El ramo volador
El ramo volador

Te ayudarán a elegir el peinado de boda que más te favorezca y se volverán locas de ilusión el día de la prueba de tu maravilloso vestido de novia, aconsejándote con sinceridad y cariño el que mejor te sienta y los zapatos de novia con los que mejor conjunta. Hablamos de ellas: tus damas de honor. Si ya las tienes en mente pero aún no sabes cómo decirles que son tus elegidas, no te pierdas estas ideas.

1. Yincana divertida

Cuando estáis todas juntas os continuáis comportando como siempre: os seguís divirtiendo como niñas, riéndoos bien fuerte y compartiendo anécdotas. Para no perder ese sabor juvenil, prepárales un juego. Reúnelas a todas en un lugar tranquilo y prepara una yincana de pistas y pruebas que desemboque en la pregunta "¿queréis ser mis damas de honor?" escrita en la última tarjeta o en un panel bien grande detrás de ellas. ¡Pocas ideas divertidas para bodas la superarán!

2. Escapada colectiva

Una casa rural, un spa, un viaje que tuvierais ganas de hacer… Piensa en un plan relajado o animado para compartir un fin de semana en grupo. En el momento más apropiado, reproduce una de las canciones románticas para bodas, alguna que signifique algo para vosotras, y pídeles que sean tus damas de honor. Atrévete y pronuncia un discurso de agradecimiento por su amistad. ¡Será imposible no llorar de emoción!

Luces, cámara y Wedding
Luces, cámara y Wedding

3. Rutina especial

Si no tenéis tiempo ni mucha liquidez, haz de lo sencillo algo especial. Una cena de fin de semana donde se encuentren un sobre con su nombre al llegar a su asiento. Simple, pero eficaz, y muy bonito.

4. Planes individualizados

En caso de que tus damas de honor no sean del mismo grupo de amigas, puedes disfrutar de la experiencia por separado con cada una de ellas. Las has elegido porque son las mejores y está bien tomarse un tiempo para reavivar todas las relaciones y comentar las últimas novedades: si se decantarán por un vestido rojo de fiesta para el día B o han optado por el color tierra, cómo les va en el trabajo…

5. Regalito sorpresa

¿Qué tal si guardas en cajas obsequios diferentes para cada una, algo que las represente? Escríbeles una nota y déjales el paquete en su lugar de trabajo o en la puerta de casa para que se lleven una sorpresa.

Sonia Zozimo
Sonia Zozimo

6. Cartas personales

Para las novias literatas y sentidas, lo mejor es abrirse a través de la palabra escrita, que nunca se borra y puede releerse siempre que se desee. Cuéntales por qué son importantes para ti y por qué deseas que sean ellas, y no otras, las que te acompañen en un día tan bonito y te ayuden con la cola de ese fantástico vestido de novia de corte sirena. ¡Caerán lágrimas!

7. Vídeo emotivo

Aprovecha las mejores canciones para vídeos de boda y haz una presentación audiovisual que no olviden jamás. Este método es especialmente útil si tus amigas viven lejos de ti, porque puedes enviar el archivo a través del correo electrónico y lograr que la petición sea personal, cómoda y preciosa. Muy del siglo XXI.

Antes de verlas con sus vestidos de fiesta –del color que hayas elegido o de estilo libre– os queda un camino de preparación del día B que seguro disfrutaréis mucho juntas. Piensa bien a cuál de ellas le darás el ramo de novia y, si te es imposible decidirte, hazte con varias réplicas del tuyo y obsequia a todas con ese reconocimiento. ¡Son únicas en tu vida!