Adolf Boluda

Si ya sabes cómo preparar los zapatos de novia para el gran día y te has preocupado de investigar y aprender cuál es la mejor manera de conservar el ramo de novia desde que lo recoges en la floristería hasta el "sí, quiero", no descuides los cuidados que necesitará tu vestido de novia antes de la boda y a lo largo de la celebración. Toda precaución es poca si deseas lucir impecable en una fecha tan especial. ¿Preparada para saber cómo tratarlo en cada momento? No te pierdas estos consejos.

Antes de la boda

Diakonova Fotografía

Antes incluso de escoger ese vestido de novia de corte sirena con el que llevas tantos años soñando, ya hay algunos aspectos que debes tener en cuenta. ¿Por qué? Porque el lugar de la ceremonia y la celebración condicionarán el trato que recibirá el vestido durante el enlace. Por ejemplo, para bodas en la playa es mejor evitar los que sean de seda, pues el agua salada y la arena podrían mancharlo y dañarlo.

De la misma manera, y una vez tengas claro cuál de los vestidos de novia 2019 es el que mejor encaja con tus gustos, con tu figura y con tu fisionomía, asegúrate de que el largo sea el adecuado a tu estatura, contando con la altura de los tacones. De este modo, te aseguras que no se romperá ni ensuciará más de la cuenta al caminar con él, sobre todo si os habéis decantado por un "sí, quiero" al aire libre sobre tierra, césped o arena.

Diakonova Fotografía

Después de recogerlo en la tienda, mantenlo siempre colgado. Lo ideal es que la percha que lo sujete sea de tela, madera o plástico, evitando las metálicas pues podrían mancharlo. Del mismo modo, y dependiendo del diseño elegido, cuélgalo de las tiras que salen de las costuras mejor que de la propia tela. Una manera sencilla pero efectiva de evitar que ese fantástico vestido de novia vintage se pueda dañar o deformar. Y muy importante: ¡no coloques nada encima de él!

¿Cómo conservarlo? Si has ido a buscar el vestido de novia con escote en V el mismo día del enlace, quizá no sea necesario hacerlo pero, en caso contrario, será conveniente guardarlo en una funda de tela. De esta manera no acumulará polvo y cuando te lo vayas a poner estará... ¡simplemente perfecto!

Anubis Photo and Film Studio

Asimismo, y por mucho que te mueras de emoción por tenerlo ya contigo y por las pocas horas que te faltan para poder lucirlo... ¡contente! Cuanto menos lo toques, mejor. Y si necesitas hacerlo por los motivos que sean, lávate antes siempre las manos. ¡Y mantenlo fuera del alcance de niños y mascotas!

Si has recogido el vestido unos días antes del enlace y necesita ser planchado de nuevo, lo mejor es que contactes con la tienda donde lo adquiriste y les pidas que lo vuelvan a hacer. Si no pudiera ser posible, pídeles que te recomienden donde llevarlo o confía en un centro especializado.

El día de la boda

Verónica Miranda

Si el mismo día B necesitas plancharlo con urgencia y no puedes recurrir a un profesional, hay dos trucos caseros que puedes hacer tú misma. El primero consiste en colgarlo del baño, abrir el grifo del agua caliente y cerrar la puerta; el mismo vapor de agua planchará el vestido como si de una plancha de vapor se tratara. El segundo pasa por aplicarle aire caliente con un secador a una distancia de no menos de dos palmos.

Ten cuidado también con los cosméticos, especialmente con el perfume, el desodorante y la loción corporal, pues pueden manchar ese fabuloso vestido de novia sencillo. Aplícalos antes de ponerte el vestido y espera a que se sequen.

Booda Fotografía

Igualmente, presta especial atención al maquillaje –evitando retocarte tú misma una vez vestida–, así como a la manicura y la pedicura. Asegúrate de que las uñas están bien secas antes de enfundarte el vestido de novia recto que tan bien te sienta.

A la hora de entrar en el coche que te llevará hasta la ceremonia, recuerda que lo mejor es que te sientes en el asiento trasero y, suavemente, te deslices hasta la otra puerta. ¿Por qué? Porque de esta manera el vestido quedará lo lo más estirado posible. En cuanto al ramo de novia silvestre, colócalo a tu lado para que no manche el vestido.

DoblelenteBoda

Entre las diferentes ideas divertidas para bodas se ha popularizado la opción de lanzar pétalos, pompas de jabón o confeti a los novios a la salida de la ceremonia en lugar del tradicional arroz. Sin embargo, en lo que a posibles manchas se refiere, es mejor esta última opción. ¡Aunque no para el traje de novio 2019!

Importante: si durante el banquete el vestido se manchara, es mejor no intentar solucionarlo ni con agua ni con productos quitamanchas ya que pueden quedar cercos. Déjalo para la tintorería. Y para evitar que se pueda arrugar en exceso, confía a alguien de tu confianza la labor de colocarlo correctamente cada vez que te levantes y te sientes.

Beatriz Tudanca

Ahora ya conoces todos los trucos prácticos que te permitirán conservar como nuevo el vestido de tus sueños. Cuidalo como se merece y lúcelo en todo su esplendor al son de las mejores canciones para bodas. Y no te olvides de elegir otros básicos del outfit nupcial, como el peinado de novia que mejor lo complemente.  ¡Vas a estar increíble de principio a fin!