Alonso & Andrade

Ya está todo listo: el maquillaje, el peinado para bodas, los complementos... Estás preciosa con tu vestido de novia y en unos minutos tus invitados asistirán por fin a tu entrada estelar. Si vas en coche, deberás tener en cuenta el protocolo nupcial a la hora de acceder y salir del vehículo que te lleve hasta el lugar de la ceremonia. Y si no estás acostumbrada a manejarte con prendas tan voluminosas, no te preocupes. Aprender a colocar el ramo de novia y la cola del vestido es sencillo. ¡Toma nota!

Ubicación dentro del coche

Joaquín Corbalán Fotógrafo

Lo primero que has de saber es que la novia debe ir en la parte trasera, a la derecha del conductor, mientras que el padrino se colocará a tu izquierda.

Sin embargo, es mejor que preveas si el sentido de la marcha es el contrario del habitual, y por tanto, al aparcar el coche o la limusina, será la puerta izquierda la que quedará frente al lugar de la ceremonia. En ese caso, quizá sea conveniente que te sientes en ese lado, justo detrás del conductor, con el padrino a tu derecha. Lo principal es que sorprendas a todos con una visión directa de ti y de tu fantástico vestido.

En cualquier caso, intenta viajar en la parte trasera, porque ese espacio extra te vendrá genial para colocar la cola del vestido. Aunque claro, si te mareas mucho, ¡mejor prevenir que curar!

Cómo subir al coche

La Costilla de Adán

Ahora que ya sabes dónde sentarte, hay que saber cómo hacerlo: accede al coche por el lado contrario al de tu asiento. De esta manera, la cola entrará después de ti. Podrás extenderla y colocarla con mayor facilidad, y también te seguirá cuando salgas del vehículo.

Cómo bajar del coche

Amalgama Fotografía

Habéis llegado a destino. Lo primero que tienes que pensar es esto: tranquila. Estás a punto de reunirte con las personas que más quieres en el mundo, y en especial, con tu prometido. Saboréalo. Es un momento único.

Cuando estés lista, entrega el ramo que hayas elegido –ya sea un ramo de novia silvestre, un bouquet de rosas o bien un ramo de novia con calas– a tu padrino, que estará justo a tu lado. Él bajará del coche y te esperará al otro lado, por donde tú desciendas, para volver a entregártelo cuando estés lista. No tengas prisa.

Un consejo que suelen dar los fotógrafos es que, al bajar, mires en dirección a tus zapatos de novia originales. ¿Por qué? Por dos motivos: para que te concentres en ese pequeño escalón entre el coche y el suelo, y porque así ¡quedarás muy dulce y favorecida en la primera fotografía!

Sal con calma y disfruta. Camina lo suficiente para que la cola del vestido quede totalmente fuera del coche. La distancia variará según hayas optado por un vestido de novia de corte sirena, en cuyo caso tendrás que caminar más, generalmente, que si te has decantado por un vestido de novia de corte princesa, que suele ser más voluminoso que largo. De todos modos, no te preocupes, pues en el pequeño paseo hacia el altar ya irás cogida del brazo izquierdo del padrino, con tu ramo en la otra mano.

Eso es todo. ¡Lo has conseguido! Ya se escucha de fondo una de las canciones de boda que elegisteis con tanto cuidado. Sientes la emoción de avanzar hacia el principio del resto de tu vida, de vuestra vida juntos. Te acompañan los más cercanos, que están guapísimos con sus vestidos de fiesta. El día más bonito de tu vida no ha hecho más que empezar.