Dicen que febrero es el mes del amor. Y es cierto, pues en él celebramos una de las fechas más románticas del año: el 14 de febrero. Como fieles seguidores del amor no podíamos dejar pasar la ocasión de festejar que San Valentín ya está de nuevo aquí, porque el día de los enamorados debe celebrarse tal y como la ocasión requiere. ¿Tenéis pensado daros el "sí, quiero" en una fecha tan especial? No os perdáis las mejores ideas para vestir vuestro escenario de absoluto romanticismo. Tanto vuestras invitaciones de boda como el banquete nupcial y esas fantásticas ideas originales para bodas cobrarán un sentido muy especial en un día tan mágico y esperado. Tomad nota de todas las opciones a la hora de llenar de amor este gran día... ¡o los 364 restantes!

Frases emotivas y románticas

¿Qué os parece llenar vuestro romántico telón de fondo de un sinfín de notas emotivas? Dedicadas a vuestra pareja, a vuestros familiares y a vuestros amigos, harán que cada rincón del día B respire absoluto amor. Comenzad por el principio, escribiendo de vuestro puño y letra una nota e incluyéndola en el sobre junto a las invitaciones de boda vintage que enviéis a vuestros seres queridos. Tras este primer sorbo de cariño, los asistentes al enlace no podrán sino sorprenderse con todo lo que habéis preparado con tanto amor pensando en ellos. Dejad una nota de agradecimiento personalizada sobre el plato de cada invitado en el banquete nupcial; incluid una pequeña carta en todos los regalos originales para bodas que entreguéis a los presentes gran día; apostad por un packaging en el que no falten los corazones y un mensaje cariñoso en cada uno; colgad guirnaldas con frases llenas de significado para todos ellos... ¡Vuestro "sí, quiero" va a ser mágico e inolvidable!

Corazones ¡y más corazones!

Si los corazones no pueden faltar en cualquier boda que se aprecie, ¡imaginaos en un enlace celebrado en San Valentín! Desde el sello de vuestra boda hasta el diseño de la papelería nupcial, pasando por la cajita que albergue las alianzas, la decoración de los asientos de la ceremonia, el confeti que vuestros invitados os lancen tras el "sí, quiero", el seating plan y los marca sitios del banquete, el atrezo que forme parte de todas las ideas para photocall que tengáis en mente, el diseño de la tarta nupcial, los dulces que incluyan las ideas para el candy bar o la elección de vuestro particular cake topper, los corazones resultarán imprescindibles en cada pequeño rincón de vuestro día B.

Rojos y rosados, colores por excelencia

La intensidad del rojo y la armonía que envuelve al rosa empolvado también deberán estar presentes en una boda celebrada en una fecha tan importante del calendario. Escoged aquel que más os guste e inspire y, en combinación con tonalidades nude o blancas, haced de uno de ellos el protagonista de vuestro romántico escenario nupcial. ¡Magia pura!

Suelta de globos

Como la entrega del clásico ramo de novia sencillo o el corte de la tarta nupcial, la suelta de globos se ha convertido en uno de los momentos más románticos de la boda. Desde su aparición hace varios años, son muchos los novios que se decantan por esta opción –siempre que se trate de globos biodegradables–, rodeados de todos sus invitados. Como una forma de enviar un deseo de suerte y cariño a los recién casados, la suelta de globos resulta un acierto y una bonita manera de dar la bienvenida al banquete o a la fiesta final... especialmente si el día B se celebra en la fecha más romántica del año: San Valentín.

¿Os vais a dar el "sí, quiero" un 14 de febrero? ¿Celebráis vuestro enlace en otra fecha pero deseáis que el telón de fondo de vuestra gran cita se vista de amor y que este sea visible en cualquier rincón? Apostad por dedicar emotivas dedicatorias a vuestros familiares y amigos, colocad corazones de diferentes formas y tamaños y llenad la ceremonia y la posterior celebración de elementos en rojo pasión. Seguro que todos vuestros invitados, increíbles con sus vestidos de fiesta, quedarán asombrados de la magia que desprenderá el escenario nupcial. ¡Será un acierto seguro! Como también lo será la elección de esas románticas canciones para bodas que harán que (si es posible) os enamoréis todavía más. ¡Qué viva el amor!