El vehículo de boda –así como otros básicos que pueden pasar desapercibidos en los enlaces, como la elección de las canciones para bodas, por ejemplo–, conforma, en realidad, uno de los momentos más importantes y emocionantes del día B: el de la llegada de la mujer protagonista de la jornada, descubriendo por fin su precioso vestido de novia. Por ello, el coche nupcial será un elemento muy importante que deberéis tener en cuenta cuando empecéis a pensar en las ideas originales para bodas que incluiréis en la vuestra. Y no solo deberéis tener en cuenta el modelo elegido sino también su color e, incluso, su decoración. ¡Descubrid cómo conseguir que luzca impecable en vuestra esperada cita nupcial!

Variados estilos para todos los gustos

Aunque tradicionalmente los novios apostaban por alquilar un coche de boda de líneas clásicas, de aspecto lujoso o con una característica única en su diseño –como el hecho de que se tratara de un modelo descapotable, por ejemplo–, en la actualidad son muchas las parejas que eligen su propio vehículo personal –es decir, aquel que comparten en su día a día– o bien se decantan por un coche que refleje al máximo tanto el estilo del enlace como su propia personalidad. Y, en este sentido, con la aparición de nuevos estilos de boda, más informales, y de un gran número de ideas divertidas para bodas, muchos novios escogen un vehículo de estilo rústico o vintage.

¿Cómo decorarlo?

Independientemente de cuál sea vuestra elección como coche nupcial, lo importante es que incluyáis en él algún detalle que refleje tanto el romanticismo de vuestro gran día como vuestro propio estilo, al igual que también lo hará ese maravilloso vestido de novia vintage, por ejemplo. Los lazos y las flores siempre han sido una apuesta segura y súper demandada por los novios si bien, hoy en día, estas opciones se han multiplicado y han dado paso a muchas otras, más contemporáneas, pero igual de atractivas a la vista. Es el caso de banderines, globos, pompones, guirnaldas, telas, bonitas composiciones florales...

La clave del éxito

La magia de este tipo de decoración reside en la gran variedad de opciones que existen, así como en la versatilidad de los elementos que las conforman, los cuales permiten obtener un vehículo de boda realmente único y lleno de carácter. Precisamente por ello, tanto la elección de vuestro coche nupcial como la decoración del mismo dependerán por completo de vuestros gustos personales. Pero, ¿cómo acertar seguro? Siguiendo unas premisas básicas, que os permitirán lucir de forma absolutamente impecable el vehículo, sin margen de error.

El primer punto que deberéis tener en cuenta será el tipo o estilo de coche que hayáis elegido para vuestro gran día. Así, si el vehículo ya llama poderosamente la atención por sí mismo, pues se trata de una pieza antigua, de un imponente deportivo o de un diseño de llamativa tonalidad, lo mejor será optar por una decoración poco recargada, pues el exceso de ornamentación tapará su belleza natural. Unos ramilletes de flores en las manijas de las puertas o en la bandeja interior del coche resultarán muy indicados. Al igual que colocar en el parachoques trasero un pequeño buqué, un precioso cartel de "recién casados" o cintas de color, a juego con las distintas ideas de decoración para bodas.

¿Os va más un diseño retro, a juego con las invitaciones de boda vintage, por ejemplo? Una gran variedad de flores, idénticas a las del ramo de novia silvestre, carteles con el clásico "recién casados" o "just married", latas arrastrando desde el parachoques o unos banderines ocupando gran parte de las puertas harán de este coche vuestro perfecto acompañante de boda.

El estilo de la celebración es algo que también deberéis tener en cuenta pues, al igual que el resto de la decoración, tendréis que adaptar los diferentes elementos que coloquéis en el vehículo nupcial a la esencia de vuestra boda, ya sea clásica, rústica o romántica. En este sentido, los pequeños ramilletes de flores complementados con lazos o bien las clásicas cintas blancas dispuestas en los retrovisores, las manijas o el capó, por ejemplo, serán opciones perfectas en bodas de estilo clásico. Mientras que unos banderines de tela, un ramo de estilo desenfadado con flores originales, unas pizarras o unos carteles con mensajes simbólicos serán básicos indispensables en enlaces de estilo rústico o vintage. En los "sí, quiero" más románticos no podrán faltar detalles como las latas que arrastran por el asfalto y todo tipo de flores clásicas adornadas con telas, como el tul o el encaje, así como, de nuevo, preciosos carteles. Y si queréis darle un toque diferente a la decoración, independientemente de vuestro estilo, luciréis coches perfectos y muy divertidos gracias a unos bonitos globos o guirnaldas. ¡Dejad volar vuestra imaginación!

Cuidar cada pequeño detalle del día B os permitirá marcar la diferencia en vuestra gran cita nupcial. Y entre los diferentes aspectos que hay que tener en cuenta se encuentra la decoración del coche de boda. Así que ya sabéis. Poneos manos a la obra cuanto antes y no os olvidéis que, del mismo modo, deberéis cuidar la elección de esos prácticos regalos de boda para todos vuestros seres queridos y de los increíbles vestidos de fiesta para las damas de honor. ¡Convertid vuestro día B en una gran celebración!