en nuestro país se destina a la agricultura? En este sentido, la agricultura orgánica de km 0 será una excelente elección. ¿Por qué? Porque está libre de los productos químicos que suelen usarse para evitar las plagas habituales –pesticidas, fertilizantes…– y que también dañan a los acuíferos. 

Asimismo, evitar los alimentos muy procesados o bien decantarse por un menú vegetariano o vegano también reducirá notablemente el consumo de agua, ya que la carne es uno de los alimentos que más cantidad de agua necesita en su producción. Así, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), "se necesitan 15 400 litros de agua para producir 1 kilo de ternera; 8 700 litros para 1 kg de cordero; cerca de 6000 litros para 1 kg de cerdo y 4300 litros para 1 kg. de pollo".

Por otro lado, optar por chocolate de cultivo ecológico para los postres y las diferentes ideas para candy bar será otra pequeña aportación. ¡Pero todas suman por igual!

Hotel La Cala Resort
Hotel La Cala Resort

Bebidas 

En la producción de bebidas alcohólicas también se requieren miles de litros de agua –más para el vino que para la cerveza–, así como en la elaboración del café. Sin embargo, también hay tendencias en bebidas para bodas que son perfectamente respetuosas con el medio ambiente como, por ejemplo, el agua de sabores (limón, naranja, fresa, piña, melón, sandía, etc.), ideal para los enlaces celebrados en temporadas cálidas. 

Elementos naturales y biodegradables

  • Papelería. Aplicad los mismos principios de las invitaciones de boda para el sitting y el seating plan, así como para el resto de la papelería nupcial: papel reciclado, de semillas o biodegradable.
  • Diversos elementos. Globos y confeti biodegradables, pétalos de rosas frescas para lanzar al final de la ceremonia, fruta seca en los centros de mesa como parte de las ideas de decoración para bodas… No olvidéis que podéis aplicar los usos del reciclaje a cada elemento del enlace.
  • Detalles para los invitados. Optad por ideas para detalles de boda útiles, como velas e inciensos, o bien por kits de belleza con certificado eco-friendly. Una opción muy trendy pasa por obsequiarles una planta (las más demandadas hoy en día son los cactus) o unas semillas.

MeliCotó
MeliCotó

Aseos ecológicos

La doble cadena de la cisterna del inodoro, por ejemplo, permite elegir entre diferentes cantidades de agua en las descargas. Asimismo, las griferías con detector de presencia que se activan por el movimiento de las manos contribuyen en buena medida al ahorro hídrico del planeta, ya que evitan que pueda desperdiciarse agua tras cada uso.

Uso de la electricidad

Como sabéis, el agua tiene múltiples usos. Y uno de ellos se centra en producir electricidad a través de las centrales hidroeléctricas. Por ello, una excelente elección en este sentido serán las bombillas led (ya que consumen un 85% menos que las bombillas incandescentes) y las velas para iluminar diferentes espacios del día B. Con los proveedores, por su parte, podréis ahorrar mucho si utilizan instalaciones de biomasa que conviertan los residuos en energía.

Catering Gaonera
Catering Gaonera

Paso 3: outfits con conciencia

Del mismo modo, la industria textil utiliza agua en su proceso productivo: hasta un máximo de 15 litros por prenda. No obstante, también encontraréis tejidos ecológicos y de comercio justo, como el algodón biodegradable. Por otro lado, ¿os habéis planteado la opción del alquiler del vestido de novia? Las posibilidades son muchas y muy variadas al respecto. ¡Incluso tienes la opción de estrenarlo tú misma!

Paso 4: decoración floral

Las flores no podrán faltar en la ceremonia, a lo largo de la celebración y hasta en los detalles ornamentales del look nupcial, como en el boutonnière que el protagonista de la jornada lucirá en su traje de novio 2020. La receta, como siempre, es elegir variedades locales y de temporada. Así que no dudéis en contactar con vuestro florista para que os informe de las opciones que tenéis disponible en la fecha elegida para daros el "sí, quiero".

Elitday
Elitday

Aunque parezca increíble, solo teniendo en cuenta la elección del ramo de novia o del material con el que se ha confeccionado el traje de novio estaréis contribuyendo a un mundo más sostenible. Si existe el modo de hacerlo bien, ¿por qué no tenerlo en cuenta?