The sweet days

Está decidido, ya habéis enviado las invitaciones de boda y vais a celebrar la boda en un hotel. Y mientras familiares y amigos van pensando qué vestidos de fiesta lucir para estar a la altura de la situación, vosotros ya tenéis listo un vestido de novia superespecial y un traje de novio acorde al estilo de la celebración. ¿Queréis que la fiesta se prolongue hasta el amanecer? Tomad nota de estas sugerencias.

1. ¿Una fiesta hasta el amanecer?

Al disponer de discoteca, salas de fiestas o bares musicales, muchos hoteles disfrutan de apertura prolongada. Sin embargo, antes de contratar el hotel aseguraros de cual es la hora máxima de cierre y prepararos para una larga noche de fiesta. Preguntad si el pinchadiscos admite sugerencias para poder combinar temas más de moda con alguna de vuestras canciones románticas para bodas preferidas. ¡Aunque estas deben ir alternándose para que la fiesta no decaiga! 

 2. Orquesta o incluso un espectáculo en directo

Si la sala del hotel tiene una pequeña tarima o escenario, apostad por la música en directo. Podéis contratar una orquesta, una banda pequeñita o bien optar por alquilar un equipo de karaoke. Eso sí, piensa en unos zapatos de novia cómodos para que tus pies puedan aguantar tantas horas de baile y de diversión asegurada.

Una alternativa a esta propuesta musical pasa por contratar a un monologuista para que haga reír un buen rato a los invitados. ¿Qué mejor que una buena dosis de carcajadas para iniciar vuestra vida juntos tras el "sí, quiero"? También podéis decantaros por un mago que, con su espectáculo, haga las delicias de todos vuestros familiares y amigos.

Rafa Molina Fotografía

3. Bienvenidos a la barra libre

¿Más ideas? No os olvidéis de ofrecer un servicio de bar para la fiesta posterior al banquete, prestando especial atención a los cócteles. Es aconsejable consultar con el hotel si os cobrarán por cada adulto o solo por el número de comensales que creáis que se va a quedar a la fiesta, pues la diferencia de presupuesto puede ser sustancial. 

4. ¡No os olvidéis de la recena!

Está claro que después de un banquete de bodas nadie se queda con hambre. Sin embargo, tras unos bailes, quizá a más de uno le empiece a entrar el gusanillo. Lo ideal es tener previsto un servicio con varias propuestas de recena (montaditos, fingerfood, minihamburguesas...). ¡Os sorprenderéis del éxito que tienen!

El colofón lo puede dar una fondue de chocolate, helados de distintos sabores o, incluso, un buen chocolate con churros, un merecido premio para los que han disfrutado de la fiesta hasta bien entrada la madrugada. Optar por unas deas para candy bar también funciona genial, pues los dulces proporcionan la energía necesaria para prolongar la celebración durante horas y horas.

5. Alojamiento a un solo paso

Otra ventaja de celebrar la boda en un hotel es que los invitados pueden reservar habitación allí mismo y así no temer por cuanto alcohol beben. En estos casos, podéis negociar con el establecimiento un precio especial de grupo. Una oferta interesante que aprovecharán los que viven lejos y los que no quieren conducir a altas horas de la madrugada. Por lo general, los hoteles obsequian a los novios que se casan en sus instalaciones con una o varias noches en una suite nupcial.

6. Inmortaliza el momento con un photocall

Preparad un buen decorado y todos pareceréis VIPs en un gran evento: un fondo y muchos complementos como pelucas, gafas, narices postizas o sombreros. Incluso podéis colocar velos, corbatas y un ramo de novia artificial para que los invitados puedan hacer de novios. Y dejad a mano una cámara para inmortalizarlo todo, preferiblemente una Polaroid. Así tendréis las instantáneas en pocos segundos y la diversión más que garantizada. Si os apetece, también podéis contratar una cabina tipo fotomatón. ¿No sabéis cómo hacerlo? Tranquilos. Encontraréis toda la inspiración necesaria en las ideas para photocall. ¡Os sorprenderán!

Click and Pum

¿Qué os parece? Como habéis podido comprobar, existen unas cuantas ideas originales para bodas. Decidiros por las más adecuadas para vuestra fiesta en un hotel, incluso personalizando la sala con una decoración super original y cuidada. Demostrad todo el amor que ponéis en los detalles de boda para vuestros invitados y convertiréis la celebración en un momento irrepetible. ¡A disfrutar se ha dicho!