Ernst Prieto Fotografía

Las joyas deben realzar el vestido de novia y complementar el conjunto, nunca ser las protagonistas. También es aconsejable que no sean llamativas, ya que podrían desviar la atención sobre otros aspectos del look de la novia, como son el peinado de boda, el maquillaje o los zapatos de novia.

En general, en las bodas de día están permitidos todo tipo de joyas. La clave está en no abusar de ellas. Toma nota de estos consejos:

Con Buena Luz

 No renuncies a una joya sentimental

Si no quieres renunciar a una pieza que tiene un valor sentimental especial para ti y es demasiado ostentosa, úsala como joya única y no te pongas ninguna más. Sea cual sea tu elección, sigue siempre tu instinto y elige aquellas piezas de joyería con las que te sientas tú misma. No comprometas tu estilo personal por llevar algo que, aunque sea tendencia, no vaya con tu forma de ser.

Ten cuidado también con las piezas que puedan resultar molestas o pesadas, ya que el día será largo y lo que debe primar es tu comodidad, como si estuvieras eligiendo unos zapatos de novia cómodosElige también aquellas joyas que sepas que podrás utilizar después de la boda, aunque solo sea en ocasiones especiales. Es un gasto importante y vale la pena poder reutilizarlas en el futuro.

 Oro, plata, platino...

Son adecuados para las bodas de día, siempre y cuando sean de calidad. También están permitidas las joyas con un toque de color, por ejemplo, con piedras preciosas o semipreciosas, que puedes combinar con el color del traje de novio original que va a llevar tu pareja o con el tono de tus zapatos. En cuanto al estilo, la libertad es absoluta: joyas antiguas o de diseño moderno, en forma de corazón, de flor…

Antibisual

El estilo más adecuado

El estilo de la joya debe estar en consonancia con el del resto de complementos que vayas a utilizar: velo, zapatos, ese ramo de novia vintage, estola…

Antiguas y modernas

No hay ningún problema en combinar joyas antiguas y modernas. Es más, es tendencia entre los joyeros de moda, aunque sí es importante que tengan algo en común: el color, el tamaño, la forma… Así no desequilibrarás el conjunto.

Mordan Lovers

Reloj, ¿sí o no?

Nunca te pongas un reloj cuando vayas a vestirte de novia. Sí, es verdad que hay que cumplir un horario, pero en este día la novia es justamente la única que tiene el privilegio de llegar un poco tarde. Confía en las personas que te acompañan y ponte una pulsera en su lugar.

Atención con el escote

Si el escote del vestido es asimétrico, con un solo tirante, evita los collares y las gargantillas, ya que pueden desequilibrar el conjunto visualmente. En este caso, lo mejor son unos bonitos pendientes o un brazalete.Si has elegido un escote en V o en U elige  un collar tipo pendiente o en gota, acompañado de unos discretos pendientes. Si te gusta llevar un collar, es aconsejable uno discreto y corto (no muy abajo de la altura de la clavícula).

Fernando López

Pendientes y peinado, una pareja inseparable

Si te quieres comprar unos pendientes, es aconsejable que decidas antes el tipo de peinado que vas a lucir en tu boda. No es lo mismo un moño alto que una preciosa melena oversize. Tienes que ver que combinan bien, tanto en forma como en tamaño. Los pendientes de aro no son adecuados para las novias.

¿Cambiarse de joyas?

También debes saber que puedes cambiar de joyas después de la ceremonia. Unos pendientes, un brazalete nuevo o un prendido-joya puede representar un giro de 180 grados en tu look cuando suene la música del baile o comience la fiesta.

En tu look de novia lo principal eres tú, así que piensa en tus cualidades y resáltalas para sacar partido de tu imagen el día de la boda. Así deslumbrarás a todos tus invitados, cuidando al detalle tu aspecto como vas a hacerlo con los regalos de boda o la elección de las invitaciones de boda. La joya debe resaltar tu belleza, no eclipsarla.