Un precioso vestido de novia blanco. Unos zapatos de salón clásicos y en colores crudos. Ese romántico ramo de novia que acabará en manos de una invitada muy especial. El corte de la tarta. Ya convertidos en marido y mujer, un vals inolvidable al son de las mejores canciones de boda. Está claro que el día B es sinónimo de tradición. Incluso a día de hoy, sin importar la aparición de nuevos estilos de celebración, existen un sinfín de costumbres que no pasan de moda. Entre ellas, la de llevar "algo viejo, algo nuevo, algo prestado y algo azul". Una de las tradiciones más populares y seguidas.

Como protagonista del gran día, seguramente no querrás dejar pasar la oportunidad de lucir un fantástico vestido de novia de corte imperio acompañado de complementos muy especiales. Un precioso colgante heredado de tu abuela; un ramo de novia natural regalo de tu hermano;  los pendientes de tu mejor amiga... ¿Y el color? ¿Qué elemento aportará el toque azul a tu precioso outfit nupcial? 

Aunque quizá tengas claros determinados detalles, como ese bonito moño alto que lucirás en tu boda, puede que todavía no hayas encontrado ese complemento azul que te llevará a seguir la tradición más romántica del día B. Por eso te mostramos algunas ideas que te pueden resultar de gran ayuda. ¡Toma nota!

1. Un vestido de novia muy especial

¿Preparada para saltarte lo establecido y lucir un vestido con un toque de color? Desde un lazo en tu cintura hasta un cinturón o un broche, pasando por las enaguas de la falda o quizá una chaqueta –si es que tienes previsto pasar por el altar en los meses más fríos del año–, todas estas piezas podrán convertirse en el elemento que cumpla con la tradición de lucir ese "algo" azul. La decisión final, por supuesto, será tuya. Aunque si eres una novia atrevida y deseas saltarte las normas apostando por un toque de color único en tu vestido de novia... ¡no lo dudes más!

¡Y no acaba todo aquí! Porque, ¿quién dijo que el vestido de novia debía ser blanco? Las tendencias hablan por sí solas y, entre lo último en vestidos de novia 2019, aparecen prendas en un azul nude maravilloso. Propuestas perfectas si decides celebrar un enlace civil, desenfadado y con un toque chic muy distintivo.

2. Los zapatos. Un toque de color en el outfit nupcial

¡Estás de enhorabuena! Los zapatos de novia de color son tendencia. Sin duda, el calzado nupcial es el complemento que mejor incluirá el azul en el outfit de tu gran día. Discreción a la par que distinción. Si luces unos zapatos azules junto a tu vestido de novia conseguirás darle ese toque de personalidad tan deseado al look de boda, sin dejar de lado la más absoluta elegancia. Piensa que, a no ser que lleves un vestido de novia corto, los zapatos azules únicamente se verán cuándo tu lo desees. ¿Qué más se puede pedir?

Y si eres una novia que apuesta por lo clásico en su "sí, quiero" pero no quiere dejar de lado esta romántica tradición, elige unos bonitos zapatos blancos con la suela azul. Una tendencia a la que cada vez se suman más novias. ¡Luce radiante al más puro estilo Carrie Bradshaw!

3. Ramo de novia. La tendencia se viste de azul

Al igual que los zapatos, el ramo de novia es otro de los complementos nucpiales que mejor puede incluir el azul, ya que existen un sinfín de posibilidades de este color. Las rosas azules, la hepatica nobilis, el lirio de agua, el delphinium, la campanilla china o la lobelia –muy comunes en los ramos de novia actuales– serán algunas de las plantas y flores que te ayudarán a dar ese toque de color a tu ramo nupcial.

También conseguirás introducir el azul siguiendo las últimas tendencias. Los ramos de novia 2019 se muestran con joyas o con sus tallos envueltos en un romántico lazo de seda o tul, por ejemplo. ¿Y por qué no elegirlo de este color? Un zafiro azul intenso o una tela de una suave tonalidad azulada serán dos buenas opciones. ¡Luce un ramo único!

4. La liga. El "algo" azul más clásico

Otro gran clásico. La liga es la prenda de la novia que marca otra de las tradiciones más seguidas del enlace... incluso hoy en día. Como símbolo de buena suerte, la novia debe regalar esa prenda a una –o incluso a varias– de las mujeres invitadas a su gran día: hermanas, primas, amigas... Todo dependerá del número de ligas que lleve bajo su falda.

¿Y por qué no lucir una liga con un toque de color? Junto al blanco, el azul es el color por excelencia de esta sensual prenda. De hecho, lucir una liga azul prácticamente forma parte de la tradición y, sin duda, es una opción que siguen numerosas novias, desde las más clásicas hasta las boho chic. Así que si te gusta... ¡no dudes en animarte y apostar por esta opción!

Además, siempre puedes combinarla con otras prendas íntimas, como la bata que luzcas el día B mientras te preparas para el "sí, quiero". Si te decantas por un azul dusk o nude conseguirás un rotundo 10. 

5. Joyería de color. Absoluto romanticismo

Finalmente, otro clásico. ¿Qué novia no incluye alguna pieza de joyería en su look? Ya sea en forma de pendientes, pulsera, anillo, gargantilla o corona, por ejemplo, los diamantes o piedras preciosas son un básico del outfit nupcial. Y, entre ellas, el zafiro azul, el diamante azul, el lapislázuli, el aguamarina, el topacio o la cianita acostumbran a tener una presencia destacada. Y sí, ¡todas son azules!

Sin duda, incluir ese "algo" azul en la joyería del gran día te dará el toque de exquisitez imprescindible. Y te permitirá seguir manteniendo viva una de las tradiciones por excelencia, a la que se suman la mayoría de las novias actuales.

Está clarísimo. Lucir un complemento azul junto al vestido le dará fuerza, personalidad y mayor romanticismo al look final. Por eso, este color que transmite pureza y serenidad tampoco debería faltar en otros básicos nupciales, como las invitaciones de boda con las que anunciaréis la gran fecha a vuestros familiares y amigos, o en cualquier elemento del traje de novio. Y es que ese "algo" azul siempre pondrá el broche de oro a cualquier boda. ¡Pura maravilla a todo color!