Leandro Ruiz Videógrafo y Fotógrafo

Las flores son protagonistas en el escenario de la gran mayoría de enlaces. El ramo de novia, por ejemplo, es uno de los complementos más importantes que lucirá la mujer protagonista del gran día. Y lo mismo ocurrirá con el pequeño ramillete en forma de prendido, un básico en cualquier traje de novio clásico. Las flores también serán las mejores aliadas para vestir el escenario nupcial de la forma más romántica, no cabe duda. Asimismo, encontraréis pocas ideas originales para bodas que no incluyan alguna que otra flor... Y es que el resultado es único. 

No obstante, no todas las ideas de decoración para bodas tienen que tener flores para que resulten ser una absoluta maravilla. Y un ejemplo claro lo encontramos en los centros de mesa, tan importantes en la decoración del banquete nupcial como lo serán unos bonitos zapatos de novia cómodos en el outfit de ella. Aunque creáis que las flores son imprescindibles a la hora de vestir vuestras mesas de la mejor forma posible, lo cierto es que encontraréis un sinfín de ideas en las que las flores no necesariamente deberán estar presentes. ¿Queréis conocer algunas de ellas? ¡Tomad nota!

1. Velas. Todo un clásico

Al igual que las flores, las velas son otro gran clásico de la decoración. Como centros, un sinfín de velas colocadas en forma de camino si se trata de mesas alargadas o bien agrupadas en la parte central de una mesa redonda, quedarán fantásticas. Apostad por velas de diferentes tamaños y colocadas en pequeños portavelas si lo que buscáis es un resultado más sencillo. Y si, por el contrario, queréis algo más romántico, no dudéis en poner las velas en pequeños candelabros de acero envejecido o cristal. ¡El resultado será una absoluta maravilla!

Por supuesto, las velas también quedarán ideales en centros de mesa modernos. Lo último son las velas flotantes: colocadlas en un recipiente con agua y dejadlas flotar con total libertad. Sin duda, esta es la opción más actual y demandada por una gran mayoría de parejas.  

El Jardín de los Molinos

2. Un enlace con sabor a mar

Las bodas temáticas están a la última y, sin duda, el mar es uno de los temas más aclamados. Para una boda con sabor mediterráneo, apostad por convertir un recipiente ancho de cristal en una pequeña playa... ¡y en el mejor centro de mesa para vuestro enlace! Incluid en él un poco de arena y elementos marinos, como estrellitas de mar, caracolas o piedras. Sin duda vuestros seres queridos –que ya conocieron la temática de vuestro enlace al recibir las invitaciones de boda caseras– quedarán fascinados con la originalidad de estos elementos. ¡La playa será vuestra mejor fuente de inspiración!

3. ¡Centros de mesa afrutados!

Del mismo modo que las frutas se han convertido en las protagonistas de los ramos de novia 2019, también marcan tendencia en la decoración nupcial. Así, frutas, verduras u hortalizas se convertirán en elementos decorativos con los que podréis jugar y formar preciosos bodegones. Veréis que quedarán ideales, sobre todo en escenarios campestres o con un cierto toque rústico chic. 

Si, por el contrario, soñáis con un estilo más colorido, vivaz y personal, ¿qué os parece incluir frutas tropicales en vuestro centro de mesa? Mangos, papayas, aguacates... ¡El resultado será de 10!

El Rincón de Montse

4. Plumas. El toque chic

Plumas, máscaras, sombreros... Una boda inspirada en el teatro, en el carnaval o en el clásico Gran Gatsby será la excusa perfecta para que no falten estos elementos en vuestros centros de mesa nupciales. ¡Llenos de vida y diversión! De hecho, y si lo que queréis es que vuestros invitados no tengan tiempo para aburrirse durante el banquete, ¿qué os parece convertir estos centros en un juego? Animad a vuestros invitados a que se pongan parte del atrezo que da forma a la decoración de las mesas y ¡dejad que complementen sus trajes de fiesta de una forma única mientras se lo pasan en grande! 

5. Cestitas de mimbre. El toque rústico

Si hay algo que os inspire o apasione, llevadlo a vuestra boda. Así, si sois amantes del punto, la costura o el craft, por ejemplo, podréis apostar por crear vuestros centros de mesa a partir de cestitas que incluyan todo lo necesario para estas labores: lanas, tijeras, retales, agujas de tejer, botones... Y si además las combináis con un mesero a juego, como una tela de arpillera con el número de la mesa formado por botones cosidos a ella, ¡conseguiréis la combinación perfecta!

Patricia Rivas

Y así como encontraréis una gran variedad de vestidos de novia, las ideas también son infinitas en cuanto a centros se refiere. Tan solo deberéis apostar por algún centro de mesa adaptado a vuestros gustos personales o a aquella afición que compartáis como pareja. Libros, globos, cuadros, fotografías... cualquier elemento que os identifique, en armonía con el resto del escenario, se convertirá en vuestro centro de mesa ideal. Simplemente deberéis tener en cuenta el estilo o la temática de la boda, junto con otros elementos, como los colores predominantes en el escenario o la estación del año en la que os deis el "sí, quiero". ¡Quienes recibieron vuestras invitaciones de boda quedarán fascinados al ver la personalidad que refleja vuestra decoración!