Matías Porta Photographer & Filmmaker

El día B ya ha pasado, tu pareja iba guapísimo con su traje de novio realmente elegante. Tu vestido de novia tampoco se quedó atrás, al igual que el peinado de boda, que te favorecía como nunca. Uno de los momentos más inolvidables fue, sin duda, el intercambio de las alianzas. Para que estas joyas se conserven para siempre, igual que vuestro amor, tomad nota de estos útiles consejos.

Evitar posibles deformaciones

Las alianzas de platino son muy resistentes, sin embargo si son de oro amarillo o blanco el material es más maleable y susceptible a posibles deformaciones. El riesgo principal por el que pueden doblarse es si se enganchan a una prenda de ropa, como un chal de fiesta, un jersey de lana o un abrigo, por ejemplo. En estos casos siempre se han de evitar tirones que puedan dañarlas.

Anna Vila - Clara

Protegerlas convenientemente

Si se practican deportes extremos o de contacto, se deben quitar para prevenir que se rayen o deformen. Por ejemplo hacer pesas o voleibol, al igual que el esquí o la equitación son desaconsejables. Una alianza también puede deslizarse con las actividades acuáticas, como la natación, la vela o el surf. Así que evitad el mar o la piscina si las lleváis puestas.

Para evitar disgustos es aconsejable dejarlas en casa. De la misma forma que fuiste precavida el día de tu boda, al lucir tu espectacular moño alto muy bien fijado para que no cayera, cuando te pusiste a bailar las canciones románticas para boda, lo mismo debes hacer en este caso. 

¡Atención con los productos de limpieza!

Para evitar disgustos lo mejor es que las alianzas no se usen mientras se hacen las tareas del hogar, pues los productos de limpieza, como el cloro y químicos similares, pueden erosionar las aleaciones de metales preciosos y hacer que pierdan su brillo.

También, las sustancias químicas empleadas en cosméticos y productos para el cuidado personal, como la acetona del quitaesmalte, pueden reaccionar de manera adversa con la aleación de los anillos. Si mimas tu vestido de novia de corte sirena, has de hacer lo mismo con las alianzas. Lo más aconsejable es no ponerlas en contacto con productos químicos de limpieza o belleza.

Instantes Fotógrafos

Mantenimiento básico

Para mantener las alianzas brillantes y perfectas, como el primer día, se han de revisar y limpiar como mínimo una vez al año por un profesional. Si se prefiere, se puede hacer en casa con un producto limpiador de joyería. Tened la precaución de seguir bien las instrucciones de uso, pues algunos productos pueden dañar las piedras delicadas. Por otra parte, si las alianzas llevan engarces revísadlas con regularidad, porque a veces se aflojan. En tal caso, si les ocurre algo acudid al joyero para que las revise con todas las garantías. 

¿Dónde guardarlas?

Guardad las alianzas en un estuche especial para joyas o envueltas en un paño suave para evitar rasguños, cuando no las utilicéis. Pero si no os las queréis quitar nunca, vigilad que no se rayen o pierdan brillo. 

Ángela Coronel

Seguro que siempre mimaréis vuestras alianzas. Y mientras llega el gran día, ¿has tenido tantas precauciones con tus  zapatos de novia? Vale la pena que cuides, como los vestidos de fiesta de tus damas de honor, todo lo relativo a la boda con gran mimo.