Fotografiad-r

Es normal que el día antes de la boda sientas que los nervios se adueñan de ti. El tiempo ha pasado muy rápido y tienes la sensación de que fue ayer cuando estabais preparando las invitaciones de boda para enviarlas. No paras de repasar mentalmente todos los detalles que conforman tu enlace: el vestido de novia que quieres probarte por última vez, el ramo de novia que llega en unas horas, la decoración de cada uno de los rincones... Para unos segundos y respira. Todo está perfectamente organizado, así que nada va a salir mal. ¡Y vas a ser una novia guapísima! Relájate y desconecta con la ayuda de estas ideas.

1. Sesión de Spa

Miriam Duarte Fotografía

Resérvate unas horas por la mañana o por la tarde solo para ti. Ves a que te hagan un buen masaje relajante de cuerpo entero. También puedes hacerte un tratamiento de belleza en casa con una buena crema hidratante tras la ducha, empezando por la cara y terminando en los pies, poco a poco, con calma. Es importante que, durante todo ese rato, tengas el móvil apagado o en silencio para que nada ni nadie pueda romper tu momento zen.

2. Tus amigos, tu mejor baza

Berta Fotografías

No hay manera de mantener la mente en blanco y no dejas de pensar en si tendrías que haberte decantado por los moños altos en vez de escoger un semirecogido, o si el menú asignado será del gusto de todos. ¡No le des más vueltas! Tus elecciones han sido las correctas y tienes la gran suerte que cada uno de los profesionales que has contratado te ayudará con cualquier problema que pueda surgir. Así que lo mejor que puedes hacer es quedar con tus amigos o esa persona que sabe cómo hacerte reír y minimizar todas tus dudas.

No hace falta que hagáis ningún plan especial. A veces es mejor uno simple pero eficaz. Por qué, ¿hay algo más relajante que una tarde de cine en el sofá con palomitas o una buena pizza? Elige una película divertida o romántica pero, sobre todo, rodéate de buena compañía y olvídate de todo lo demás.

3. Date un capricho

Sergi Espinosa

Date un lujo, ponte bien guapa y vete a cenar a tu restaurante favorito con tu pareja. Seguramente él también estará nervioso y necesitará desconectar de todos los preparativos. Daros un tiempo solo para vosotros en un ambiente romántico e íntimo que os permita desconectar y dejar de pensar por unos instantes, en todo lo que está por venir. Mañana vais a compartir con todos vuestros seres queridos el amor que sentís el uno por el otro. Es importante que lo recordéis y aunque haya imprevistos o dudas, como si gustarán los regalos originales para tu boda, seáis capaces de afrontarlos y disfrutar de la magia de uno de los días más felices de vuestras vidas.

4. Pasear para desconectar

Maduixa Foto Antonio Valverde Fotograf

Caminar ayuda a despejar la mente, sobre todo si es al aire libre y en un sitio en contacto con la naturaleza. No pasa nada si es montaña o playa, lo importante es que te ayude a desconectar. Puedes ir sola, acompañada o con un buen libro, como te sientas más cómoda. Pero si finalmente prefieres que venga alguien contigo y habláis de la boda, que sea para decir todas las cosas maravillosas que te esperan. Como, por ejemplo, las ganas que tienes de estrenar tus zapatos de novia vintage o de probar el increíble catering que habéis contratado. Es importante que durante este paseo no tomes ninguna decisión. Simplemente dedícate un tiempo a ti y a recordar todas las cosas bonitas que te están sucediendo.

Mantener los nervios a raya te permitirá disfrutar mucho más de un momento tan único en la vida como son las horas previas a tu enlace. Respira tranquilamente y recuerda que tienes listo hasta el último detalle, como la elección de las canciones para tu boda o caminar por casa con tus magníficos zapatos de novia para que se adapten perfectamente a tus pies el gran día. Piensa en la nueva etapa que está por venir y en lo felices que vais a ser juntos. ¡Lo mejor está por llegar!