Qui and Co - Fotografía creativa

Desde los zapatos de novia hasta la mantelería del banquete, pasando por las invitaciones de boda, la decoración de las sillas o el envoltorio de los detalles de boda, elegir un color temático, que sea predominante en toda la decoración, puede ayudarte a conseguir un efecto espectacular en la organización de tu boda. Cada color tiene un significado, y hay unos más adecuados que otros dependiendo de la estación del año. Estos son los colores que pueden crear el ambiente que deseas en tu gran día.

Rojo

Joaquin Sanjurjo | Fotografia

Es el color del fuego y la sangre, y por lo tanto se asocia con la energía, la fuerza, el poder, la pasión, el deseo y, por supuesto, el amor.

Es un color emocionalmente intenso. Los detalles rojos tienen volumen, destacan mucho sobre cualquier superficie y son muy visibles. Utilízalo para acentuar aquellos detalles u objetos que quieras destacar en tu decoración: unas rosas rojas sobre un mantel blanco, unas cintas de color bermellón atadas a las sillas del banquete o unos platos rojos como ideas para el candy bar le darán un toque alegre y apasionado a tu boda. También puede ser muy impactante si decides llevar unos zapatos de novia de color.

Naranja

Ernesto Naranjo

Es la combinación de la energía del rojo y la alegría del amarillo. Se asocia con la felicidad, la luz del sol y los sabores cítricos. Representa entusiasmo, fascinación, creatividad, éxito y valentía.

Es un color muy cálido, así que da sensación de calor. Utilízalo en tu decoración si te casas en otoño o en invierno: crearás un ambiente acogedor. Tiene mucha visibilidad, así que también puedes usarlo para destacar elementos concretos de tu decoración. Un centro de mesa con frutas de color naranja creará un precioso efecto otoñal.

Amarillo

David Griso

El color del sol y del oro, se asocia con la felicidad, la inteligencia y la energía. Evoca sensaciones alegres. También se asocia con los niños, así que es muy adecuado para decorar una mesa infantil en tu boda, o un ramo de novia sencillo.

Al ser un color pálido e inestable, no se recomienda para crear decoraciones que pretendan crear un gran impacto visual. Es preferible destinarlo a detalles pequeños.

Verde

Fandi

El color de la naturaleza por antonomasia. Simboliza crecimiento, armonía, frescura y fertilidad. En tonos oscuros simboliza también riqueza económica.

Es un color que produce un efecto de relajación y seguridad. Perfecto para una boda primaveral o campestre. El verde oliva también se asocia con la paz y además crea un efecto ideal en los trajes de novio originales y de color. Absoluta tendencia. 

Azul

La Cámara de Pepa

El color del cielo y del mar, es ideal para las bodas marineras. Representa profundidad y estabilidad, confianza, lealtad, sabiduría, inteligencia, autenticidad y fe. Su efecto es relajante, y es perfecto para crear un ambiente de tranquilidad. También produce una sensación de orden y limpieza.

Adecuado para la decoración del entorno, no lo utilices en la mesa, porque produce falta de apetito. Combinado con colores cálidos como amarillo o rojo, puede crear un gran impacto.

Blanco

Ekaterina Gasanova

Es el color de las bodas: simboliza luz, bondad, inocencia, pureza y perfección. Su efecto en cualquier tipo de decoración siempre es positivo.

Una decoración nupcial en la que domine el color blanco nunca puede fallar. Es ideal para las bodas en primavera y verano, ya que produce una sensación de frescor y limpieza. No en vano es el color de la nieve.

Cuando elijas tu color, piensa en cuál es el que más se parece a tu personalidad, y utilízalo como motivo principal en todos los elementos decorativos de tu boda. También puedes añadir una flor de ese color o una diadema en tu peinado de novia, o pedir a las damas de honor que lleven vestidos de fiesta de ese color. ¡Triunfarás!