El día de la novia

Si ya habéis empezado con todos los preparativos del día B, seguro que andáis liados eligiendo los detalles de boda que mayor servicio pueden prestar a vuestros seres queridos, recopilando todas las direcciones para enviar las invitaciones de boda, escogiendo entre las numerosas ideas originales para la boda las más adecuadas al estilo de vuestro enlace... Dentro de estas últimas, ¿os habéis planteado la posibilidad de poner un confesionario en vuestro día B? ¿Sabéis lo qué es? Se trata de un espacio cerrado –por lo general, una cabina independiente–, en el que los invitados que lo deseen os podrán dejar un cariñoso mensaje y desearos mucha fortuna en vuestro matrimonio. ¡Emoción y sorpresa para todos!

¿Cómo crearlo?

Antibisual

Para preparar este espacio lo ideal es contar con el asesoramiento de un profesional. Entre los proveedores de animación del portal encontraréis diferentes empresas que ofertan este servicio. Será necesario, además, que habléis con el espacio de celebración para ver cuáles son los lugares más indicados para instalar una cabina de este tipo.

El confesionario permite dejar un mensaje privado (o no)   

Vintage Tours - Vídeo confesionario

Frente a los clásicos libros de firmas, en los que todos los comentarios que se dejan a los recién casados los pueden leer el resto de invitados, una de las principales ventajas de los confesionarios es que se pueden grabar mensajes individuales para los novios, que nadie más que estos podrán ver. No obstante, en los enlaces de hoy en día también son muchos los grupos de amigos, familiares o compañeros de trabajo que los utilizan de forma colectiva, y a modo de fotomatón, para dejarles mensajes o cantarles una canción entre todos a la pareja protagonista del gran día.

Estableced unas reglas

https://cdn0.bodas.net/articles/gallery/6/6/1/9/t30_56619_5083.jpg
Antibisual

Es vuestro confesionario, así que vosotros decidís qué servicio queréis darle. En cualquier caso, no estará de más dejar unas reglas básicas sobre cómo usarlo. Por ejemplo, "enciende la cámara y colócate dentro del encuadre. Deja tu mensaje y apaga la cámara". También podéis pedir que los mensajes tengan un tiempo mínimo y máximo de duración para que todos vuestros seres queridos puedan dejar sus mensajes sin necesidad de hacer largas colas.

Más que un photocall

Selfi Fotomatón

El confesionario puede servir también para que los invitados se disfracen y, de forma individual o en grupo, os dejen sus mensajes. En este caso será necesario dejar un atrezo variado para que lo utilicen a la hora de grabar sus comentarios. Dad rienda suelta a las variadas ideas para el photocall y apostad por colocar diferentes sombreros, gafas, bigotes, pelucas, antifaces... Asimismo, también podéis ser creativos a la hora de decorar el espacio que, bien puede reproducir el resto de ideas de decoración para bodas o vestirse en función de la temática elegida para el gran día. De este modo, el confesionario se convertirá, sin duda, en una magnífica idea divertida para la boda.

Agradeced sus mensajes a los invitados

Foto Calessino - Fotomatón

Si queréis obsequiar a los familiares y amigos que os hayan dejado un mensaje con un detalle original para la boda, pedid a uno de los fotógrafos del enlace que retrate de forma divertida a cada uno de los allegados que han pasado por delante de la cámara, como si de un fotomatón se tratara. ¡O instalad también uno! Después podréis enviar la foto a todas las personas que han participado, dándoles las gracias y explicándoles qué ha significado para vosotros su mensaje. Será un regalo de boda barato y un detalle que, a buen seguro, conservarán con gran cariño.

Cuando tras el enlace encontréis por fin el momento para sentaros tranquilos y ver todos los vídeos, es más que probable que se os escape alguna lágrima de risa y de emoción. Lo mismo que os pasará en determinados instantes del "sí, quiero", como durante el intercambio de alianzas, en la entrega del ramo de novia o mientras bailáis por primera vez como marido y mujer al son de las mejores canciones para bodas. Millones de recuerdos sobre los que hablar el resto de vuestra vida.