Como la elección de unos perfectos zapatos de novia que pongan el broche de oro al look nupcial de ella, la papelería de la boda resultará un básico para lograr el éxito en la organización de cualquier enlace. En concreto, las invitaciones de boda se han convertido en las grandes protagonistas dentro de este imprescindible, siendo las encargadas de cumplir una de las primeras funciones que los novios deben tener en cuenta en su boda: avisar sobre el romántico acontecimiento a sus más allegados –e invitados al enlace, por supuesto–. Y así como seguramente querréis seguir las últimas tendencias en vestidos o en trajes de novio –aquellos que luciréis radiantes en vuestro día–, las invitaciones también están marcadas por las últimas grandes modas nupciales; entre ellas, las invitaciones de boda 2019 caseras se han convertido en las más aclamadas por los novios, quienes apuestan por reflejar su personalidad en cada detalle del gran día. ¿Todavía no tenéis una idea clara de aquello que queréis para vuestras invitaciones de boda? Tomad nota de este fantástico DIY y apostad por unas invitaciones económicas, sencillas y muy personales.

Material

  • Blonda de cocina 
  • Invitación básica impresa en papel o cartulina
  • Regla
  • Cúter
  • Tijeras
  • Cinta adhesiva de doble cara
  • Etiqueta
  • Adorno
  • Pistola de encolar –o cola en su defecto–
  • Cordel

Como todas las ideas de decoración para bodas handmade, la elaboración de estas fantásticas invitaciones de boda caseras requerirá de unos pasos muy sencillos, pero que deberéis seguir al pie de la letra para lograr un acabado perfecto. Os los mostramos a continuación.

Paso a paso

1. Colocad la invitación básica sobre el centro de la blonda de papel.

2. Doblad los costados de la blonda de papel. Lo que debéis buscar en este paso es que, doblando la propia blonda –extremos laterales y parte superior e inferior–, se quede marcado el relieve de la invitación sin necesidad de hacer marcas con un lápiz.

3. Retirad la invitación y cortad con cúter la marca de los costados superior e inferior de la blonda. Para ejecutar este paso únicamente deberéis cortar con el cúter justo sobre la marca que, doblando la blonda en el paso anterior, habréis obtenido. Recordad que únicamente deberéis cortar los costados superior e inferior –los menos sobrantes– y dejar los costados laterales –donde la blonda sobra más–.

4. Adherid cuatro trozos de cinta adhesiva de doble cara en el reverso de la invitación.

5. Unid la invitación en el centro de la blonda gracias a la cinta adhesiva. Hacedlo procurando que la invitación se ajuste a las marcas que, al principio del tutorial, habéis obtenido doblándola sobre la blonda. Insistid marcando con los dedos para que la invitación quede bien pegada a la base de la blonda.

6. Decorad vuestra etiqueta. Daréis paso a la decoración de vuestra invitación cogiendo la etiqueta –aquella que más os guste para escribir un bonito mensaje en ella– y enganchándole, con la ayuda de una pistola de encolar o cola, todos los adornos que deseéis.

7. Atad con un cordel vuestra invitación. Hacedlo de forma que las blondas de los costados queden recogidas sobre la invitación.

8. Enlazad el cordel incluyendo vuestra etiqueta personalizada.

9. ¡Ya tendréis vuestra preciosa invitación de boda!

Entre el sinfín de ideas originales para bodas que han surgido en los últimos años, sin duda poder personalizar la fantástica papelería de vuestro enlace será de las mejores: invitaciones de boda vintage, rústicas, shabby o románticas, por ejemplo. Lo cierto es que el DIY os permitirá crear todo aquello que más os guste y que mejor se adapte a vuestro estilo, convirtiéndose en una gran apuesta para incluir en vuestra boda. Los detalles de boda con los que obsequiaréis a vuestros invitados e, incluso, los ramos de novia artificiales, también podrán ser el reflejo más nítido de vuestra personalidad gracias a la magia del handmade. ¡Apostad por ello y conseguid la absoluta personalización en vuestro enlace!