El estilo rústico está cada vez más de moda en las bodas actuales, pues permite una infinidad de combinaciones dentro de todas las fantásticas ideas de decoración nupcial posibles y gracias a elementos naturales y notablemente económicos. Si apostáis por este estilo de celebración, soñáis entonces con un enlace lleno de sencillez, pero mágico y completamente único en cada uno de los detalles que lo compongan; con vestidos de novia cómodos, fluidos y de gran comodidad; con ramos de novia naturales y plenamente románticos; con el look de un novio poco convencional, alejado por completo de los clásicos trajes de novio de estilo chaqué y de tonos negros o grisáceos; y con un sinfín de ideas originales para bodas, siendo un guiño claro a la belleza del paisaje natural más real y perfecto.

Del mismo modo, menos siempre será más, y sin duda las bodas rústicas son un claro reflejo de ello. Los centros de mesa se convertirán en la pieza fundamental que hará relucir las mesas de vuestro estupendo banquete nupcial –así como, del mismos modo, las distintas ideas de invitaciones de boda serán imprescindibles para un acabado único en las vuestras o como las canciones románticas para bodas serán el imprescindible en vuestro primer baile como marido y mujer– con una decoración acorde con vuestro estilo nupcial y vuestros gustos más personales. Si vuestro ideal de boda es rústico, contaréis con un sinfín de opciones donde elegir para conseguir unos centros de mesa únicos y en absoluta sintonía con el lugar de celebración de vuestro enlace, que seguramente será un precioso enclave natural (campo, jardín, granja, bosque...).

Jarrones de cristal con un sinfín de flores de colores vibrantes; botellas y tarros de cristal reciclados y repletos de flores clásicas y silvestres; cajitas de madera simulando un pequeño y delicado jardín natural; detalles de tela arpillera, de encaje, de seda, de tul o de cuerdas; macetas de cerámica, de aluminio o de metal envejecido; bases de madera o troncos enteros; frutas o frutos otoñales; y cuidadosos detalles elaborados a mano, al más puro estilo DIY. Esta infinidad de elementos os resultarán ideales para conformar un precioso centro de mesa rústico, pues transportarán de inmediato a un paisaje plenamente campestre y natural. Si adoráis este estilo de celebración y soñáis con una boda al aire libre y en un escenario envuelto en plena naturaleza, con un cielo despejado y un verde brillante –clásico de los mejores prados– o un bosque de frondosos árboles como telón de fondo, no lo penséis; inspiración es lo único que necesitáis para culminar con un perfecto "sí, quiero" rústico. Por ello os mostramos veinte centros de mesa rústicos, diferentes pero delicadamente románticos entre sí, que os enamorarán todavía más del estilo y os harán soñar con vuestro centro de mesa ideal, así como con otros básicos de vuestro gran día –como los ramos de novia o esos perfectos detalles de boda que recibirán vuestros invitados y que podrán adaptarse por completo al estilo más campestre–.