Bodalia
Bodalia

Tanto las parejas casaderas como las empresas del sector nupcial y los enamorados del mundo de las bodas estamos de enhorabuena con la vuelta de las bodas tras la COVID-19. Y es que pese a los complicados momentos vividos, la ilusión por celebrar el amor sigue intacta. De la misma forma que vosotros estaréis deseando que llegue el momento de lucir el vestido de novia y el traje de novio elegidos para la ocasión, de pronunciar el mágico "sí, quiero", de degustar los deliciosos platos del menú seleccionado y de disfrutar de las mejores ideas originales de boda, los profesionales implicados en vuestro gran día están deseando volver a poner su granito de arena para hacer que el día B sea tan especial como siempre habéis soñado. Es el caso, entre otros, de los fotógrafos. Y es que gracias a su valioso trabajo podréis tener un recuerdo de por vida muy especial: un álbum de fotos que atesore los momentos más emotivos e importantes de la jornada. ¿Queréis saber cómo encaran la 'nueva normalidad' de las bodas y cómo están viviendo este proceso? Os traemos tres testimonios diferentes de tres empresas del portal que nos lo cuentan de primera mano. ¡No esperéis más y seguid leyendo!

La experiencia de Josan Fotógrafo

Josan Fotógrafo
Josan Fotógrafo

Desde que el equipo de Josan Fotógrafo supo que arrancarán la temporada el próximo 11 de julio, no pueden estar más contentos. Lander nos cuenta cómo lo vivieron. "En un principio, Erika y Alfredo nos dijeron que tenían hasta tres planes. El plan normal para el 11 de julio de este año y otros dos planes para el año que viene: el 31 de julio y el 14 de agosto. Así que cuando nos contactó la novia y nos dijo que seguían adelante con el plan A, nos sorprendió gratamente". Un enlace que, además, será de envergadura, ya que contará con más de 100 invitados. Un plato fuerte con el que dar la bienvenida de nuevo a las bodas tras el coronavirus. ¿Cómo fue el proceso? "Tomamos la iniciativa de ser los que llamáramos a las parejas. Sí es verdad que algunas de las más cercanas nos empezaron a enviar Whatsapps muy rápido, pero en general fuimos nosotros los que nos interesamos por ellas. En primer lugar, para preguntarles cómo se encontraban, que era lo más importante. Y después, en función de la fecha que habían elegido, para saber si la iban a mantener pese a la incertidumbre y, en caso de cambiarla, conocer cuál era la nueva para poder organizar nosotros también la agenda".

Josan Fotógrafo
Josan Fotógrafo

Las medidas de seguridad e higiene que adoptarán

A la hora de elaborar los reportajes gráficos, adoptarán todas las medidas de seguridad e higiene pertinentes. "En el sentido de la propia realización de las fotos, afortunadamente tenemos herramientas suficientes como para mantener la distancia interpersonal y hacer igualmente unas fotos maravillosas". Aún así, a modo de curiosidad, señala la dificultad añadida que supone llevar la mascarilla en su trabajo. "Es difícil respirar, acercarte al visor de la cámara y que no se empañe". Unas condiciones excepcionales a las que considera que hay que sacar el lado positivo. "En estos tiempos resulta muy fácil decir: qué suerte, yo no me casé en ese periodo. Sin embargo, yo creo que las parejas que ya se han casado o se casarán durante la pandemia podrán decir bien alto y con orgullo: yo me casé durante el coronavirus, con mascarilla, y demostré el amor a la persona que quiero en momentos difíciles. Y, aunque quizá no se puedan mostrar todas las emociones que he sentido, las he vivido". También apunta a que las fotos de los protagonistas con las mascarillas serán un recuerdo más de la etapa vivida y que, por supuesto, pueden formar parte del álbum. "Al igual que el ramo, la mascarilla será otro complemento más. Incluso habrá novias que, en función de cómo hayan elegido el vestido, se la harán a juego". 

Josan Fotógrafo
Josan Fotógrafo

Un mensaje de ánimo para todas las parejas

Pese a todas las inquietudes generadas por la COVID-19, tienen claro que lo importante es seguir adelante, por lo que desean lanzar un mensaje de optimismo a todas las parejas que, de una manera u otra, se han visto afectadas por el coronavirus. "Queremos transmitirles toda nuestra confianza y apoyo. Decirles que lo importante es que se casen, que lo celebren, que lo pasen en grande con toda su familia y amigos. Lo que importa es que estamos todos aquí y podemos celebrar este tipo de eventos".

La visión de Fotocracia

Fotocracia
Fotocracia

Fotocracia es otra de las empresas que nos ha querido contar su realidad. Para ellos la época de bodas ya ha dado el pistoletazo de salida con dos uniones distintas: una en Olite (Navarra) y la otra en Zaragoza. Manuel, que es quien está al frente del equipo de profesionales, nos detalla la experiencia. "Como para ellos lo importante era la ceremonia y casarse, pues lo han hecho. Han renunciado de momento a una fiesta, pero en ambos casos dicen que harán una celebración más adelante cuando se pueda, y así reunir a toda su gente". ¿Cómo ha sido trabajar con ellos y con el resto de parejas? "Han sido un sinfín de llamadas telefónicas, mucho trabajo de gestión". Una situación nunca antes vivida, a la que todo el mundo se ha tenido que adaptar rápidamente. "Hay que comprender que la pareja tiene un enorme disgusto porque su ilusión es casarse, ya que lo tienen todo preparado. Entonces tú tienes que intentar facilitarles las cosas porque lo están pasando mal". 

Fotocracia
Fotocracia

No cambiará el resultado final

Dos bodas con menos invitados de los previstos inicialmente, pero igual de maravillosas en cuanto al producto artístico final. "Tengo editada la boda de Olite y ha quedado chulísima. El resultado es muy bonito”. En este sentido, y hablando de los nuevos formatos de bodas, no van a haber grandes cambios. "Desde un punto de vista estético, en cuanto a la calidad de las fotos no hay diferencias. No van a cambiar las condiciones de luz, los espacios van a ser los mismos...". En lo relativo a las medidas de protección, higiene y distanciamiento social estipuladas por el Gobierno, no serán un impedimento para que los futuros recién casados tengan un álbum de recuerdo único e irrepetible con los mismos encuadres de siempre. "Llevamos máscaras por si acaso y evitamos el contacto físico con todo el mundo. Técnicamente, en vez de usar angulares, hemos empezado a usar objetivos más cerrados, más teleobjetivos, para así estar más lejos de la gente". Aún así, Manuel explica el posible obstáculo con el que se pueden encontrar. "Si, por ejemplo, estás haciendo los preparativos de una novia, mientras la maquillan en un cuarto chiquitín, pues te puedes alejar hasta la pared y ya está. Hay ese condicionante". 

Fotocracia
Fotocracia

Palabras de optimismo para el futuro inmediato

Aunque el coronavirus haya puesto en pausa muchas de las citas nupciales que estaban previstas para estos últimos meses, eso no cambia las muestras de cariño que se esconden en todos los rincones de nuestro país. Y es que el amor todo lo puede y su fuerza está más presente que nunca. Algo que precisamente se demuestra con la vuelta de las celebraciones, tal y como afirma Manuel, que quiere enviar unas palabras de optimismo a todas las parejas. "La situación poco a poco está cambiando. De hecho, la principal muestra de ello es que ya hay bodas otra vez y que se van normalizando. Lo importante es que las parejas se casen. Si tienen menos invitados, no importa. Que se casen igualmente, que no esperen. Lo importante en su vida es que den ese paso y lo completen. Que sigan con su plan vital y no dejen que un virus les haga cambiar sus planes". 

La mirada de Bodalia

Bodalia
Bodalia

Para Bodalia, a pesar de ser un año atípico, el vocablo que resume lo que sienten con la 'nueva normalidad' es "alivio". "Será un alivio decir que por fin volvemos a la normalidad. Que las parejas tendrán su día y que nosotros podremos estar allí". Marta, uno de los dos corazones de Bodalia, nos cuenta cómo ven las bodas postcoronavirus y cómo será la primera de la temporada. "Arrancamos con unos chicos a los que conocimos hace tiempo. Hicimos primero una preboda en Valldemossa y nos comentaron que son muy fans de París, de Disney, así que nos fuimos allí a hacer la otra preboda y, por supuesto, la más especial. Ellos se casaron el 20 de junio y no tenían duda de si aplazarla o no. Estaban seguros de que con invitados o no seguirían adelante, incluso cuando no se sabía nada. Por suerte han podido tener finalmente invitados y la boda que ellos querían". 

Acompañar a las parejas en los nuevos formatos de bodas

La nueva realidad tras el coronavirus ha dado paso a nuevos formatos de boda, como las de carácter más íntimo o las de doble celebración. Opciones que están ganando terreno en el ámbito nacional y con las que Bodalia se encontrará. "Además de la boda del 20 de junio, tenemos a dos o tres parejas extranjeras que todavía no están seguros, no de si se podrán casar, sino de si sus familiares podrán venir. Ya hay una que nos ha dicho que aunque sean ellos dos y nosotros, lo harán. Así que tendríamos un enlace muy íntimo". 

Bodalia
Bodalia

Soluciones para las fotos de grupo 

Las medidas de seguridad e higiene estarán garantizadas, aunque ello no significará perder la esencia del reportaje. "Nosotros sí que vamos con mascarilla durante toda la boda, tanto por nosotros como por los invitados. Y, por supuesto, con el gel hidroalcohólico de manos todo el rato. Además, tenemos objetivos suficientes para tirar a largo alcance y poder echarnos para atrás sin que ellos noten la diferencia en el resultado". En cuanto a las fotos de grupo, pondrán en marcha una iniciativa perfecta en estos momentos. "Antes de la COVID-19 teníamos un nuevo concepto que vamos a aprovechar para lanzar ahora: la wedding wall. Una especie de póster donde cada invitado se hace una foto por separado y luego se juntan para que aparezcan todos. Es una manera de que nadie toque a nadie, y estén todos". Una forma de innovar y a la que le podrán sacar mucho provecho en el contexto actual. 

En cuanto a las mascarillas, dependerá de cada pareja si quieren que formen parte del día B o no. "Hay parejas que, incluso, están preparándose mascarillas con los nombres personalizados. Así que siempre preguntaremos si en el reportaje prefieren obviarlas o desean que las mostremos como una parte más del momento actual". Por último, ¿qué les dirían a las parejas afectadas? "Que hagan lo que ellos sientan. Que, si la quieren hacer, al final lo importante de una boda es celebrar el amor. Y lo van a celebrar y se van a querer igual con mascarilla que sin mascarilla, con más gente o con menos gente". 

Tres magníficos ejemplos que revelan la realidad nupcial postcoronavirus desde el otro lado del objetivo, al tiempo que demuestran que el amor no se cancela. Porque el soñado momento de intercambiar las alianzas sigue estando ahí, acompañado de las mejores canciones de boda. Y porque ni la COVID-19 puede frenar el amor. ¡Vivan los novios!