Con V de Vero
Con V de Vero

Tras elegir uno de los meses más fríos del año para celebrar vuestro soñado día B, os habéis decantado por un traje de novio cuyo tejido proteja de las bajas temperaturas y por un maravilloso vestido de novia de manga larga. También habéis tenido en cuenta la estación del año a la hora de escoger el mejor espacio de celebración, a la de apostar por unas ideas originales de boda acordes a la meteorología y a la de decidir los platos del banquete nupcial. Y lo mismo deberéis hacer con la tarta y con los postres del gran día. Para ponéroslo más fácil, hemos elaborado una amplia selección de recetas dulces de invierno para bodas. ¡Las vais a querer probar todas!

¿Cómo acertar con una tarta invernal?

Goblin Catering
Goblin Catering

Más allá de vuestros gustos personales, deberéis tener en cuenta estos cuatro variados factores.

Alimentos de temporada

Al igual que cualquier banquetero o catering os recomendará elaborar el menú nupcial con productos frescos, de temporada, los maestros pasteleros harán lo propio en este sentido. Por eso es conveniente que, además de vuestros sabores predilectos, tengáis una idea clara de cuáles son los ingredientes típicos de una estación en la que se agradecen los abrigos de fiesta y los chales calentitos. Unos meses del año en los que encontraréis distintas frutas, como peras, manzanas, uvas o naranjas. En cuanto a los frutos secos, no faltarán las nueces, las avellanas, las almendras, los pistachos ni los piñones.

Más contundencia 

Por lo general, los meses de invierno se caracterizan por sus recetas más consistentes y calóricas, lo que también es extensivo a las tartas y postres de boda. Y es que, pese a ser menos ligeros, el frío hará que no os sintáis pesados al comerlos. Así, en esta época, los bizcochos rellenos y las coberturas serán las estrellas de tartas y dulces. ¡Es el momento del año para pasarse de golosos! Por eso, no os cortéis tampoco con el chocolate. Utilizadlo como relleno o apostad por colocar fuentes de chocolate con brochetas de frutas en la mesa de dulces de la recena. ¡Serán muy bien recibidas como idea divertida para la boda!

La Fábrica Fotografía
La Fábrica Fotografía

Decoraciones exquisitas

En invierno, el color blanco de la nieve se convierte en el rey de las tartas y de los postres de boda. Para conseguirlo se suele apostar por el fondant, que encuentra en los meses más fríos del año la época perfecta para servirlo, ya que se conserva mejor. Otras opciones igual de válidas para conseguir el mismo resultado son las coberturas cremosas de chocolate blanco o vainilla que, con este clima más fresco, no se derretirán. Por otro lado, las flores, las frutas y los frutos secos propios de la estación serán excelentes opciones a la hora de vestir la tarta nupcial o los distintos postres. ¡Incluso podéis recurrir a divertidos toppers con motivos invernales! Una elección muy acertada, sobre todo si armoniza con el resto de ideas de decoración para la boda.

Presentaciones más apropiadas

Durante los meses de invierno, las tartas heladas, las texturas mousse y todo lo que puede dar sensación de frío al comer no son las más indicadas. En cambio, sí resultan muy acertados los clásicos pie americanos, las tartas de hojaldre rellenas de fruta, pudin o crema pastelera, y los deliciosos brownie templados bañados con chocolate caliente.

Recetas

Awen Studio
Awen Studio

Considerando estas reglas fundamentales, pedid al pastelero del banquete o del servicio de catering que os haga degustar alguna de estas recetas imprescindibles. ¡Os costará elegir solo una!

  • Tarta de chocolate blanco. El relleno puede ser de lo más variado: chocolate con leche, chocolate negro, vainilla, limón, pistacho, fresa, fruta de la pasión, zanahoria... Elijáis el que elijáis, seguro que a vuestros seres queridos les encantará. ¡Ya quemarán todas las calorías de más bailando en la pista de baile al son de esas fantásticas canciones románticas para bodas!
  • Tarta de chocolate blanco y queso. Una reinterpretación de la clásica cheesecake que podréis adaptar como tarta nupcial y servir a los invitados.
  • Bizcocho de invierno con frutos secos. Muy consistente y esponjoso, su dulce interior seducirá a todo tipo de paladares.

Ma petite pâtisserie
Ma petite pâtisserie

  • Red velvet. Esta tarta de llamativo color rojo brillante, rojo oscuro o rojo-marrón será perfecta si os casáis en diciembre, ya que su vistosa tonalidad evocará los tonos típicos de la Navidad. Con decoraciones inspiradas en la naturaleza, el resultado será ideal para enlaces boho chic.
  • Brownie. Consistente y delicioso, es un clásico que nunca falla. ¡Encantará a todos los invitados con su chocolate fundido y caliente en su interior!
  • Clafoutis de uvas. Este pastel es típico de la cocina francesa y contiene uvas horneadas con base de huevo, harina, leche y azúcar.
  • Muffins de leche condensada y frutos secos. Servid muffins individuales con pasas y avellanas en la mesa de dulces. ¡Serán tan vistosos como deliciosos!

Àlkhemi Laboratory
Àlkhemi Laboratory

  • Crumble de frutas de invierno. De origen anglosajón, el crumble es perfecto si habéis pensado en servir tartas individuales como postre del banquete o entre las diferentes ideas para candy bar. Es cremoso y crujiente por la cobertura arenosa. Puede ser de manzana, de frutas ácidas como las moras, de ciruela... ¡Un universo de sabores a cuál más delicioso!
  • Salame di cioccolato. Típico de Italia, el 'salchichón de chocolate' es una masa de chocolate y galleta que se deja enfriar y se corta en rodajas. Ideal para la recena, conservará la temperatura y no se derretirá… ¡pero vuestros invitados sí!
  • Pastas de mantequilla y crema de avellanas. Elaboradas a base de mantequilla, huevo, azúcar glas, harina, avellanas tostadas y vainilla, serán perfectas para acompañar el café o como dulce para el candy bar.
  • Trufas. Una dulce tentación ideal en una boda de invierno que, incluso, puede ser uno de los regalos para invitados de boda que vuestros seres queridos se lleven a casa.

Diletti
Diletti

  • Crepes de chocolate y avellanas. Serán ideales como postre o durante la fiesta final si tenéis pensado montar un corner o pequeña crepería para que los invitados pidan sus sabores preferidos.
  • Lacitos de hojaldre con miel y leche condensada. Un dulce perfecto para acompañar el café o para formar parte de la mesa de dulces.
  • Peras al borgoña. Fruta fresca sin piel y hervida con vino tinto, canela, anís y azúcar. ¡Fantástica!

Seguro que, tras el delicioso banquete, vuestros familiares y amigos estarán deseando que se entregue el ramo de novia y se repartan los prácticos detalles de boda para disfrutar de lo lindo de la parte "más dulce" del gran día. ¡Llega el momento de la diversión!