Maquíllate Conmigo
Maquíllate Conmigo

¿Llevas tiempo cuidandote el cutis para lucir una piel perfecta en tu gran cita, verdad? Del mismo modo, seguro que comes sano para verte estupenda en tu vestido de novia, ya sea entallado o no. Y una buena pedicura hará que tus zapatos de novia abiertos queden espectaculares. ¿Cómo cuidar el cabello? Si notas que ha perdido algo de brillo y no lo ves perfecto, convendrá que le prestes la debida atención para que, sea cúal sea el peinado de boda que elijas, el resultado sea impecable. No te pierdas estos útiles consejos y... ¡luce un pelo perfecto el gran día!

Cepíllalo correctamente

Aparte de para conseguir un aspecto más aseado, cepillarse el pelo tiene otros beneficios, pues elimina el exceso de grasa y los restos de suciedad y de diferentes productos que se han ido adhiriendo a la fibra capilar a lo largo del día. Y no solo eso. También revitaliza la circulación del cuero cabelludo y potencia el brillo del pelo. No obstante, hay una diferencia entre el uso y el abuso. Por ello, lo ideal es que te lo cepilles dos veces al día: por la mañana y antes de acostarte.

Y presta atención a no desenredarlo con vigor cuando está mojado, pues puedes romper las puntas. De hecho, es mejor que te peines el pelo en seco antes de lavarlo, cuando está fuerte. En cualquier caso, hazlo suavemente empezando por las puntas, continuando por la parte central y acabando por la parte superior. Un cepillo de púas anchas será tu mejor aliado.

Ten en cuenta, además, que la tecnología te puede ayudar a aportar brillo extra y a reducir los problemas de encrespamiento. ¿Cómo? Apostando por un modelo iónico. Verás qué guapa estás tanto si apuestas por un moño para pelo rizado como por una trenza medieval, un peinado lateral o un recogido bajo.

Sicalipsis
Sicalipsis

Buenos productos para el lavado

El pelo va acumulando suciedad a lo largo del día por su contacto con el ambiente, así que conviene que lo laves de forma regular. ¿Cuál es la frecuencia ideal? Dependerá de diversos factores, como tu tipo de pelo o el largo del mismo. Eso sí, evita usar champús agresivos que destruyan las capas más superficiales de la cutícula y provoquen su deshidratación.

Un champú adecuado será aquel que posea un ph neutro y no incluya sustancias abrasivas. Así que si notas tu pelo frágil, con tendencia a quebrarse, es señal de que le falta nutrición. En este caso, emplea mascarillas específicas y déjatelas el tiempo recomendado por la firma para que actúen correctamente. Por otra parte, si notas tu melena encrespada y con falta de brillo es que necesita una buena dosis de hidratación. Selecciona champús con aloe vera, glicerol, panthenol o keratina en su formulación pues, gracias a su estructura, estos ingredientes retienen la humedad dentro del cabello creando una película protectora.

No abuses de los recogidos apretados

Quizá eres de las que, prácticamente a diario, apuesta por llevar el pelo sujeto en una trenza, una coleta o un moño alto. Cualquiera de estos recogidos son preciosos, están de moda y resultan de lo más cómodos. Sin embargo, llevar siempre el pelo tirante lo debilitará. Así que no dudes en dejarlo suelto de vez en cuando.

También es importante que prestes especial atención a los elementos que utilizas para sujetar el cabello. Por ejemplo, conviene que los coleteros estén recubiertos por materiales suaves que no quiebren las fibras del pelo. Y recuerda: los formados por una pieza de plástico en espiral no dejan marca y, por lo general, no se enredan con el cabello.

Alma Fotografía
Alma Fotografía

Protege el pelo de agresiones

Si vas a usar elementos de calor, como planchas, emplea antes productos protectores. Otra agresión a la que puedes someter el cabello es al cloro de la piscina, por lo que lo mejor en estos casos será que adquieras productos profesionales que eviten dañar la queratina del pelo y que, además, rechacen el cloro. La decoloración y los tintes también lo estropean, por lo que deberás cuidarlo al máximo.

Y en verano, además de tu piel, tocará proteger tu cabello del sol. De este modo, lo mantendrás fuerte y sano. Ten en cuenta que cuanto más fino sea el pelo más deberás protegerlo del sol, dado que es el que más sufre las consecuencias negativas del mismo y no te verías perfecta en tu boda ni con un peinado para pelo suelto ni con cualquier otra opción.

Como puedes ver, los gestos más simples harán que tu pelo recupere todo su esplendor y brille casi tanto como todas las guirnaldas que adornarán el jardín, una de las muchas ideas originales de boda que tenéis ideadas para vuestro día B. Y es que seguro que, desde bastante antes de enviar las invitaciones de boda, ya estáis completamente sumergidos en los preparativos del enlace para conseguir que este sea tan personal y único como vosotros. ¡Enhorabuena!