Más Que Momentos

Vuestras ideas originales de boda deberían estar cerradas al menos una semana antes del gran día para que podáis empezar a relajaros y a desconectar. Procurad hacer un repaso rápido y llamad a los proveedores: ¿están a punto los detalles de boda para los invitados? ¿Tienen claro los estilistas a la hora que deben venir a hacerte el peinado de boda seleccionado durante las pruebas? Aseguraos de que todo está en orden y disfrutad juntos las últimas horas como solteros. ¿Cómo? Con cualquiera de los planes que os mostramos.

1. Maratón de cine o series 

Es ideal si estáis muy cansados tras los preparativos de la boda y solo tenéis ganas de acurrucaros, agarrar sofá y manta y haceros mimos en tranquilidad, mientras os ponéis al día con vuestra serie favorita o con una saga a la que tengáis ganas de engancharos.

2. Día de juegos de mesa 

En cambio, las parejas tranquilonas preferirán entretenerse haciendo puzles conjuntos, desafiándose al Trivial, al Monopoly o al parchís. Un té calentito y una sesión de juegos de mesa de toda la vida resulta de lo más estimulante.

3. Aromaterapia 

Masaje con aceite y velas aromáticas que influyen en el estado anímico. Una sesión que os hará sentir más descansados y os permitirá desconectar al máximo de todo lo relacionado con el enlace.

4. Acudid a un spa 

Para que os cuiden al máximo, reservad unas horas en un spa y pasad el día entre algodones: masajes, copitas de cava, burbujas calientes y mucho relax en la mejor de las compañías.

5. Turismo con amigos 

Si celebráis la boda fuera de vuestro lugar de residencia o si tenéis amigos que se hayan desplazado desde lejos, conectad con ellos paseando por los rincones más bellos del lugar. Eso sí: ¡nada de caminatas interminables! Hay que reservar energías para el día siguiente. 

6. Deporte al aire libre 

Sin embargo, si sois de las parejas adrenalínicas a las que el deporte relaja mucho, aprovechad para practicar el vuestro. Os recomendamos, con todo, que lo hagáis en la naturaleza: una ruta corta y agradable de senderismo, por ejemplo.

7. Aventuras para liberar adrenalina 

Los más intrépidos y nerviosos necesitarán una dosis extra de furor para descargar las emociones. ¿Qué tal rafting, escalada, tirolina...? ¡Pero tened cuidado! Hay que llegar a la boda enteros.

8. Escapadita rápida 

Un pícnic en el campo o un aperitivo en una cala recóndita servirán para que cambiéis de aires y os despejéis. Procurad que las distancias no sean excesivas. En su lugar, acudid a parajes cercanos a casa.

Marc Calleja

9. Espectáculo apetecible 

Es posible que llevéis tiempo intentando encontrar un hueco para ir al teatro, a una función que os haga ilusión a los dos, o al cine. Es el día perfecto para ello. ¡Comprad las entradas!

10. Un scape room 

Para los novios que se hayan divertido con las tareas de ingeniería que suponen cuadrar a todos los asistentes en las mesas disponibles o de orquestar a los proveedores para que las ideas divertidas para la boda encajaran estupendamente, un scape room es la mejor solución: ¡no hay duda de que os apasiona emprender tareas juntos!

11. Cocinar postres 

¿Qué tal si intentáis reproducir vuestras ideas para candy bar? Cocinar juntos es una experiencia maravillosa: requiere la concentración justa y podéis juguetear con los ingredientes. Por no hablar de la degustación final, claro. 

12. Pasar el día en un hotel 

Los hoteles os ofrecen un espacio aséptico donde nada os recordará los preparativos de la boda. Lejos de comprobar por enésima vez que el moderno traje de novio 2018 está bien planchado o que todos los accesorios que harán juego con el vestido de novia de corte princesa están a punto, podréis holgazanear y recrearos en vosotros mismos y en vuestra pareja, hablando, disfrutando de un refrescante baño en la piscina, tomando un delicioso cóctel y, sobre todo, estando juntos y relajados.

Gran Hotel Los Abetos

13. Revivir vuestra primera cita 

Una idea muy romántica, justo antes de dar el "sí, quiero", es que finalicéis el noviazgo de la misma manera en que lo empezasteis. Recread lugares, palabras e, incluso, la vestimenta.

14. Cenita romántica 

Da igual si es dentro o fuera de casa: cenad juntos a la luz de las velas. Degustad alimentos sabrosos, pero con moderación, que os espera el banquete nupcial. 

15. Susurrar los votos 

Si ya escribisteis los textos románticos para invitaciones de boda, sabréis que abrirse y compartir las emociones con un ser querido es siempre un momento entrañable. ¿Qué mejor que susurraros al oído cuánto os queréis antes de compartirlo con el resto de seres queridos durante el enlace?

Y bailad descalzos, sin los zapatos de novia, aquellos temas que hayáis elegido como canciones de boda que sonarán en momentos clave. Desconectad y disfrutad juntos. El día más importante de vuestras vidas está a punto de empezar.