Terciopelo

Ya has pasado la fase de encontrar el vestido de novia ideal, has elegido el peinado y el maquillaje que lucirás e incluso tienes ya en el armario los zapatos de novia que calzarás en el día en el que te convertirás en esposa. Ahora sólo te falta completar tu look con el accesorio más importante: el ramo de novia.

Si no te convencen las opciones más tradicionales en las que se combinan distintos tipos de flores y tonalidades, atrévete con nuevas tendencias y elige un ramo con un único tipo de flor. Incluso con una sola flor de tamaño gigante. Echa un vistazo a estas ideas y déjate enamorar por la originalidad de estos diseños. 

1. Un solo tipo de flor

Manuel Orts

Los ramos de novia con un solo tipo de flor le van a dar a tu vestido el toque de personalidad que necesita. ¿Cuál es tu preferida? Rosas rojas, margaritas azules, tulipanes rosas… las opciones son infinitas.

Lady Selva

Las flores aromáticas, como la lavanda quedan geniales en los ramos de novia silvestres y combinarán a la perfección con tu vestido, dándole un toque de desenfado y belleza.

Sabemos que esta es una de las decisiones más complicadas. Pide ayuda a tu florista y que te ayude a diseñar uno de los ramos de novia originales con los que siempre has soñado. Elijas la flor que elijas, todo el mundo alabará la sencillez y la frescura del ramo.

2. Una sola flor de tamaño gigante

Llamas Fotografías

Una única flor como ramo de novia. ¿No lo has visto nunca? Cada vez son más las novias que se decantan por esta posibilidad, consiguiendo una elegancia sencilla y única. Un girasol con su luz propia, un lirio de agua que estilice tu estilo, una protea que le de ese toque exótico que buscas, una dalia de tamaño gigante o cualquier otro tipo de flor tropical.

Raul Herrera Photographer

Este estilo de ramos de novia naturales le dan distinción y sobriedad a tu vestido y les encantará a todo el mundo.

3. Ramos hechos a mano

Imatges de Vidre

Si te enamoran los ramos de novia artificiales, ¿por qué no te animas a lucir uno de ellos en tu "sí, quiero"? La ventaja de este tipo de flores es que las puedes guardar para siempre sin temor a que se vayan a estropear. Puedes jugar con las texturas, los colores, impregnarlas del olor que quieras que tengas, adornarlas con abalorios. Las ideas son tantas, que no sabrás con cuál quedarte. Y no puedes negar que tu toque personal estará dentro de cada pétalo.

Elige tu ramo de novia en función de tus gustos y tu estilo. Ten en cuenta que siempre puedes combinarlos con cualquiera de los peinados para bodas que hayas elegido lucir. Es sencillo, utiliza los mismos adornos que lleves en la cabeza para decorar tu ramo. Y si eres una romántica empedernida puedes incluso combinar los tonos del traje de novio que vaya a elegir tu pareja.