Carlos Pavón Fotografía
Carlos Pavón Fotografía

Decoran los vestidos de novia a modo de aplique, embellecen muchos peinados de boda en forma de tocado, aportan luz camufladas entre los peinados de pelo suelto e, incluso, se llevan incrustadas en los zapatos de novia. Está claro que las perlas son la joya estrella de las novias desde hace ya varias temporadas. ¡Y razones no les faltan!

Sin embargo, su camino en el ámbito nupcial no ha sido fácil, pues según una antigua tradición lucirlas el día B era augurio de mala suerte para la novia, pues representaban las lágrimas que se derramarían durante el matrimonio. Afortunadamente, las novias del siglo XXI huyen de las supersticiones y apuestan por las perlas en su boda. Así que si son tu joya favorita, descubre todo lo que necesitas saber sobre ellas para acertar el gran día. ¡Las posibilidades son muchas y de lo más variadas!

¿Qué son las perlas?

Foto&Grafía
Foto&Grafía

Seguramente ya sabes que las perlas son piedras preciosas que se producen dentro del cuerpo de diferentes moluscos, generalmente las ostras. Cuando una partícula entra en su interior, el animal empieza a generar una sustancia para recubrirla, el nácar, surgiendo así la preciosa perla al cabo de los años (10 aproximadamente). Desde hace miles de años han sido muy apreciadas por su gran belleza, al igual que se sigue haciendo todavía en la actualidad.

Tipos de cultivo

Spazio Novias
Spazio Novias

Antiguamente, la única posibilidad de conseguir una perla era recogiéndola del interior de una ostra mar adentro. Por este motivo se trataba de un recurso de gran calidad y escaso, por lo que su valor monetario era muy elevado, solo al alcance de la realeza, la nobleza y la clase alta. Hoy en día, su cultivo ha provocado que se puedan conseguir perlas de mucha calidad en grandes cantidades, por lo que ya no hay escasez y su precio no es tan excluyente.

Aunque cultivadas, las perlas de agua salada son piezas exclusivamente de joyería. Entre ellas se encuentran las perlas de Tahití, que tienen un color oscuro azulado, plateado, verdoso o morado; las perlas Akoya, originarias de Japón y caracterizadas por su pequeño tamaño; las perlas australianas, cuyo principal rasgo es su gran tamaño; o las perlas Mabé, que se reconocen por su forma de media perla porque tienen un lado plano.

Las perlas naturales de agua dulce no se comercializan, ya que no existe demanda. Las de cultivo, sin embargo, sí que despiertan interés, pues se trata de un producto de gran calidad a un coste asequible, caracterizado por su alto nivel de nácar y por su variedad de formas, colores y tamaños.

¿Cómo elegirlas? Características para su clasificación

Foto Stilo Azahar
Foto Stilo Azahar

El tamaño

Cuanto más grande sea su tamaño, más valor tiene la perla. El tamaño estándar de la misma suele oscilar entre los 7 y los 7,50 mm, aunque las hay más pequeñas y más grandes, pudiendo alcanzar un tamaño de hasta 20 mm.

La forma

Redondas. De forma esférica.
Barrocas. De forma irregular.
Semiredondas. De forma redondeada, casi esférica, pero con irregularidades.
Semibarrocas. Las perlas no clasificadas anteriormente, como las ovaladas, las de gota, las de botón…

El color

Antiguamente, cuando solo se conseguían perlas naturales, el color de estas era el blanco. Pero hoy en día las perlas de cultivo ofrecen una gran variedad de colores –como el blanco, el blanco rosado, el rosa, el malva, el dorado, el plateado e, incluso, el negro– y de tonos: cremas, verdosos, azulados o grises. ¡Podrás elegir tus zapatos de novia de color a juego y conseguir la máxima armonía el día B!

Mireia Guilella
Mireia Guilella

La iridiscencia

Es el efecto de la luz en la superficie de la perla. Si el reflejo se ve perfectamente se trata de una perla de gran calidad. Y si el reflejo se ve opaco, es una perla de baja calidad.

La calidad del nácar

Para conocer la calidad del nácar se mide el grosor del mismo. Cuanto más tiempo haya estado la perla dentro del molusco más cantidad de nácar tendrá y mayor será su calidad. Así, y aunque recolectarlas pronto abarata el proceso y su precio, las perlas serán de baja calidad por su fina y débil capa de nácar.

La calidad de la superficie

Una perla sin imperfecciones en su superficie es una perla de calidad. A mayor número de irregularidades o defectos, menor será su valor.

La homogeneidad

Una pieza de joyería que combina más de una perla tendrá homogeneidad cuando todas las perlas que lo componen presenten las mismas características.

Trucos para cuidar y conservar las perlas

Constan fotografía
Constan fotografía

Al tratarse de gemas orgánicas, son piezas que se estropean con el roce o en contacto con productos químicos. Así que ponte las joyas de perlas siempre en último lugar, después de la loción hidratante y el perfume para evitar aplicar estos productos sobre ellas.

Guárdalas en solitario, en una caja o dentro de una bolsita de tela suave. Evita que estén en contacto con otras piezas de joyería más duras.

Asegúrate de que tus collares o pulseras de perlas vayan anudados entre perla y perla para no perderlas todas si se rompe el cordón. Asimismo, revisa la joya anualmente en tu joyería de confianza para evitar que pueda llegar a romperse el hilo.

Para limpiarlas, lo más recomendable es lavarlas con agua templada y un jabón neutro, secarlas con un paño suave y dejarlas extendidas sobre el mismo durante 48 horas para que se seque bien el cordón.

Cómo combinar las perlas en tu look de novia

La cámara azul

Los pendientes de perlas son la joya estrella de las novias. Ya sea en pendientes de botón, cortos, con caída o largos, son la apuesta segura de las novias clásicas y románticas que buscan dar un toque chic y elegante a su look nupcial.

Las gargantillas de perlas son el complemento ideal si tienes el cuello largo y delgado, y el escote de tu vestido muestra los hombros, como el de los vestidos de novia con escote corazón o palabra de honor.

A las novias amantes de los vestidos y zapatos de novia vintage seguro que les gustan los collares de perlas largos. Apuesta por uno o por una combinación de varios collares superpuestos. Y recuerda que los collares largos son ideales si se tiene un cuello ancho y corto.

Las pulseras no son uno de los complementos más utilizados por las novias, pero si llevas un vestido sin mangas y optas por no lucir gargantilla, una pulsera de perlas de una sola vuelta quedará perfecta a juego con tus pendientes si el tuyo es un look romántico y clásico. ¿Tu estilo es más bien vintage? Escoge una pulsera de varias vueltas o enrolla ese collar de perlas de tu abuela en tu muñeca y llevarás en tu boda algo viejo, algo prestado y algo de gran valor para ti.

Perlas en el outfit nupcial

Immaclé
Immaclé

Como decíamos al inicio, la popularidad de las perlas se ha multiplicado y, con ellas, también las opciones a la hora de lucirlas el día B. Así, al margen de en las joyas, hoy en día es posible encontrar perlas en el vestido de novia 2021, en los zapatos y en variados complementos, como el velo, los guantes, la empuñadura del ramo de novia natural, en diversos y variados adornos para el pelo, como tiaras, tocados de novia... Todos ellos se rinden ante la belleza de las perlas. ¡Y sus posibilidades parecen no conocer límites!

Está claro que las perlas han llegado dispuestas a quedarse en el ámbito nupcial y que este año seguirán pisando fuerte y no te faltarán posibilidades. Un universo de propuestas creativas que ponen a tu disposición todo tipo de perlas. Grandes, pequeñas, diminutas... Y que tanto se presentan en petit comité para destacar alguno de los apliques o zonas del vestido de la protagonista de la jornada, como se encuentran en grandes cantidades en la totalidad del mismo, recorriendo escotes, cuerpos, faldas, mangas, espaldas... ¿Te imaginas caminando hacia el altar convertida en una novia llena de estilo gracias, entre otras cosas, a este elemento casi imprescindible en los enlaces actuales?

Jimmy Choo
Jimmy Choo

Usadas con medida, las perlas darán un toque sutil, elegante y un brillo especial a tu estilismo. Pero asegúrate de no recargar en exceso tu look. Lo que también deberás tener en cuenta a la hora de escoger el fantástico ramo de novia que te acompañará hasta el altar. Y es que la máxima "menos es más" siempre funciona. ¡Incluso a la hora de escoger los detalles de boda para todos vuestros seres queridos! Disfruta de un día B inolvidable. Tan inolvidable como tu look nupcial.