Tand'm

En los detalles reside la magia. Por ello, el ramo de novia o el prendido, entre otros complementos del outfit nupcial, se encargarán de poner el broche de oro al vestido o al traje de novio. Y en cuanto a decoración se refiere, ¿qué pequeños detalles brindarán ese toque único en el escenario del "sí, quiero"? Además del sinfín de ideas originales para bodas que queráis incluir en vuestro telón de fondo, el color que predomine en el romántico día tendrá gran relevancia en el resultado final de la decoración. De hecho, la tonalidad elegida será una de las protagonistas del escenario y de ella dependerá toda su armonía. Escoged un color acertado, que se funda con vuestro escenario nupcial y que, en combinación con dos colores más –como máximo–, dé un resultado único. 

Y si todavía no sabéis qué color puede encajar mejor en vuestro día B, debéis saber que el dorado se ha convertido en uno de los grandes favoritos para incluir en las distintas ideas de decoración para bodas de los últimos años. En combinación con un blanco o un nude, el dorado es el color por excelencia de los estilos más románticos, rústicos o shabby chic. ¿Os sentís identificados con alguno de ellos? Pues no dudéis en decir "¡sí, quiero!" a un enlace con toques gold.

Invitaciones de boda gold

Susana Ríos Fotografía

¿Qué os parece empezar por el principio? Si queréis que el dorado se convierta en el color por excelencia en los detalles de vuestro enlace, en primer lugar deberéis pensar en ideas de invitaciones de boda con toques gold. Aunque los expertos en el sector sabrán cómo hacer su trabajo, os aconsejamos que apostéis por modelos discretos y sencillos, incluyendo el dorado en pequeñas pinceladas –como puede ser el relieve de las letras, por ejemplo– y dejando un fondo blanco y "limpio". De esta forma evitaréis un diseño excéntrico o excesivo y conseguiréis que vuestros invitados puedan leer la invitación sin dificultad. Cuanto más clara sea la información, mucho mejor. Para crear sensación de unidad, no dudéis en emplear este mismo color en el resto de la cartelería nupcial, como en el seating plan, en las tarjetas de agradecimiento o en los carteles con el nombre de los comensales sobre las mesas.

Outfit nupcial con dorados. Cada detalle cuenta

Jolies

Atrás quedaron los clásicos vestidos de novia de corte sirena y de un blanco puro. En la actualidad, son muchas las novias que apuestan por diseños exclusivos que reflejen su personalidad hasta en el último acabado. Es por ello que en los últimos años el dorado ha adquirido gran presencia, sobre todo, en vestidos de novia sencillos pero con detalles únicos como, por ejemplo, una espalda de infarto, un cinturón elaborado a mano o un escote efecto tattoo lace. La combinación perfecta del blanco con el dorado ha hecho que este último sea el encargado de marcar la diferencia en el outfit nupcial. Una espalda con brocados gold, un cinturón con flores doradas o unos hombros con pequeños relieves del mismo color brindarán personalidad y un efecto romántico chic único a cualquier vestido de novia. ¿Os seduce la opción de un cuerpo con esta tonalidad? Será un absoluto 10. ¡Seguro!

La decoración: ¡que predomine el dorado en cada rincón!

Blanch Fotografía

Al igual que ocurre con el diseño de vuestras invitaciones de boda caseras, si queréis incluir el dorado en la decoración del enlace deberéis hacerlo en pequeños detalles. Por ejemplo, ¿qué os parece vestir las mesas de vuestro banquete con un bajo plato dorado –seguido de un plato principal de porcelana blanca–, o bien apostar por una cubertería o una vajilla con pequeños relieves gold? A juego con las minutas de la boda, que lucirán el mismo diseño dorado de las invitaciones, ¡quedará ideal! Decantaos por una mantelería blanca o bien en tonos crudos, beige o arena para conseguir una armonía perfecta. Del mismo modo podréis incluir el dorado en vuestros centros de mesa, en los portavelas que vistan vuestro escenario o en otros detalles, como en los marcos de la cartelería que deseéis incluir en vuestro gran día. 

El dorado más dulce

David Bernalte

Entre las últimas tendencias en tartas de boda destacan los pasteles con pequeñas hojas doradas. Como veis, el tono gold dará juego hasta en el postre de vuestro "sí, quiero". Se trata de tartas elaboradas con bizcocho y un relleno dulce. Las hojas doradas son comestibles y se funden a la perfección con el resto de la base del pastel, creando una textura firme y exquisita... ¡Todo un lujo para el paladar! Apostad por tartas naturales, en tonos nude y blancos, para que el efecto oro destaque todo lo posible. Sin duda, vuestro pastel enamorará por completo. Tanto por su sabor como, por supuesto, por su belleza estética. 

Un vestido de novia con toques dorados en sus brocados, una decoración envuelta en pequeños detalles gold y todos los que recibieron esas invitaciones de boda tan especiales fascinados con la magia que desprenderá vuestro "sí, quiero". Sin duda, el dorado es una apuesta segura si lo que deseáis es vestir vuestro romántico telón con un color único. La combinación perfecta de romanticismo, elegancia y personalidad.