El estilo rústico está cada vez más de moda en las bodas, pues permite una infinidad de combinaciones en su decoración, con elementos naturales y muy económicos. Si apostáis por este estilo soñáis con una celebración sencilla, pero llena de magia y romanticismo en cada detalle; menos es más, y sin duda las bodas rústicas son el claro reflejo que lo demuestra. Los centros de mesa son la pieza fundamental que hará relucir las mesas de vuestro banquete, con una decoración acorde con vuestro estilo nupcial. Si vuestro ideal de boda es rústico, tendréis mil opciones para conseguir unos centros de mesa únicos, en absoluta sintonía con el lugar de celebración, que seguramente será un precioso paraje natural.

Jarrones de cristal con un sinfín de flores en colores vivos, botellas y tarros de cristal repletos de flores silvestres, cajitas de madera simulando un pequeño y delicado jardín natural, detalles de tela de encaje y cuerdas, macetas de cerámica, aluminio o metal envejecido, bases de madera y troncos, frutos otoñales y cuidados detalles DIY. Esta infinidad de elementos os resultarán ideales para conformar un precioso centro de mesa rústico, pues transportarán de inmediato a un paisaje plenamente natural. Si adoráis este estilo y soñáis con una boda en plena naturaleza, con el cielo y un verde prado o un bosque de frondosos árboles como telón de fondo, no lo penséis. Inspiración es lo único que necesitáis, y por ello os mostramos veinte centros de mesa rústicos, diferentes pero delicadamente románticos entre sí, que os enamorarán todavía más del estilo y os harán soñar con vuestro centro de mesa ideal.