Estudio Tandem

Vuestros gustos más personales, el estilo del enlace, las ideas originales para bodas que queráis incluir, el lugar de celebración... Si ya tenéis en mente el envío de vuestras invitaciones de boda y os encontráis en plena organización, deberéis tener en cuenta varios elementos para conseguir el resultado final esperado. Del mismo modo que dedicaréis muchas horas a la elección de ese vestido de novia mágico o en conseguir el traje ideal para vuestra figura, también tendréis que hacerlo a la hora de escoger la decoración del escenario de vuestro día B. 

Una acertada elección de los colores de vuestra boda –que podrán ser de uno a tres– resultará imprescindible si queréis que todas las ideas de decoración para bodas que incluyáis en vuestro gran día tengan ese toque personal y único. Y como sucede con el resto de elementos, la elección de esta tonalidad –o tonalidades– dependerá de muchos factores. Entre ellos, la estación del año en la que os caséis.

Aunque es cierto que ya no hay reglas escritas a la hora de vestir el escenario de la boda, conocer los estilos de decoración más clásicos os ayudará siempre que necesitéis algo de inspiración. En el caso de la elección del color, y si no tenéis una idea clara de qué tono encajará mejor en vuestra boda, guiaros porla estación del año en la que os deis el "sí, quiero" os será de gran ayuda.

Y es que, al igual que la estación determinará qué flores pueden lucir radiantes en un ramo de novia natural, también os servirá para saber qué tonos encajan mejor en un escenario de boda dependiendo de la época del año en que se celebre. ¿Os imagináis qué colores pueden ser? ¿Sentís curiosidad por descubrir la tonalidad idílica para vuestro enlace? ¡Os la enseñamos a continuación! 

Primavera

Beatriz Tudanca

La primavera es la segunda estación más cálida del año, y trae consigo los primeros brotes de color y brillo. De hecho, es el augurio de lo que está por venir: el brillante verano. Si os casáis en esta mágica temporada, sin duda vuestros colores serán el blanco y los tonos pastel. En cuanto a estos últimos, encontraréis una gran variedad de tonalidades suaves, neutras y frescas, como el beige, el rosa palo, el lila, el azul turquesa o el verde. Una variedad infinita, armónica y romántica. Colores que le darán vida a vuestro escenario, a un ramo de novia sencillo e, incluso, a otros detalles del outfit nupcial. ¡Unos zapatos de novia de color pastel serán un 10!

Verano

Laura Arroyo

Llegó la estación más vibrante del año. Los colores de una boda veraniega deberán ir acorde con el azul del cielo, el resplendor del mar y el brillo de unos rayos de sol llenos de fuerza. Tonos como el amarillo limón, el coral, el turquesa, el verde menta, el rojo fuego o el fucsia harán que vuestro "sí, quiero" desborde absoluta vitalidad. 

Otoño 

Beatriz Tudanca

El otoño es la estación en la que los colores más brillantes del verano se envuelven en un halo de pura calidez. El blanco adquiere un tono apagado, cercano al beige, y los colores más vibrantes se oscurecen. De la gama de los rojos, el granate y el naranja son los colores más otoñales, mientras que el verde menta deja paso a un verde hierva y las gamas cafés adquieren mayor protagonismo. Sin duda, un "sí, quiero" en otoño desemboca en calma y equilibrio.

Invierno

Sublim

El invierno es una época fría, pero no lo son sus bodas. Un "sí, quiero" invernal será especial y único. Son pocos los novios que apuestan por celebrar su enlace en esta estación, y ese es uno de los motivos que convierte una boda de invierno en algo exclusivo y personal. ¡Un vestido de novia sencillo y con mangas siempre será un acierto!

Y aunque el blanco predominará en estos enlaces, también lo hará el juego de contrastes con otros colores, como el rojo, el gris perla, el azul, el ocre, el rojo o el verde. Por supuesto, el dorado y el plateado también tendrán una presencia especial en estos gélidos escenarios, pues son los colores de la navidad. ¡De una de las fiestas más emotivas y alegres del año!

Tras escoger el color de vuestro "sí, quiero" ya tendréis gran parte del trabajo hecho. Pensad qué detalles de vuestro look nupcial, como los zapatos de novia o cualquier pequeño elemento que quiera lucir él en su bonito traje de novio, podrán tener un toque de color único y a juego con el resto del escenario. Así, el tono de vuestra boda estará presente en todo momento y todo el tiempo invertido en su elección habrá valido la pena. ¡Haced que vuestro "sí, quiero" luzca único!