Ernesto Naranjo
Ernesto Naranjo

Tradicionalmente, los novios suelen pasar los momentos previos a la boda separados. Ella ultimando los preparativos con el peinado de boda, arreglándose con la ayuda de familiares y amigas para lucir ese maravilloso vestido de novia y él vistiéndose rodeado de todos los suyos y procurando que el traje de novio esté impoluto. Pero… ¿qué ocurriría si pudieran verse un rato antes del "sí, quiero"? ¿Os seduce esta posibilidad? Conoced todos los detalles de esta tendencia conocida como first look.

¿Por qué hacerlo?

Los motivos son diferentes y de lo más variados. Os resumimos los tres principales a continuación.

1. Por la innovación

Tranquilos. Podéis romper con las supersticiones sin problema, pues la tradición de no verse hasta la llegada de la novia al altar parte de cuando las bodas eran acordadas por los padres de los novios. En muchas ocasiones no se habían conocido entre sí todavía y, claro, no siempre se gustaban. Ahora que ya os tenéis más que vistos –por suerte–, las probabilidades de que no os complazca vuestra pareja son nulas.

Estudio 2d
Estudio 2d

2. Por la intimidad

Los wedding planner recomiendan el first look porque ese momento privado aporta una calidez y un romanticismo idílico para los novios. El momento de verse solos y ya listos con sus respectivos outfits nupciales, antes de que empiece el gran día, resulta muy emotivo. Ese instante sirve también para afianzar su unión –estableciendo una alianza secreta antes de compartir su amor con sus seres queridos– y para que los nervios que ambos sienten ante el gran momento se disipen al mismo tiempo.

3. Por la naturalidad de las fotos

Precisamente para obtener ese frescor y naturalidad en un momento tan especial lo mejor es que os acompañe tan solo el fotógrafo. Él mejor que nadie sabrá captar el amor en vuestras sonrisas, miradas, besos y abrazos. Después ya tendréis tiempo de posar juntos y con el resto de invitados, pero ese instante es cien por cien real y vuestro. Tu pareja podrá admirar lo bien que te sienta ese vestido de novia de corte sirena y tú tendrás tiempo de mirarlo y remirarlo enfundado en ese magnífico traje de novio original.¿

¿Cómo hacerlo?

Existen tantas opciones como vosotros queráis pero, por lo general, los novios optan principalmente por alguna de estas opciones.

Él se gira

DoblelenteBoda
DoblelenteBoda

Lo más usual es que los novios se citen en algún lugar, previo a la boda, y que se reproduzca el esquema del lugar de la ceremonia: la novia se acerca por la espalda al novio, con su ramo de novia natural, y él se gira cuando ella esté detrás suyo para poder contemplar una imagen que no podrá borrar de su memoria el resto de su vida.

Con alguna venda

Pepa Málaga
Pepa Málaga

También es posible tapar los ojos al novio –con un pañuelo, con las manos o con cualquiera de las ideas divertidas para bodas que se os ocurra al respecto– para hacerle sufrir un poco antes de ver a la novia y darle un punto de emoción añadida al momento.

Ella le espera oculta, él la descubre

Niko Estudio
Niko Estudio

Ya que es siempre el novio quien espera y la novia quien va al encuentro, podéis revertir los papeles y adaptar vuestras ideas de decoración para bodas a un escenario distinto, y hacer que sea él quien vaya al encuentro de la novia. Por ejemplo, ella espera en un banco a que él llegue, de espaldas. O bien, oculta tras una puerta o árbol. Incluso, para hacerlo más especial, podéis reproducir una de vuestras canciones románticas para bodas en el momento del descubrimiento.

Aunque los asistentes estarán estupendos con sus vestidos de fiesta y deseando veros, podéis hacerles esperar un ratito para concederos este first look en privado. Basta con que os citéis un rato antes de la hora acordada en las invitaciones de boda y no habrá ningún problema. ¡La emoción y la sorpresa serán las mismas que si os encontráis frente al altar!