Víctor Aláez

Porque madre solo hay una, se merecerá todos los cuidados y atenciones el día de vuestro "sí, quiero". Ella será la mujer que te ayudará a estar sencillamente perfecta con ese precioso vestido, la que te enseñará a colocarte el ramo de novia y quien, sin duda, estará a tu lado desde los primeros preparativos del día B. Desde que anunciásteis vuestros compromiso, tu madre se ha convertido en esa fiel consejera y cuidadora, siempre dispuesta a echar una mano en detalles tan personales como la elección del diseño de las invitaciones de boda o de unos prácticos detalles de boda con los que sorprender a los invitados.

Por todo ello y por su amor incondicional desde siempre, tienes claro que le quieres agradecer públicamente todo tu cariño, convirtiéndola en la protagonista de algunos de los momentos clave del día B. Y como los momentos bonitos que vivirás a su lado durante el "sí, quiero" serán muchos, sería perfecto que vuestro fotógrafo no dejará pasar la oportunidad de capturarlos y guardarlos en el recuerdo material más preciado y duradero de vuestra boda: el álbum nupcial. ¿Quieres saber qué fotografías con tu madre resultarán imprescindibles? ¡Toma nota!

1. Horas previas al "sí, quiero". Nervios a flor de piel

Eivinss Audiovisual

Desde el minuto cero del gran día, tu madre no podrá faltar y estará a tu lado apoyándote y ayudándote en todo lo que necesites, ya sea recogiéndote el pelo o colocándote esa preciosa corona de flores, secándote una lágrima de emoción, besándote, poniéndote bien la cola de ese bonito vestido de novia de corte sirena... Las fotografías a su lado durante la preparación del look nupcial serán el primer imprescindible del álbum. Las imágenes de los momentos más mágicos del día B.

2. El primer encuentro... vestida de novia

Ernesto Naranjo

Y aunque ella será la que más te ayude y seguramente ponga el broche de oro a tu look con sus manos mágicas, bien sea retocándote el último cabello de ese moño alto o abrochándote los botones de la espalda del vestido, su rostro cambiará por completo al verte, por fin, convertida en novia. Por ello, esa imagen tampoco podrá faltar en el álbum. La fotografía de su rostro ilusionado, de esa lágrima de emoción ante tu total look nupcial, mientras coges el ramo de novia natural con el que siempre habías soñado, escuchando las palabras del padrino... Todo comenzará a hacerse realidad en ese instante, el "sí, quiero" estará cada vez más cerca y su rostro emocionado es otra imagen que, a buen seguro, el fotógrafo no querrá dejar pasar.

3. Lágrimas, sonrisas y gestos

Mario Setién Foto y Vídeo

Serán muchas las emociones que afloren durante el gran día y es prácticamente inevitable que en algún momento aparezcan las lágrimas... ¡de felicidad! Lo bueno es que tu madre estará siempre a tu lado para tomarte la mano, besarte, secarte las mejillas y, por qué no, llorar juntas. Instantes emotivos que te permitirán revivir todos los gestos de ternura compartidos a su lado durante tantos años y que, en una ocasión tan especial como la de tu boda, el fotógrafo deberá capturar para que no falten en el álbum nupcial.

4. Complicidad en estado puro

Noëlle Make Up Studio

Las miradas de complicidad no faltarán en todo el día. Con tu madre existe una conexión única y eso es algo que la cámara percibirá desde el primer momento. Bien sea durante la ceremonia, mientras os dedicáis unas palabras en el banquete nupcial o en el baile postboda. En todos los escenarios del "si, quiero" no faltarán los gestos de complicidad con esa mujer que, con tan solo una mirada, sabe cómo estás en cada momento. Está claro que madre no hay más que una.

5. Un regalo inolvidable

Moi Marie

Y cómo no... tampoco podrá faltar la fotografía de la sorpresa final. Está claro que tu madre se merece todos los mimos, cuidados y dedicatorias del mundo el día B y, aunque estos se sucederán a lo largo de la jornada, normalmente es al finalizar el banquete nupcial cuando podréis vivir ese momento cumbre. La cámara estará expectante, bien sea porque tienes pensado entregarle un regalo especial, una fotografía o, incluso, tu ramo de novia natural. Más allá del valor económico, habrá un valor sentimental tan puro en ese objeto que tu madre no podrá contener la emoción. Por supuesto, el fotógrafo será el primero en capturar esas imágenes llenas de vida, ternura y conexión especial.

Ahora ya sabes que son muchas las posibles fotografías al lado de tu madre que podrás guardar en el álbum nupcial. Imágenes llenas de naturalidad pero, sobre todo, con un gran valor sentimental y emocional. Ella, que lucirá preciosa con su vestido de fiesta, será la mujer más importante en tu gran día –ya que su presencia y calor serán un auténtico regalo–, mientras que, por su parte, no habrá nada más emotivo que verte radiante con el vestido de novia y, sobre todo, feliz. Serán momentos únicos que quedarán guardados para siempre en vuestra mente, en vuestro corazón... y en vuestro álbum fotográfico más preciado.