Render Emotion
Render Emotion

Está claro que hay muchas ideas originales para bodas dedicadas a la parte de la celebración, pero también la propia ceremonia ritual puede albergar grandes sorpresas. Y no hablamos solo de las canciones para bodas que os acompañarán mientras camináis con paso firme hasta el altar, ¡sino del propio altar! Recordad que si la boda es civil y en el exterior, las opciones a la hora de decorarlo se multiplican. Echad un ojo a estos diseños alternativos, ¡e imaginad lo bien que os veríais con el maravilloso vestido de novia y con el elegante traje! Os encantarán todos. ¡Seguro!

1. Arcos

Elena CH Photo & Vídeo
Elena CH Photo & Vídeo

Los arcos florales son muy acogedores y decorativos y, sin duda, llenarán de calidez vuestro "sí, quiero". Pero también de belleza y colorido. Además, en función de los materiales y colores empleados en su confección, se adaptarán por igual a cualquier escenario y estilo nupcial. Así, los de madera encajarán en bodas boho, campestres, vintage o desenfadadas, mientras que los de metal serán ideales en enlaces de esencia urbana o industrial. Asimismo, podréis esoger las flores que deséis, estén o no en sintonía con el ramo de novia silvestre. Sin embargo, quizá no sean la opción más original a estas alturas. Por ello, ¿qué os parece apostar por vestirlos con enredaderas de plantas, lazos o pompones? El resultado será igual de espectacular en cualquier caso.

2. Círculos y otras formas geométricas

Anna Svobodova
Anna Svobodova

Junto con los tradicionales círculos, hay otra opción más actual a la hora de dar forma al altar de boda: las figuras geométricas. Puede ser un rombo, un triángulo... Lo que queráis para marcar la diferencia en vuestra gran cita nupcial. Espigas, flores sueltas, composiciones florales o, incluso, las tendenciosas plumas –tan de moda entre las propuestas de vestidos de novia 2020– bastarán para vestir estos llamativos altares al aire libre.

3. Puertas y biombos antiguos

Hotel Spa Relais & Chateaux A Quinta da Auga
Hotel Spa Relais & Chateaux A Quinta da Auga

Entre las ideas divertidas para la boda está la de apostar por puertas –con o sin cristales– o biombos antiguos a la hora de dar forma al altar. Podéis restaurarlos conservando su envejecido natural o bien pintarlos de blanco o del color elegido en vuestras ideas de decoración para bodas. Pueden ser puertas de casa, de establo, contraventanas... Del mismo modo, podéis dejarlos tal y como están o bien vestirlos con flores, telas... Será un excelente escenario de fondo para enlaces de espíritu shabby chic y rústico. Y simbolizarán a la perfección el inicio de la nueva vida que emprendéis de la mano.

4. Decoración colgante

Alba Olivares
Alba Olivares

La decoración colgante es un imprescindible en las bodas actuales, por lo que no podrá faltar en vuestro "sí, quiero". Pero, ¿cómo utilizarla en el altar? Muy sencillo. Bastará con apostar por una estructura de madera o bien por colocar unos postes en el lugar en el que queráis intercambiar las alianzas. A continuación, podréis unirlos con cuerda y colgar de esta todo lo que deseéis: tarritos de cristal con velas en su interior, globos, pompones de seda, envases de vidrio con flores, atrapasueños, jaulas metálicas, macetitas con plantas... ¡Llenarán de romanticismo y carácter vuestro escenario nupcial al aire libre! Y serán perfectos en todo tipo de enlaces.

5. Con muebles de época

Finca El Regajal
Finca El Regajal

Si sois unos amantes de los elementos antiguos e, incluso, os habéis decantado por unas invitaciones de boda vintage, sin duda, os encantará esta opción. Se trata de recurrir a muebles antiguos vuestros o de algún familiar para llenar de personalidad el altar. Una cómoda, un antiguo escritorio, un bureau... ¡Todo servirá! Además de cumplir a la perfección con su función, tendrán un gran significado sentimental tanto para vosotros como para quienes os rodean. ¿Puede haber algo más romántico el día B? Unos sencillos jarrones de cristal con flores frescas bastarán para decorarlos, aunque también podéis apostar por colocar varios volúmenes de libros (antiguos, por supuesto), bodegones de frutas, vuestras iniciales… Del mismo modo, recurrid a butacas de piel, a un sofá o a un banco de madera como asientos. 

6. Con elementos llenos de carácter

El Mas de Can Riera
El Mas de Can Riera

De niños, ¿solíais columpiaros en el antiguo columpio familiar? ¿Os encantaba la emoción de subir y bajar sin parar y la sensación de sentiros libres y felices? ¿Qué os parece pues la idea de recuperar este elemento para un "sí, quiero" tan único y personalizado como el que deseáis? Aseguraos de que está en buen estado y, si el vuestro va a ser un enlace en el que, de fondo, suene música para bodas civiles, no lo dudéis. Decoradlo con unas bonitas flores frescas o colocad una alfombra debajo para no manchar los fabulosos zapatos de novia de color. ¡Será una fantástica manera de vestir el escenario nupcial!

7. La propia naturaleza

The Love & Roll
The Love & Roll

¿El vuestro va a ser un enlace en el bosque? No lo dudéis y convertid la naturaleza propia del lugar en el mejor telón de fondo posible para un "sí, quiero" único. ¿Cómo? Aprovechando el tronco de los árboles para sujetar unas telas blancas y diferentes composiciones florales o bien optando en su lugar por sencillas estructuras de madera que no desentonen con el entorno y que os permitan disfrutarlo en todo su esplendor. ¿Os imagináis lo que será levantar la vista y sentiros arropados por árboles centenarios?

8. Cortinas blancas

Emovere Studios
Emovere Studios

La máxima "menos es más" funciona siempre. Y, como no podía ser de otra manera, también en el panorama nupcial. Así que si sois unos amantes del minimalismo, del romanticismo o de la sencillez, apostad por vestir vuestro altar con unas sobrias cortinas blancas. ¡No necesitaréis nada más para llenarlo de vida! Una sencilla estructura de madera o metal servirá para sujetarlas, al igual que las ramas de los árboles si tenéis previsto daros el "sí, quiero" en un bosque o jardín. Tan delicadas como fantásticas, podréis apostar por vestirlas con diferentes flores o bien con unos corazones de tela o de tejidos naturales. ¡El resultado marcará la diferencia en vuestro escenario nupcial!

Con un altar tan especial en el que daros el "sí, quiero", seguro que todo vuestro día B estará lleno de magia. La misma que sentirán quienes recibieron vuestras invitaciones de boda cuando os vean intercambiar las alianzas, radiantes y felices, cuando saludéis a la llegada al banquete, cuando cortéis la tarta nupcial o cuando les repartáis los detalles de boda que, con tanto mimo, habéis seleccionado para ellos. Vuestra gran cita nupcial será sencillamente... ¡única!