Rosseblanc
Rosseblanc

En primavera los campos se llenan de flores y, como no podía ser de otra manera, también lo hacen las bodas que se celebran en esta época del año, considerada la estación del amor. En estos meses las flores resultan más imprescindibles que nunca para llenar de vida, de color y de su aromática fragancia los diferentes espacios nupciales: el pasillo hasta el altar, los centros de mesa, las sillas del banquete... Incluso pueden "florecer" en vuestros respectivos outfits y es que… ¡su encanto es irresistible! ¿Listos para conocer todas sus posibilidades nupciales en esta estación? ¡Empezamos!

¿Qué flores de primavera podréis utilizar en vuestra boda?

Joan Selva Fotògrafs
Joan Selva Fotògrafs

¡Las que queráis y las que mejor encajen con el estilo de la celebración! Lo mejor en este caso es que consultéis con un florista de vuestra confianza para que os asesore en función del resultado que deseéis conseguir. Sin embargo, debéis saber que entre las numerosas flores características de la primavera encontraréis rosas, tulipanes, peonías, orquídeas, pasiflora, caléndulas, ranúnculos, fresias, hortensias, prímulas, jacintos, amapolas... Una gran diversidad de opciones disponible además en una amplia paleta cromática que no hará sino llenar de color y alegría una jornada tan especial de vuestras vidas.

Bodas primaverales: ceremonia

Lara Cos
Lara Cos

Algo que incrementará la presencia floral en las bodas celebradas en esta época del año es que la mayoría tienen lugar al aire libre, por lo que estarán rodeadas de naturaleza, su hábitat natural. En todos los casos podéis decantaros por las mismas variedades en diferentes tonalidades o bien por mezclar diferentes flores. ¡Vosotros tenéis la última palabra! Pero... ¿dónde pueden ocupar un lugar destacado?

En el pasillo hacia el altar

Como si de un paisaje de flores de primavera se tratara, podéis decantaros por crear una preciosa alfombra de pétalos de flores o bien por delimitar el pasillo con jardineras, macetas, cestos de fibras naturales o cubos de cinc, por ejemplo, llenos de todo tipo de flores. En cualquier caso, el resultado será el mismo: una auténtica maravilla y una preciosa explosión de color.

Love & Fest
Love & Fest

En el altar

Obviamente las flores no podrán faltar en este básico nupcial por excelencia, ya sea cubriendo total o parcialmente la estructura que le da forma –¿qué os parece un arco de flores para boda, por ejemplo?–, sobre la mesa o mueble que haga las veces de altar e, incluso, decorando las patas de las sillas, banquetas o butacas en las que os sentaréis.

En el espacio de bienvenida

Si queréis crear un espacio de bienvenida junto al de la ceremonia, en el que todos los presentes pueden recoger los detalles de boda que habéis preparado para ellos –como abanicos, gafas de sol o sombreros–, no olvidéis decorar también este espacio con flores. Serán perfectas para llenar el ambiente de frescura, de belleza y de todo su encanto. ¡No habrá mejor antesala posible para vuestro "sí, quiero"!

TrendconTrend
TrendconTrend

En las sillas de los invitados

Unos bonitos jarrones de cristal transparente, unos pequeños tarros de cristal o unos envases metálicos se convertirán en los mejores compañeros de las flores que vestirán las sillas de los invitados a la ceremonia. Aunque también tenéis la opción de decantaros por pequeños ramos que podréis sujetar directamente en el respaldo de las sillas. ¡Serán unas flores para boda fantásticas!

Al acabar la ceremonia

Más allá del tradicional arroz, tenéis la posibilidad de lanzar pétalos de flores sobre los contrayentes al término de la ceremonia. Sin duda, otra excelente y colorida manera de llenar de flores una fecha tan importante de vuestras vidas.

Flores de temporada para la celebración

Llano de la Alameda
Llano de la Alameda

Tras intercambiar las alianzas en el altar llega el momento de la celebración. Y tanto el banquete como la fiesta final os ofrecen un sinfín de posibilidades para que las flores florezcan en diferentes espacios y rincones. ¡No os perdáis estas opciones!

En la decoración en general

Si la boda se celebra al aire libre, las ramas de los árboles se convertirán en vuestras mejores aliadas. Colgad de ellas cestos de mimbre, pequeños jarrones, jaulas metálicas mini o tarritos de cristal y, dependiendo de su tamaño, colocad en su interior una sola flor o un pequeño ramito, que puede incluso ir a juego con el ramo de novia natural que acompañará a la protagonista femenina a lo largo de toda la jornada nupcial.

Laura Mazzello
Laura Mazzello

En los centros de mesa para boda de primavera

Son un clásico que nunca falla. Por eso son muchas las parejas que deciden vestir con centros de flores para bodas las mesas de su comida o cena nupcial. Varios jarrones o recipientes a varia altura en mesas redondas o un largo camino de mesa central con flores de temporada por doquier quedarán geniales y armonizarán a la perfección en todo tipo de enlaces, ya sean de estilo campestre, romántico, boho, industrial, vintage...

En las sillas de los protagonistas y/o de los invitados

Al igual que habéis hecho en las sillas de la ceremonia, también podéis vestir para la ocasión las del banquete. Pueden ser las de vuestros familiares y amigos –todas o de forma aleatoria– o bien las vuestras. En este caso, unas coronas de flores de boda con carteles que hagan referencia a vuestro nuevo estatus, una única flor o un pequeño ramillete con mucho verde alrededor, por ejemplo, las llenará de vida y color. ¡Y las distinguirá fácilmente del resto!

Doblexposición
Doblexposición

En el seating plan

De nuevo, las posibilidades a la hora de llenar de flores vuestra boda de primavera parecen no tener fin. Y es que tanto pueden estar dibujadas en las tarjetas que indican las diferentes mesas del banquete, como acompañarlas. Cread un alegre bodegón floral, compuesto por distintas variedades de tonalidades muy diversas, y colocadlo junto al recurso que hayáis elegido para indicar a los invitados la distribución de las mesas. Como en el altar, pueden estar en la estructura que lo aguante, en el interior de botellas con el nombre de los comensales, en forma de pequeños ramilletes en bonitos jarrones... ¡Dad rienda suelta a la imaginación en vuestro seating plan!

En los diferentes rincones especiales

La mesa de dulces o candy bar, la mesa de firmas, la zona chill out, las variadas ideas para el photocall... No dudéis es decorar todos estos rincones del espacio de celebración con flores frescas de temporada. ¡Marcarán la diferencia!

Flores de primavera en la tarta de boda

Laura Mazzello
Laura Mazzello

Ya sean flores frescas, flores artificiales o flores de azúcar –perfectas reproducciones de las flores naturales–, lo cierto es que la decoración será exquisita en todos los casos por igual. Podéis colocarlas en la base, coronando el pastel junto al cake topper, cayendo en cascada o repartidas por los diferentes pisos. ¡Su presencia hará las delicias de todos los presentes! Sin embargo, se recomienda no recargar este postre nupcial con demasiadas flores, pues lo importante de su presencia es justamente destacar su encanto y su delicadeza. ¡Lo que es seguro es que triunfaréis y conseguiréis el deseado efecto wow entre todos vuestros seres queridos!

Looks de boda de primavera

Carmen Kahlo
Carmen Kahlo

Por último, pero no por ello menos importante, también vosotros podéis incluir todo tipo de flores en vuestros respectivos outfits nupciales. Así, la protagonista femenina de la jornada las podrá lucir en una preciosa corona de flores en su cabeza, por ejemplo, sin olvidar que llevará uno de los maravillosos ramos de novia. Puede ser un ramo de novia silvestre, un ramo de novia original, un ramo de novia sencillo... También su vestido puede incluir flores –aunque no naturales– en encajes, en bordados o, incluso, en elementos en 3D que parecen emerger del propio traje. Por su parte, el novio podrá apostar por lucir un bonito boutonnière en el ojal de su americana. Un prendido de novio que, normalmente, será una pequeña réplica del ramo de novia que luzca el amor de su vida.

Your Essence
Your Essence

¡Tendréis toda la libertad del mundo a la hora de llenar de flores vuestra boda de primavera! De hecho, también podéis crear bonitos rincones con ellas en los que fotografiaros durante la sesión de fotos con el fotógrafo profesional contratado. No dudéis en consultar vuestras dudas con alguna de las floristerías para bodas, pues ellas os podrán aconsejar mejor que nadie qué flores incluir en vuestra mágica cita nupcial, cómo combinarlas y cómo conseguir que la decoración del gran día no solo se llene de color y aroma, sino también de estilo, encantando por igual a todos vuestros familiares y amigos. ¡Aprovechaos al máximo de la amplia variedad de flores disponible en esta estación!