Ana Gonzalo
Ana Gonzalo

Si en verano cuidar el cabello es imprescindible para luchar contra las agresiones del sol, del agua salada del mar y del cloro de las piscinas, en otoño lo es para frenar las inclemencias meteorológicas propias de la época, como la llegada del frío, la presencia de viento y el aumento de la humedad. Además, seguro que habrás notado que durante esta temporada tu pelo se cae más de lo habitual, ¿verdad? Tranquila, es normal. Se debe al ciclo vital de la fibra capilar, que llega a su fin para iniciar su proceso de renovación folicular, aunque también pueden influir otros factores como el estrés o la alimentación. Si te casas en breve y quieres conseguir un look beauty de 10, es hora de decir adiós a tu melena opaca, quebradiza, encrespada y áspera para darle una nueva imagen y lograr que luzca radiante. ¿Quieres saber cómo cuidar tu pelo antes del invierno? Aplicando estos sencillos tips.

1. Sanéalo bien

Pese a que el propio cuero cabelludo hace su propia selección natural y se renueva cada otoño, si en verano no tomaste suficientes precauciones es posible que tu cabello esté sin vida. Una buena solución pasa por acudir a la peluquería y cortar por lo sano. Tienes la opción de sanear solamente las puntas o atreverte con un corte más radical, aunque en este caso deberás tener bien presente cómo querrás llevarlo en el "sí, quiero" para que el pelo tenga tiempo de crecer hasta donde tú deseas. Elijas la opción que elijas, seguro que empezarás la temporada invernal con un cabello sano y fuerte.

Sara Hernández - Make Up
Sara Hernández - Make Up

2. ¡No te olvides de los termoprotectores!

Con la caída de los termómetros y la aparición del frío se tiende a abusar de los secadores, las planchas, las tenacillas y otros utensilios. La recomendación principal es dejar que el pelo se seque por sí mismo, aunque no siempre es posible hacerlo, ya sea por falta de tiempo o por miedo a resfriarse. ¿Qué hacer entonces para secar el pelo sin estropearlo? Utilizar termoprotectores para el calor, ya que minimizan los efectos adversos de estos aparatos eléctricos y disminuyen el daño capilar. En el mercado existe una amplia gama de este tipo de productos, por lo que te será fácil encontrar el que mejor se adapte a tus necesidades. Recuerda también que controlan el encrespamiento, lo que te llevará a verte la cabellera más lisa y sedosa.

3. Elige los tratamientos más adecuados

¿Qué otros consejos hay que tener en cuenta para saber cómo cuidar el pelo antes del invierno? De la misma manera que buscas los mejores productos de cosmética para tu rutina facial dependiendo de tu tipo de piel, es indispensable que descubras los tratamientos capilares que más te favorecen según tu tipo de cabello y los pongas en práctica. Existen champús sólidos, en seco, para pelos secos, teñidos, grasos, quebradizos, dañados, anticaspa… Gracias a ellos garantizarás la higiene y el cuidado del pelo antes del invierno. Lo mismo sucede con los sérums y las mascarillas, tus mejores aliados para recuperar el brillo y lograr un aspecto más saludable. En cuanto a los tratamientos reparadores específicos, la queratina o la henna natural (con o sin color) son perfectos para afrontar la llegada del invierno al aportar fuerza y brillo.

Merche Cortezón
Merche Cortezón

4. Hazte masajes para activar la circulación

Masajear el cuero cabelludo de forma suave mejora la circulación de la sangre, lo que permite que los folículos se oxigenen mejor y crezcan más rápido. Lo ideal es hacerlo en la ducha con la ayuda de las yemas de los dedos para dilatar los capilares y garantizar que los nutrientes del champú o la mascarilla lleguen a la raíz del cabello. ¿Cuánto tiempo? Con 7 u 8 minutos será suficiente. Además, te estarás dedicando un rato de autocuidado y al terminar notarás una sensación de bienestar increíble. ¡Cuidar el pelo antes del invierno no puede ser más fácil!

5. Presume de color

Tras la época estival es muy posible que notes la melena unos cuantos tonos más clara. ¿Por qué? Porque el sol tiende a aclarar el color, así que el otoño es la estación del año perfecta para hacerse un baño de color con nutrientes naturales. No solo conseguirás la estética deseada, sino que también recuperarás el resplandor de tu pelo. Además, existen baños con propiedades añadidas, como el cierre de cutículas o el efecto regenerador. Y si no te gusta, ten en cuenta que desaparece gradualmente con los lavados, lo que ayuda a sobrellevar mejor los días de espera.

Peluquería Rabel
Peluquería Rabel

6. Usa cepillos y peines de cerdas naturales y anchas

No hay nada mejor que un buen cepillo o peine de cerdas naturales para peinar tu melena. Además de respetar más el cabello que uno tradicional, también activa la circulación. Asimismo, también es preferible optar por uno de dientes anchos, que ayudará a desenredar suavemente el pelo sin arrancarlo de raíz. La clave está en cepillárselo a diario, sobre todo antes de ir a dormir, para favorecer la circulación y repartir el sebo natural por todo el cuero cabelludo.

7. Cuida la alimentación

Pero de nada sirven todos estos cuidados del pelo antes del invierno –es decir, utilizar los mejores productos y tratamientos a nivel tópico–, si por dentro no te cuidas. Así que también es fundamental seguir unos buenos hábitos alimentarios. Y es que todo aquello que se ingiere se convierte en nutriente para el pelo, lo que fomentará un rápido crecimiento y un mejor aspecto.

Lo ideal es optar por alimentos que contengan una gran cantidad de vitaminas y minerales esenciales, como los que aportan las frutas y las verduras frescas. Asimismo, los complementos alimentarios de vitamina B, como la levadura de cerveza o el germen de trigo, también resultan beneficiosos en esta época, ya que contribuyen a recuperar la vitalidad del pelo. En cuanto a los minerales, asegúrate de incluir productos ricos en hierro –como las lentejas, el hígado o los pistachos–, ácido fólico –verduras de hojas verdes, legumbres y frutos secos–, omega-3 –aguacates, legumbres y semillas–, silicio –cereales integrales, judía verde y pepino–, magnesio –pipas de calabaza, cacao y sésamo– y cinc –tofu, tempeh y levadura de cerveza–. Y, obviamente, no podrán faltar los alimentos ricos en proteínas, como el huevo, el pescado o la carne. Sin olvidar beber mucha agua para asegurarte una óptima hidratación, tanto por fuera como por dentro.

Martha Garay
Martha Garay

8. La nutrición, un básico para tu cabellera

Entre los consejos para cuidar tu pelo antes de que llegue el invierno no puede faltar este. Y es que es importante nutrir el cabello con mascarillas hidratantes y sérums enriquecidos con extractos de aceites, ya que el pelo se reseca más de lo debido en esta época del año debido a los cambios de temperatura y al uso frecuente de la calefacción. Otros excelentes aliados los encontrarás en tu cocina. Es el caso del aceite de oliva, del huevo, de la cerveza, del aguacate o del aloe vera, que son perfectos para elaborar mascarillas caseras. Uses la mascarilla que uses, el truco está dejarla puesta una hora entera en lugar de los 5 o 10 minutos ordinarios al menos una vez por semana. Verás como el pelo nota el cambio con el paso de los meses y causa furor allí donde vayas.

9. Mantén a raya el estrés

Otra recomendación importante para cuidar el pelo antes del invierno: controlar el estrés para evitar la caída del pelo, la sequedad o la pérdida de volumen. Los ejercicios de relajación, el método de la respiración consciente, los automasajes capilares y la aromaterapia pueden ayudarte a combatirlo. 

Bel Stylist
Bel Stylist

10. Productos anti frizz

En las estaciones frías y secas los cabellos se deshidratan y desnutren con facilidad debido a la humedad. Además, aparece el encrespamiento del pelo debido a la electricidad estática. Es lo que se conoce popularmente como frizz. Así pues, antes de salir a la calle es necesario aplicar un producto anti frizz para protegerse de las condiciones del ambiente y del uso de diademas, gorros y sombreros. Tener en cuenta este sencillo consejo es otra excelente manera de cuidarse el pelo antes del invierno.

11. Evita el agua caliente

Con la llegada del frío son muchos los que creen que lo mejor es lavarse el pelo con agua caliente. Y nada más lejos de la realidad. Precisamente se deben evitar las altas temperaturas para no provocar un exceso de sebo y volverlo más graso. Así, opta mejor por el agua templada o tibia para sellar la humedad, cerrar las cutículas y reflejar más brillo. Asimismo, recuerda que el aclarado final debe ser con agua fría y el secado posterior con una toalla, pero dando toques suaves y sin frotar.

Seensay
Seensay

12. Di "sí" al pelo suelto

En la medida de lo posible, especialmente si estás en casa, dejar el pelo suelto resulta igualmente una medida efectiva para cuidar tu pelo antes de llegue el invierno. ¿Por qué? Porque los moños altos y las coletas muy tirantes dañan el pelo, al igual que el uso de horquillas. Pero tranquila. Optar por un peinado para pelo suelto resulta muy favorecedor para todo tipo de rostros, al tiempo que ofrece un resultado muy natural. Un estilo que conquista corazones al dejar al descubierto la verdadera personalidad.

Ahora que ya conoces los principales cuidados del pelo que deberás tener en cuenta en otoño, puedes pensar en el siguiente paso: encontrar el mejor peinado de boda para el gran día. Para ello, te recomendamos que consultes a tu peluquera de confianza, quien te explicará las últimas tendencias del sector bridal y te aconsejará cuál combina mejor con tu vestido de novia y tu fisonomía. ¿Preparada?