Jardines, masías, haciendas… Aunque estas sean las opciones más habituales donde celebrar vuestro gran día, también podéis hacerlo a bordo de un barco en alta mar. Sin embargo, seguro que esta propuesta, por excitante que os parezca, os plantea algunas dudas. ¿Qué validez tendrá la ceremonia? ¿Cuáles son los detalles de boda más adecuados con los que agasajar a los invitados? ¿Llevamos todas las canciones de boda grabadas o podemos contratar los servicios de un DJ? ¿Podrán nuestros invitados pasear por la cubierta con largos vestidos de fiesta? Os descubrimos todas las respuestas en el Día Mundial de los Océanos.

¿Qué validez tiene el enlace?

Deberéis decidir previamente si deseáis que la boda sea oficial, ya que entonces, por lo general, estará oficiada por el capitán. Aunque también podéis contar con la presencia de un sacerdote si queréis dotarla de carácter religioso. Otra alternativa es que el acto sea meramente simbólico.

Otra decisión importante es si el enlace tendrá lugar al aire libre, o preferís celebrarlo en una cubierta cerrada. La época del año en el que os caséis puede resultar decisiva, pero como todo depende de las condiciones climáticas, deberéis pactar un plan B por si pensabais hacerla en el exterior pero el día es lluvioso o con viento.

¿Cuántos invitados podrán asistir? 

Puede ser desde una boda íntima hasta un evento realmente multitudinario al que acudan cientos de personas. Goletas, barcos históricos, catamaranes a vela, yates de lujo e incluso ferris alquilan sus espacios a los novios para celebrar el enlace. Los más usual es que incluyan servicio y catering para el banquete, así como la decoración. Si lo deseáis, podéis llevar a un DJ. La tripulación, eso sí, será la de su confianza.

La ventaja de las embarcaciones más grandes es que podrás tener un camarote donde quitarte ese vestido de novia con escote corazón que tanto te gusta y ponerte otra ropa más cómoda. Además, disfrutaréis de vuestro primer amanecer juntos como casados en alta mar. ¡Y de espectaculares vistas! ¿No es seductor?

¿Cómo evitar mareos?

Todos los barcos se mueven, pero los de mayor tamaño oscilan menos. Por ejemplo, un velero o una goleta siempre se van a a mover más que un gran catamarán. Tened en cuenta también que fondeado en una cala o en una playa el barco oscilará más que amarrado en un puerto, así que si teméis por los mareos de vuestros invitados, esta es también una opción. Aunque lo cierto es que si vais a celebrar la boda en un barco, una de las experiencias más emocionantes es navegar por paisajes de ensueño.

¿Podré celebrar una boda temática?

Seguro que nadie olvida una boda en un barco. La versatilidad de los espacios os permitirá tematizarlos si os apetece. Por ejemplo, podéis plantear un ambiente ibicenco en el que predominen los looks hippies. A ti te irá genial un peinado natural o una diadema con flores naturales. Otra idea divertida para tu boda es la temática pirata. En ese caso, entre las canciones románticas no puede faltar Tu pirata soy yo, de Chayanne. También causarán sensación entre los invitados los regalos originales para bodas con referencias marinas, como botellitas con arena con un pequeño escrito en el interior, jabones en forma de conchas de mar...

¿Se me disparará el presupuesto?

Hay opciones para todos los bolsillos y, por supuesto, la carta de precios dependerá del número de invitados y de lo exclusiva y lujosa que queráis que sea la celebración. En todo caso, lo recomendable es comparar los precios de, al menos, tres empresas. Estas deberán detallar en el presupuesto todos los servicios que ofrecen, para que así podáis decidir cual brinda la mejor relación precio-calidad.

Si quieres convertir la celebración de tu boda en un evento singular y con carácter, darse el "sí, quiero" en alta mar es una buena opción. Así que empieza a sorprender a los asistentes con unas invitaciones de boda que los emplace en un puerto a la hora y fecha elegidas, y piensa en todo lo que puede convertir tu gran día en una jornada irrepetible. ¿Animada?