Las trenzas están de moda y se adaptan a cualquiera que sea tu estilo y el de tu vestido de novia muy fácilmente. Os comentamos algunas de las posibles opciones.

  • Si tienes una melena larga y no llevas velo, una trenza en cascada te quedará perfecta. Consiste en una trenza lateral de raíz de la que van saliendo mechones.

 

 

  • Para una boda en la playa o en el campo, sobre todo si tu melena es rizada, luce una bonita trenza de raíz lateral invertida recorriendo el nacimiento del pelo. Puedes recogerte todo el pelo, o si prefieres llevar parte suelto.

 

 

  • Una trenza clásica a modo de corona con el resto del pelo recogido o suelto a tu elección es otra de las posibilidades. Puedes introducir un lazo en la trenza, flores, apliques brillantes a modo de tiara o lucir el pelo sin más.

 

 

  • Un peinado muy elegante sería un recogido, cardando un poco el pelo en la parte superior de la cabeza y luego realizando una trenza de espiga invertida que acabe en una cola donde podrías aprovechar para poner el adorno que quieras.

 

 

  • Para una boda rural puedes optar por un semirrecogido o recogido completo en el que dos trenzas crucen tu cabeza a modo de diadema.

 

 

  • También hay peinados mucho más elaborados donde las trenzas de raíz recogen el flequillo o la parte inferior de la melena creando luego recogidos que se adaptan a cualquier tocado, tiara o te ayudarán a crear la base para fijar el velo.

 

 

  • Por último un peinado muy sencillo y a la última que consiste en una trenza de espiga lateral, con algunos mechones del flequillo modelados y sueltos enmarcando la cara. Fresco, juvenil y muy natural.

Lo importante es que te sientas guapa y cómoda, que te mires al espejo y te reconozcas, que seas tú misma. Confía en tu instinto y acertarás.