Serendipity - Fotografía

 

Al igual que elegimos nuestro estilo de ropa fijándonos en nuestro tipo de cuerpo, lo mismo debemos hacer con nuestro peinado. Estaremos mucho más guapas si tenemos en cuenta el tipo de rostro que tenemos y elegimos el peinado del día B acorde al estilo que más nos va a favorecer.
Para ayudaros hemos elaborado esta lista, con una serie de pautas, que os ayudarán a encontrar el peinado perfecto según las diferentes formas de la cara. Esperamos que las disfrutéis y os ayuden a estar radiantes en ese día tan importante.


Cara ovalada: El rostro ovalado es el que tiene unas facciones perfectas. Cualquier cosa te quedará bien, recogido, semi-recogido o suelto. Tu cara se adapta y luce perfecta con casi todo, únicamente evita los flequillos largos y el pelo muy liso. Para el look de novia, si optas por el pelo ondulado o sobre todo un moño alto, estarás espectacular.

 


Cara redonda: Un rosto redondo es igual de largo que de ancho sin las facciones muy marcadas. Con este tipo de cara, apuesta por el volumen en la parte superior, raya a un lado y la cara despejada. El largo de la melena debe oscilar entre la barbilla y el hombro, nada de cabello muy largo, ni muy corto. Recógelo o déjalo suelto, ambas opciones serán perfectas, pero no olvides darle altura al peinado.

 

Álvaro de la Corte

 


Cara alargada: En este caso el rostro es más largo que ancho. El flequillo será vuestro mejor aliado. Luciréis genial con un recogido y un flequillo recto. Nada de melenas cortas, las melenas siempre largas, por debajo del hombro y con ondas para darle volumen, esto suavizará la forma de vuestra cara.

 


Cara cuadrada: Este rostro consiste en un largo y ancho similar y una quijada de líneas rectas que le dan la forma cuadrada. Olvida los recogidos o el pelo corto y decántate por melenas de capas largas y ondas suaves. Los semi-recogidos con mechones sueltos también serán una gran opción para el gran día.

 

Alberto de la Fuente


Cara diamante: Este tipo de rostro se diferencia por tener una frente estrecha, unas mejillas anchas y la barbilla estrecha. Con esta forma de cara deberías olvidar el pelo liso y cargarte de rizos y volúmenes, sobre todo en la parte superior de la cabeza o en las puntas, tratando de evitar la zona de las orejas. Una larga melena suelta con volumen sería ideal.

 

Jesús Rubio Fotógrafo


Cara triangular: Este tipo de rostro tiene la frente estrecha y la mandíbula muy marcada. Tienes muchas opciones de peinados que te favorecerán con esta forma de cara. Los recogidos altos con flequillo ladeado o un moño estilo bailarina. Si tu idea es llevar el pelo suelto también estarás perfecta, solo recuerda darle volumen en un lateral y ponerle la guinda con un flequillo largo.

 

 


Cara corazón: Este tipo de rostro tiene una frente amplia, es ancho en las mejillas y con una barbilla estrecha. Esta es la cara perfecta para lucir un pelo liso, olvida los volúmenes en la parte superior y luce una bonita melena mediana. El pelo demasiado largo o demasiado corto tampoco serán una buena opción. Puedes ponerle el toque final con un flequillo ladeado.

 

Alex Tremps Fotografia


Cara rectangular: Este tipo de rostro es más largo que ancho y con una barbilla y una frente amplias. Lo ideal para este tipo de cara sería un corte capeado que diera volumen a los lados y evitar las melenas lisas y muy largas. Los recogidos con flequillo que nazca desde muy atrás también serán una buena idea.

 

 

Esperamos haberos ayudado. Contadnos qué tipo de peinado creéis que os favorece más.

 

Lora Baar Fotografía