Parece que fue ayer cuando enviasteis las invitaciones de boda y cuanto todavía estabais pensando en las diferentes opciones en canciones de boda, en vuestros respectivos outfits nupciales y en todas esas ideas originales para bodas que convertirían vuestro gran día en una jornada única e irrepetible. No obstante, todo pasó, y el enlace se ha convertido ya en el mejor de los recuerdos. Después del "sí, quiero", viviréis una de las noches más especiales y románticas de vuestras vidas, convertida a su vez en el preludio de una larga vida juntos. Después de un día repleto de emociones llega el momento de relajarse y disfrutar al máximo en pareja...

1. Cuidar los detalles

Si preparáis minuciosamente la ceremonia y la celebración, ¿por qué no hacer lo mismo con la noche de bodas? Organizad con tiempo todos los detalles. Es muy importante dónde la pasaréis, ya que ha de regalaros privacidad y romanticismo. Todo debe ser pura magia, como en un sueño. Recordad que algunos hoteles incluyen pequeños lujos (desayuno en la habitación, regalos de bienvenida, botella de cava…). Junto a los detalles convencionales, también podéis preparar una sorpresa o un regalo súper especial a vuestra pareja para que esa noche se quede con la boca abierta.

Hotel Alborán Algeciras

2. Apostar por un detalle gourmet

Una botella de champagne o de cava con dos copas es imprescindible para celebrar vuestra noche de boda y brindar por la nueva vida que empezaréis juntos. ¡Es un gesto simbólico del que no podéis prescindir! Bombones o fresas con chocolate, por su sentido afrodisíaco, tampoco deben faltar.

3. Crear la ambientación oportuna

A juego con las fantásticas ideas de decoración para bodas, vestid el lugar en el que pasaréis la noche de boda con elementos románticos: velas aromáticas, pétalos de rosa flotando en la bañera, ramos de flores… Y no os olvidéis del aroma de la suite.  Algunas fragancias afrodisíacas son las frutales y florales, así como las herbales y especiadas.

Castell D'Empordà

4. Asegurar la comodidad

De poco servirá que esté todo perfecto si la cama es incómoda o las sábanas no son suaves. Si puede ser, elegid una habitación con una única cama king size. ¡Os permitirá descansar como niños!

5. Regular la luz

Una iluminación romántica es importante para crear un ambiente especial. Y si con las velas no os basta, preguntad si la habitación tiene reguladores lumínicos y comprobad qué tipo de luz ofrece. El ambiente tiene que ser sensual, pero también relajado y tranquilo. Y escoged una habitación con vistas y luz natural. Así por la mañana los rayos de sol se colarán entre las sábanas. ¿Puede haber mejor manera de despertar?

El Hueco

6. Elaborar una playlist con vuestras canciones preferidas

Muchas parejas deciden pasar su noche de bodas en la romántica suite de un hotel. Aunque esté todo organizado, no está de más que comprobéis si el espacio elegido disfruta de una atmósfera sensual. Y acordaros de planificar la música ambiental que puede "detonar" vuestro erotismo. Si os apetece, elaborad una playlist con vuestros temas preferidos. ¿O preferís volver a escuchar las canciones románticas para bodas que habéis escogido para vuestro paso por el altar?

7. Estar preparados para divertiros

Nada mejor para desconectar que relajarse. Y para empezar, quitarse el vestido de novia de corte sirena y el traje del novio puede ser la excusa perfecta para olvidarse de todo y pasar un rato desenfadado.

Vera Fleisner

8. Olvidar las prisas

La noche de bodas es para disfrutar del momento, así que aparcad las prisas, relajaros y dejaros llevar. Seguramente estaréis agotados después de tantas emociones y de bailar hasta altas horas junto a quienes recibieron vuestra invitaciones de boda 2019. Así que poco a poco id desconectando.

9. Comentar la jornada

Seguro que a lo largo del gran día no habéis tenido tiempo para hablar demasiado ni intercambiar opiniones ni impresiones. Ya tranquilos y solos, será un excelente momento para comentar lo más señalado del enlace.

10. Decir "sí, quiero" a la creatividad!

La noche de bodas es un buen momento para innovar con posturas, juguetes, masajes… Sea en el lugar que sea, dedicaos únicamente a disfrutar el uno del otro: será una noche inolvidable que perdurará para siempre en vuestra memoria y en vuestros corazones.

Durante todos los preparativos de vuestra mágica cita nupcial, no os olvidéis de preparar con igual de mimo la que será vuestra primera noche juntos tras el "sí, quiero". Después de la vorágine del día B toca olvidarse de todo, como de la entrega de los detalles de boda a vuestros familiares y amigos o del lanzamiento del ramo de novia. Centraos solo en disfrutar de la mutua compañía y de vuestro amor. El resto, puede esperar.