Osiria Fotografía
Osiria Fotografía

Hay algunas tradiciones nupciales en torno al vestido de novia, como que el novio no debe verlo antes del día B, cuando ella lo luzca junto a su ramo de novia y con a ese algo azul, algo prestado, algo nuevo y algo viejo. Las bodas son territorio del imaginario colectivo, pero la cultura lo desarrolla y lo adapta a los tiempos presentes. Es el caso de las latas con las que se adorna la parte trasera del coche de novios. ¿Os interesa la opción de convertirla en otra de vuestras ideas originales para bodas? Os contamos cómo hacerlo.

1. ¿De dónde viene la tradición?

Directamente de Estados Unidos, del otro lado del charco. Antes solía pensarse que los malos espíritus atacarían a los recién casados por pura envidia, y una buena manera de ahuyentarlos era armar mucho alboroto. Sonoro ruido para asustarlos. Por eso, y porque antes no había opción de subir el volumen de las canciones románticas para bodas para armar jaleo, se ataban recipientes metálicos y latas a la parte trasera del coche de los novios.

Más Que Momentos
Más Que Momentos

 2. ¿Por qué es tan conocida la imagen?

La figura de los novios que se besan mientras el coche se aleja con las latas arrastrando es bien famosa, porque la cultura popular se ha encargado de reproducirla en cine y otras artes con frecuencia.

Ilustra el final perfecto: ver a las novias con sus peinados con velo de perfil y a los novios trajeados que las besan apasionadamente sellando su gran amor, antes de encaminarse juntos hacia un futuro prometedor...

3. ¿Cómo se puede adaptar esta tradición?

Si estáis barajando ideas de decoración para la boda, no penséis solo en el recinto de la ceremonia o en el lugar de celebración. Hay que cuidar cada detalle, como las actividades que envuelven las ideas para el photocall o la iluminación, sin olvidarse del aspecto del coche de los novios.

Por eso, una posibilidad es que adaptéis la gama cromática predominante en vuestro enlace a la pintura de las latas, para que conjunte. O bien aprovechar los lazos, listones, cuerdas o cadenas para combinar el estilo que hayáis elegido en la boda: más industrial, más boho-chic, más clásico…

Acordaos que el modelo de coche también aportará mucho: si es antiguo o nuevo, su forma y sus colores. Hallad la combinación que más os convenza y adelante con ello.

Aimee K Photography
Aimee K Photography

4. ¿Se puede 'customizar'?

Por supuesto, el toque llamativo y escandaloso puede potenciarse aún más si introducís novedades en la tradición de las latas. ¿Qué tal unos letreros que recen Recién casados o Just married? ¿Y si las letras fueran las propias latas, con un mensaje? ¿O escribir diferentes frases en las latas? ¿Y si cambiarais las latas por tarros de conserva aún más grandes, para armar todavía más jaleo?

Todo cabe. También son muchos los que han reversionado esta opción y, en lugar de latas, atan globos, flecos, guirnaldas, lazos, coronas de flores… ¡No hay límite para la imaginación!

5. ¿Pueden participar los amigos?

Estáis de enhorabuena: sí. No es raro que el padrino o las damas de honor se ocupen de decorar el coche como sorpresa para los novios.

Y si creéis que no se les ocurrirá a ellos por iniciativa propia, podéis encargárselo en calidad de tarea adicional, junto con la organización de la despedida de soltero o la pronunciación de algún discurso.

Troulados
Troulados

Si os encanta la idea de las latas, pensad que podéis utilizarla y adaptarla en los detalles de boda para los asistentes o como elemento decorativo que apueste por el reciclaje. Y, por supuesto, incorporarla a las invitaciones de boda: la figura o el contorno de las latas será un motivo maravilloso para acompañar la cita del gran día, ¿no os parece?