Fernando Baños

Hay que cuidarse siempre, eso ya lo sabes, pero si quieres estar radiante el día de tu boda, debes empezar a cuidarte ya mismo y a todos los niveles. ¿Sueñas con vestidos de novia que no sabes si podrás ponerte? El estrés, la mala alimentación y los hábitos poco saludables dejan huella en el cuerpo y el rostro. Por mucho que los estilistas sean expertos en maquillaje y en peinados para bodas con los que mejorar tu aspecto, el rostro no engaña si está cansada. Tomar muchas vitaminas, hacer un poco de ejercicio de forma regular y seguir algunos sencillos consejos de belleza te ayudarán a llegar al gran día en plena forma. Así que a la hora de empezar a organizarlo todo no comiences por las invitaciones de boda. Empieza por ti. Después ya podrás preocuparte de buscar ideas divertidas para bodas.

Imágenes de mi boda

Alimentación

A muchas de nosotras puede darnos pavor ver las nuevas colecciones de vestidos de novia 2019 y pensar: "¿cómo me quedará a mí?". Si tienes sobrepeso y necesitas ayuda para adelgazar, contacta con un buen nutricionista que te ayude a alcanzar el peso que deseas. No confíes en dietas milagro ni en productos dietéticos. Es preferible hacerlo bien, con tiempo y con el seguimiento de un experto, que además te animará a conseguir tus objetivos. ¡Seguro que cuando acabes ninguno de los vestidos de novia corte sirena se te resistirá!

Pero si lo que quieres es perder entre 2 y 4 kilos para estilizar tu silueta de cara al gran día, seguir estos sencillos consejos te ayudará:

  • Toma al menos 2 litros de líquidos al día. Puede ser agua, zumos naturales (sin azúcar), infusiones, caldos de vegetales… Elimina el alcohol completamente y bebe leche desnatada. También puedes sustituirla por leche vegetal: de soja, de avena, de arroz…
  • Desayuna bien. El desayuno es la comida más importante del día. Toma una gran rebanada de pan integral o un tazón de cereales integrales para desayunar, acompañados de algo que no tenga mucha grasa: queso fresco, jamón dulce… Come al menos dos piezas de fruta a lo largo de la mañana. Esto es muy importante, ya que la fruta aporta muchas vitaminas, fundamentales para tener una piel sana y bella.
  • Comidas equilibradas. Empieza siempre la comida con una gran ensalada. De segundo plato come lo que quieras, pero evita el pan.
  • Merienda saludable. Un yogur con galletas, una infusión, fruta… Algo ligero y sano que te ayude a llegar sin hambre a la cena.
  • Cena ligero. Evita las ensaladas, que pueden producir hinchazón. Es preferible cenar verduras salteadas, al horno, al vapor o hervidas, con un poco de proteína, como carne, pollo o pescado a la plancha.

Como regla general, come pescado al menos dos días a la semana, y legumbres tres días a la semana.

Ejercicio

Si tu vida es más bien sedentaria, empieza a adquirir el hábito de caminar 30 minutos al día. Puedes andar a tu ritmo, pasear por la playa, mirar escaparates… Esta media hora te servirá además para desconectar y relajarte. Si puedes, practica algún deporte dos días a la semana: ve al gimnasio, a la piscina, juega a tenis… Lo que más te divierta. O aprovecha para buscar detalles originales para bodas con los que sorprender a vuestros invitados. Hazlo a pie, como la selección de detalles de boda solidarios. Matarás dos pájaros de un tiro.

Relajación y meditación

El estrés es terrible para la piel: nos envejece, nos hace parecer tristes y demacradas. Es muy importante aprender a relajarse cada día. Busca en internet ejercicios de relajación o meditación y procura practicarlos cada día, al menos 5 minutos, a la hora que te vaya mejor. También puedes apuntarte a un curso de meditación o a una escuela de yoga.

Cuidados de la piel

Una vez a la semana hazte un peeling casero que limpie tus poros en profundidad. Puedes hacerlo solo en el rostro o bien en la cara y el cuerpo. Y no te olvides de la zona del escote. ¡Sobre todo las que pensáis lucir vestidos de novia con escote corazón o en V! Aplícate a continuación un sérum nutritivo. Los que contienen vitamina C son fabulosos. El sérum prepara la piel para la hidratación: aplícate una crema hidratante que sea específica para tu tipo de piel, tanto por la mañana como por la noche, cada día. Asimismo, es muy importante que te desmaquilles bien cada día, sobre todo antes de aplicarte la crema hidratante por la noche.

Para limpiar la piel, acude a una profesional que te haga una limpieza de cutis en profundidad. Si tienes la piel muy grasa, conviene hacerlo cada seis meses. Recuerda: puedes hacerlo una semana antes del enlace, pero nunca el día antes. Podrías tener la piel enrojecida.

Si seguís estos sencillos consejos, no solo llegaréis radiantes al día de vuestra boda, sino también llenas de energía y felicidad. ¿Pensando en vestidos de novia corte imperio? ¿En entallados diseños que resalten vuestra preciosa figura? ¿En vestidos de novia con escote ilusión? Recuerda que aún tienes pendiente también la elección de los zapatos de novia y que tu madre no para de pedirte que la acompañes a mirar vestidos de fiesta. ¡Tú puedes con todo!