Be Weiss

Chill out significa relajarse y, en sus orígenes, solo hacía referencia a un tipo de música pero, poco a poco, se ha ido extendiendo a la decoración y a todo tipo de fiestas, entre las que se incluyen las bodas. Si soñáis con un enlace tranquilo y diferente, y buscáis las mejores ideas originales para bodas, estad atentos a estos tips. ¡No solo encontraréis el estilo chill out en las canciones para bodas! Todo podrá seguir la misma línea, incluso los detalles de boda.

1. Música

Como hemos comentado, la música es el origen del chill out, por lo que es algo imprescindible si queréis conseguir ese ambiente lounge tan agradable en vuestro gran día. Descartad las canciones románticas para bodas y la tan cotizada, hoy en día, música para bodas civiles y, en su lugar, escoged sesiones chill. O bien, apostad por un DJ que aporte el toque bohemio, como si de un club ibicenco se tratara. ¡Será un acierto! 

Be Weiss

2. Al aire libre

Aunque cualquier ambiente se puede transformar para acoger una boda chill out, los espacios abiertos son los más idóneos para este tipo de eventos. La playa, un acantilado, una zona boscosa, un prado… ¡Las ideas de decoración para bodas harán el resto!

3. Cerca del agua

Muchos clubs optan por celebrar fiestas chill out cerca del agua por la calma que transmite al ambiente. Para una boda chill es ideal escoger un jardín con piscina, donde colocar velas flotantes, o a pie del mar, por la paz que puede aportar al evento. Y, no lo dudéis: la mejor idea de detalles de boda será regalar calzado cómodo: alpargatas, zapatillas, flip flops...

4. Libertad de movimientos

En la bodas chill es esencial que los invitados se sientan libres y puedan moverse a su antojo. Por eso, huid de los asientos asignados. ¡Son propios de las bodas tradicionales!

El Bosquecito

5. Decoración

Lo ideal será el mobiliario sencillo, sobre todo de jardín, que invite a la tranquilidad y dé mucha libertad a los asistentes: sofás, pufs, mesas bajas, muebles auxiliares y hasta camas libanesas. Se deben crear espacios cómodos que combinen telas fluidas y materiales naturales, como el ratán o el bambú. Asimismo, es recomendable incluir complementos textiles, como cojines, caminos de mesa o alfombras, entre otros.

6. Colores

Los colores son muy importantes en este tipo de celebraciones, ya que son los encargados de transmitir calma y tranquilidad. Por eso, decantaos por tonalidades neutras que aporten claridad: diferentes tonos de blancos, colores tierra y similares. Recordad que también se puede apostar por las tonalidades vivas, aunque lo aconsejable es que no sean los predominantes. Por ejemplo, ¿qué os parece como idea para el candy bar incluir un tono vibrante que rompa con todo?

7. Iluminación

La iluminación es crucial para crear el ambiente chill en la celebración. Debe ser suave pero que alumbre lo suficiente para tener total visibilidad en el lugar. Los farolillos y las velas dan una magia especial al entorno y, a su vez, transmiten calma al espacio.

Berezi Moments

8. Catering

Una boda chill out no acostumbra a seguir el típico protocolo de cóctel, banquete y baile. Es mucho más casual y abierta. Por eso, la comida tiene que ser fácil de tomar. Un buena idea es inclinarse por la cocina fusión y servir raciones individuales. Otra, incluir un bufé libre. Y, paralelamente, los cócteles pueden ser un gran acierto por ser todo un clásico de las fiestas chill out.

Recordad que dentro del estilo chill out existen variantes, dependiendo del toque que le queráis dar: romántico, marroquí, japonés, mediterráneo, tropical o árabe, por ejemplo. Eso sí, en todas ellas es muy importante no recargar demasiado los espacios. Optad por la simplicidad para mantener el espíritu chill, igual que lo haréis cuando escojáis las invitaciones de boda con las que citaréis a vuestros invitados y les sugeriréis qué tipos de vestidos de fiesta serán los más indicados.