Sahba

Tan tradicionales del banquete como la entrega de los detalles de boda con los que se agradece a los invitados sus asistencia, el primer baile como marido y mujer al son de las canciones para bodas más románticas y personales u otras ideas de decoración para bodas tales como las flores, los centros se han convertido en un imprescindible que pone el broche de oro a las mesas del banquete nupcial. Y así como con otras ideas originales para bodas, los novios actuales se han adaptado a la fantástica tendencia del DIY Do It Yourself– convirtiendo sus centros en detalles económicos y completamente personalizados. Si soñáis con una boda que refleje por completo vuestro estilo y apostáis por los detalles handmade, convertir la decoración de las mesas nupciales en vuestra propia obra de arte será todo una acierto; tomad nota de estas diez fantásticas ideas para unos centros DIY únicos.

1. Tarros de vidrio decorados con flores y tela

La casa de Charlotte

Reciclad los tarritos de vidrio que acabéis, limpiadlos bien y jugad con su decoración. ¿El resultado? Unos fantásticos centros de mesa a un precio completamente asequible. Ideales para bodas de estilo rústico y de carácter desenfadado; complementad los tarros con tela de encaje o cuerdas de tela de fibra gruesa, y con flores de colores vivos, en contraste con paniculata o lavanda, por ejemplo. Si por el contrario soñáis con una estupenda boda de estilo romántico o shabby chic, podréis pintar los tarros en tonalidades nude o blanco, y culminar con un fantástico centro de mesa incluyéndole flores de estas mismas tonalidades, con algo de paniculata si deseáis.

2. Botellas de vino o corchos

Más Que Momentos

En cuanto a centros de mesa, si vuestra apuesta es una boda rústica en plena naturaleza, entre viñedos, por ejemplo, o incluso en una preciosa bodega, veréis que es muy sencillo conseguir un centro de mesa completamente en sintonía con el escenario, ideal para ambos y económico; con una simple botella de vino decorada obtendréis un resultado fantástico. Si además estas botelas pertenecen al vino que ambos habéis compartido durante vuestra relación, vuestro centro de mesa adquirirá un sentido todavía más emotivo y especial.

3. Globos

El Paraguas Azul

Los globos darán vida, color y personalidad a cualquier elemento de la decoración de una boda. Volved a vuestra infancia, y conseguid que vuestros invitados también lo hagan, convirtiendo estos fantásticos elementos en unos centros de mesa únicos. Dependiendo del color, podréis adaptar los centros de mesa elaborados con globos a un estilo u otro, aunque siempre encajarán mejor en una boda al aire libre, de estilo más clásico o romántico. No obstante, los globos en color blanco se adaptarán de maravilla a la decoración de una boda rústica, por ejemplo, pues sus tonalidades neutras crearán el perfecto contraste dentro de un escenario completamente natural.

4. Figuritas origami

Jesús Lara

Las figuras de origami son maravillosas, y sin duda serán la muestra más clara de un centro de mesa elaborado y personal hasta el mínimo detalle. Haced de estas peculiares figuritas vuestro centro de mesa; podréis representar la figura que más os guste y en las tonalidades de vuestra boda, para conformar así unos centros completamente integrados en la decoración de unas mesas de banquete únicas. Aunque se adherirán por completo a cualquier estilo de boda, las figuritas de origami con un gran colorido, serán el perfecto aliado de unas mesas rústicas, en tonalidades muy naturales.

5. Cestas de mimbre con flores

Laura Daluna

Las cestas de mimbre encajarán a la perfección en bodas de estilo rústico o incluso shabby, siempre en tonalidades muy nude. Por ello, se convertirán en un perfecto centro de mesa, si además en ella incluís vuestras flores favoritas, en la forma, color y cantidad que deseéis. Lo ideal siempre será que escojáis unas cestitas de un tamaño considerable, para que quepan el mayor número de flores posible, pero siempre sin excederse, pues deberéis tener en cuenta que vuestro centro de mesa no estorbe a los comensales. Las flores en distintas tonalidades, mezcla de las más clásicas con las silvestres, y en diferentes tamaños, conformarán un excelente centro de mesa, perfecto para vosotros.

6. Frutas y/o frutos de temporada

Jesús Lara

Si celebráis vuestra boda en una fecha señalada, en la que son típicos ciertos elementos, así como alimentos, podéis confeccionar un estupendo y temático centro de mesa, en sintonía plena con la época del año. Si celebráis una boda de estilo rústico, por ejemplo, ciertos frutos otoñales, como las calabazas, darán un toque súper personal y divertido a vuestro centro de mesa. Además, como existen de varios tipos y tamaños, podréis jugar con ellas de la forma que deseéis, obteniendo un centro de mesa ajustado por completo a vuestros gustos. Las piñas o las castañas, por ejemplo, también darán ese efecto otoñal, ideal por sus colores en bodas al aire libre, con escenarios completamente naturales.

7. Gominolas

M&T Fotografía Creativa

¿Amantes de las golosinas y el dulce? Haced un divertido centro de mesa a base de gominolas; escoged las que más os gusten, siempre teniendo en cuenta la estética de vuestro centro. Por ejemplo, podréis confeccionar un centro súper original, si incluís en él piruletas y chucherías de color. Las tan populares nubes, así como otras golosinas en tonalidades nude y blanco, también conformarán un estupendo centro de mesa, que además de riquísimo, combinará con cualquier estilo, ¡y gustará seguro a todos vuestros invitados!

8. Dibujos o fotografías

The Fifty Moments

Dejad volar vuestra parte más creativa y cread unos románticos centros de mesa a partir de caricaturas y dibujos en papel, elaborados por vosotros mismos. Por supuesto, para esta idea deberéis tener en cuenta vuestras dotes artísticas, pues los dibujos tendrán que estar a la altura de vuestra maravillosa boda. Si por el contrario no os animáis a dibujar vuestros propios centros de mesa, podéis sustituirlos por fotografías vuestras, y de vuestros amigos, por ejemplo, o de lugares que os enamoren por completo.

9. Recipientes de temática marina

Blanco y Caramelo

Si celebráis una boda a pie de playa, o simplemente os enamora todo lo relacionado con el mar, esta idea podría ser perfecta para ambos; conformad un centro de mesa a base de elementos marinos. Por ejemplo, colocad en un bonito recipiente de cristal arena, así como conchas u objetos en forma de estrellitas de mar. Otra idea, con la que conseguiréis un estupendo centro de mesa, lleno de vida y color, es la de cambiar la arena por piedras de color, con agua y objetos flotantes, tales como flores o las mismas conchas. Tenéis un sinfín de ideas para conseguir un centro marino, perfecto para vuestras románticas mesas nupciales.

10. Libros

Blanco y Caramelo

¿Apasionados de un buen libro? Si leer es una afición que ambos compartís, y consideráis que la lectura es algo importante, así como fundamental en vuestras vidas, agrupad vuestros libros favoritos y, con ellos, elaborad vuestros centros de mesa. Se trata de una idea mágica, romántica y muy personal, sobre todo, que además se adaptará por completo a cualquier estilo de boda. Si además combináis estos libros con vuestras flores favoritas, vuestro centro de mesa adquirirá un acabado perfecto.