Buenavista & Co
Buenavista & Co

Desde que eviásteis las invitaciones de boda, los acontecimientos se han ido sucediendo sin parar. Ya tienes el precioso vestido de novia que lucirás el gran día, pero no acabas de encontrar un peinado de boda que te encante porque te parece que tu melena no está del todo sana… Evitando estos siete errores comunes no tendrás nada de qué preocuparte el gran día.

1. Mala alimentación

Cuida el pelo "desde dentro", con una buena alimentación rica en frutas y verduras. En este sentido, son especialmente recomendables los alimentos ricos en vitamina C, muy útiles en caso de caída excesiva, escaso crecimiento del pelo, deshidratación, falta de brillo o pérdida de color. Así que recuerda tomar una buena dosis de naranjas, mandarinas, kiwis, arándanos, limones, pomelos, papayas, manzanas, zanahorias, brócolis, pimientos rojos… Además, la vitamina C también es perfecta para los cuidados de la piel.

Por su parte, la vitamina D es una excelente aliada del cabello, pues mejora la salud de los folículos pilosos y hace que tengas un cabello sano y brillante. La encontrarás en los pescados grasos, como el salmón o las sardinas, y en los productos lácteos, como quesos, yogures y leche, sobre todo la de soja.

En definitiva, seguir una dieta equilibrada y variada es clave para disfrutar de un cabello sano y fuerte que te permitirá lucir el peinado de boda de 2019 que desees.

MC Novias
MC Novias

2. Lavado con agua muy caliente

Durante el lavado del cabello debes ser cuidadosa y no abusar del agua muy caliente, ya que lo daña, al igual que al cuero cabelludo, provocando que sea más fácil que se vuelva quebradizo, se le abran las puntas y se vuelva opaco. Para el enjuague emplea agua tibia. Y procura que el último enjuague sea con agua fría.

3. Emplear productos inadecuados

El cabello graso segrega un exceso de sebo, por lo que un champú específico deberá regular esta secreción. En cambio, para el tipo seco recurre a productos muy nutritivos. En cuanto a la frecuencia de lavado, los cabellos grasos pueden lavarse a diario con un champú apropiado y suave, para que no resulte perjudicial, mientras que los secos es mejor hacerlo cada 2 o 3 días, aplicando aparte del champú productos nutritivos para que recupere su equilibrio. Así lucirás perfecta tu trenza para novia.

4. Abusar de productos capilares

Evita excederte en el uso de geles, lacas, espumas, gominas y otros fijadores, pues tienen un alto contenido en alcohol, sulfatos y siliconas que terminan provocando que el pelo pierda su brillo natural. Utilizados en su justa medida resultan de gran ayuda, ya sea para fijar un moño alto o para intentar domar el pelo rizado en un recogido bajo. Y muy importante: fíjate siempre en que estos productos sean sin parabenos.

Fran Córdoba
Fran Córdoba

5. Uso constante de aparatos de calor

El calor que generan las planchas o las tenacillas, además de los secadores, disminuyen las proteínas que protegen el cabello, lo que ocasiona que se rompan las fibras y la melena se deteriore. Procura no emplearlos a diario y protege siempre antes el cabello con cremas de acción antitérmica. El pelo sufrirá menos y tendrá una apariencia radiante.

6. Peinar con fuerza el cabello mojado

Cuidado porque lo hacemos con frecuencia. Sin embargo, el cabello mojado es mucho más frágil, dado que el agua hincha la cutícula y la estira. Ten en cuenta que cualquier tensión que provoques en el cabello al cepillarlo ocasionará que se quiebre. Opta mejor por desenredarlo suavemente con un peine de cerdas anchas, después de aplicar el acondicionador en la ducha. El resultado será el mismo y no lo dañarás. ¡No habrá peinado para pelo suelto que se te resista!

Albert Bardina Fotografia
Albert Bardina Fotografia

7. No protegerlo del sol

Los rayos UV del sol debilitan el pelo y alteran su color. Los UVA y los infrarrojos también son perjudiciales, al igual que la sal del mar y el cloro de la piscina, que terminan por pasar factura. La solución en los meses de verano pasa por protegerlo con protectores solares capilares. ¡Los encontrarás en crema y en spray! Con tu melena a salvo ya podrás presumir de un precioso recogido con flequillo el día B o del peinado que se te antoje. ¡Ninguno se te resistirá!

Seguro que con todos estos cuidados, tu cabello se verá sano y resplandeciente desde el inicio de la ceremonia hasta el final, cuando bailéis una tras otra las hermosas canciones para bodas que amenizarán la fiesta con una banda en directo. Comparte tus secretos de belleza con tus amigas y familiares y consigue que se sientan igual de espléndidas que tú con sus peinados y sus impecables vestidos de fiesta. ¡Y a presumir todas de pelazo!