Eventos Petit Comité

 

Ya os hemos contado en varias ocasiones que la boda ideal es aquella que refleja vuestra personalidad. Lo ideal es que cuando vuestros invitados vean vuestra boda piensen que esa boda sólo podía ser la vuestra. Por ese motivo si os encantan los dulces y el postre es vuestro plato preferido, ¿por qué no montáis un buffet de postres en vuestra boda?

Tomad buena nota de todas estas ideas y consejos:

  • Si queréis que sea el propio restaurante o catering quien se encargue de montar el buffet hablad con ellos, pedid presupuesto y elegid los postres que más os gusten. No os tendréis que preocupar de nada más, ellos se ocuparán de todo.
  • Pero si queréis montar vosotros mismos un buffet de postres caseros lo primero que tenéis que hacer es hablar con el restaurante o catering para explicarles vuestra idea, y aseguraros de que no os pondrán ningún problema. Hay restaurantes que no permiten que se traigan alimentos de fuera, ya que ellos no pueden controlar el proceso de elaboración de esa comida y asegurarse de que no habrá ninguna intoxicación alimentaria en su restaurante
  • En caso de que podáis montar vuestro propio buffet de postres caseros ha llegado el momento de pedir ayuda. Pensad quienes son los mejores cocinitas de vuestra familia y amigos, pedidles que hagan esa tarta de queso que tan bien les sale, el delicioso pastel de zanahoria que hace tu abuela, los brownies de tu mejor amiga, etc. Por último, dejad a alguien encargado de recoger todos los postres y de colocarlos en el buffet de manera quede bonito. Para ello lo ideal es que utilicéis tarteras de diferentes alturas, y torres para los postres más pequeños. No os olvidéis de decorarla de encargar cartelitos con los nombres de los postres, así quedará aún más bonito.
  • Acordaros de poner algo de fruta, pues no a todo el mundo le gusta el dulce o puede comerlo. Podéis ponerla por piezas, haciendo pequeñas pirámides con ellas, o en brochetas, para que sea más fácil comerla.

 

Foto: Eventos Petit Comité