Muchas personas piensan que los novios están encantados de ser el centro de atención en su gran día, pero aquellos que tienen un carácter introvertido, reservado o tímido pueden sufrir ansiedad o sentir vergüenza ante la perspectiva de estar en el punto de mira de todos. Tener que dar un discurso, salir a abrir el baile o posar para el fotógrafo no es del agrado de todo el mundo. Sin duda, la belleza del vestido de novia en combinación con otros complementos, como el ramo de novia, harán que sea difícil que los invitados no observen a la protagonista del día, del mismo modo que será inevitable que las miradas no se centren en el traje de novio mientras él espera a su futura esposa junto al altar. Pero no os pongáis nerviosos antes de tiempo. Hay pequeños trucos que pueden distraer la atención de los invitados.

En última instancia, debéis recordar que será vuestro día y que si alguno de los momentos que componen una boda y se consideran "tradicionales" no son de vuestro agrado, no tenéis por qué pasar por ellos. Otra opción es hacer las cosas de una manera algo diferente. Por ejemplo, en lugar de abrir el baile los dos solos podéis pedir al resto de invitados que os acompañen. O si al novio le produce ansiedad dar un discurso, bastará con que pronuncie unas breves palabras. Y si alguno se siente incómodo ante la cámara, hacédselo saber al fotógrafo sin complejos: él lo comprenderá, os ayudará y priorizará las fotos en grupo o los "robados", sin que ni siquiera os deis cuenta de que os está retratando. Incluso mientras a la novia la maquillan y la peinan con un precioso recogido bajo.

¿Os "da respeto" afrontar el día de la boda a causa de vuestra timidez? Tranquilos. Existen diferentes trucos que os pueden resultar de gran ayuda. Os los explicamos a continuación.

1. Haced "como si"

¿Habéis oído hablar de esta técnica? La emplean los ejecutivos de las empresas que tienen dificultad para hablar en público. Hacer "como sI" sintierais confianza puede ayudar a aumentar, efectivamente, la confianza en vosotros mismos. Asimiso, esta técnica también sirve para calmar los nervios.

Relive Your Date Photography
Relive Your Date Photography

2. La postura es muy importante

Espalda recta, mirada al frente y una gran sonrisa. Cuando la novia pose ante el fotógrafo, ataviada con su precioso vestido de novia de corte sirena, es imprescindible que tenga en cuenta este consejo. La confianza se expresa a través del lenguaje corporal. Una buena postura os ayudará también a respirar profundamente y a estar más tranquilos.

3. La distracción es fundamental

La decoración y los detalles durante la boda harán maravillas a la hora de acaparar la atención de los invitados y alejarla de los novios. Aunque tengáis que hacer un pequeño esfuerzo, si queréis que vuestros seres queridos se entretengan disfrutando del entorno deberéis invertir un poco más de lo que habíais pensado en flores, velas, guirnaldas y todo tipo de detalles decorativos. La música también puede ayudar: un grupo en vivo conseguirá que las miradas se centren en sus componentes. Así que ya sabéis: llenad vuestra fiesta de elementos que distraigan a los invitados, como fantásticas ideas para el photocall, una mesa de dulces, un libro de visitas original…

Bris Lemant
Bris Lemant

4. Cara a cara

Si podéis, encontrad un momento para charlar con vuestros invitados individualmente o en pequeños grupos. Una buena ocasión para hacerlo puede ser cuando estén sentados en sus mesas durante el banquete o cuando repartáis los regalos para invitados de boda. Todos desearán tener la ocasión de felicitaros. Si lo hacéis así, evitaréis tener que hablar con muchas personas al mismo tiempo, cosa que a algunos novios puede generarles ciertos nervios. 

5. Desviad la conversación

Si os encontráis con algún invitado que os hace demasiadas preguntas y queréis "huir" de la situación, desviad la conversación preguntándole cómo se encuentra, si le ha gustado la comida o si quiere sugerir algunas canciones románticas para bodas al DJ.

Hay muchas ideas originales para bodas que os pueden servir para que los invitados estén entretenidos y no os convirtáis en el único centro de atención. Elegid también detalles de boda originales que los mantengan ocupados o que inviten a conversar, como un CD con canciones o chocolatinas de diferentes sabores. ¡Os lo vais a pasar genial!