Luz de Barcelona
Luz de Barcelona

Son muchos los formalismos en las bodas que cada vez más parejas optan por saltarse, como que el vestido de novia tenga que ser blanco, que el novio no pueda lucir orgulloso unas deportivas con su elegante traje de novio o que la música elegida para integrar las canciones de boda deba incluir baladas románticas.

En cuanto a los tatuajes, y a diferencia de hace unos años, la mayoría de novias apuesta por mostrarlos libremente e, incluso, por destacar su presencia. Pero si piensas que forman parte de una vida pasada, no te sientes especialmente orgullosa de ellos o crees que no van con el estilo de enlace que habéis organizado con tu pareja, tranquila. Existen diferentes técnicas de maquillaje para eliminarlos temporalmente. ¿Prefieres borrarlos definitivamente? La solución está en las sesiones láser, aunque deberás ser previsora porque deben espaciarse a lo largo de varios meses para obtener unos resultados perfectos. ¿Lista para conocer en detalle qué hacer en cada caso? ¡Te lo contamos!

Mostrarlos sin complejos

Vuestra Historia
Vuestra Historia

El nombre de tu futuro marido, frases inspiradoras que hacen vibrar, símbolos que evocan culturas antiguas o la naturaleza, figuras geométricas... Todo está permitido cuando tu filosofía de vida se refleja en uno o varios tatuajes. Entonces, ¿por qué no mostrarlos orgullosa en tu gran día? De hecho, un consejo es que tu vestido permita verlos enteros, siempre que sea posible. Por ejemplo, si tienes un tatuaje en el hombro decántate por un vestido de novia con escote corazón o, como mínimo, sin tirantes ni mangas. Si lo tienes en la espalda, opta mejor por un sensual modelo que deje esta zona del cuerpo al descubierto. Y no te olvides del peinado. En este caso es mejor que no dejes tu melena suelta, apostando en su lugar por cualquiera de los recogidos 2019, por un peinado lateral o bien por una solución tan acertada como un moño alto. Y si el tatuaje o uno de ellos está en la pantorrilla o el tobillo, un vestido de novia corto será la mejor elección.

No en mi boda

Diego Egusquiza
Diego Egusquiza

Es totalmente lícito querer ocultar los tatuajes y, de nuevo aquí, la moda nupcial puede ser una gran aliada. Quizá bastará con optar por un diseño con mangas o un vestido largo. Aparte, el maquillaje para cubrir tatuajes será tu salvación. Se trata de maquillaje muy cubriente, con alta pigmentación y resistente al agua, preparado específicamente para este fin. También puedes recurrir a bases corporales o a maquillaje de teatro, ya que suelen tener una cobertura muy alta, así como el aerógrafo. En todo caso, lo mejor es que lo consultes con un maquillador profesional y que sea este el encargado de aplicar los productos el día B. Sobre todo, porque pondrá un buen fijador para que no se manche tu precioso vestido de novia recto y para prolongar la duración del make up.

Láser: ¡la elección definitiva!

Yasmina & Víctor Fotografía
Yasmina & Víctor Fotografía

Si ya no te identificas con los tatuajes que te hiciste tiempo atrás, te has cansado de ellos o no te acaban de convencer, quizá debas eliminarlos con láser. Pero, atención: ten en cuenta que es un tratamiento largo y costoso. Los tiempos dependerán de varios factores: el color del pigmento (el negro y el azul oscuro necesitan menos sesiones para su eliminación que, por ejemplo, los rojos, amarillos o verdes), su localización corporal (el cuello, el escote y la muñeca son zonas con la piel más fina y, por tanto, de más fácil eliminación), su antigüedad (a más nuevo, menos decolorado y más difícil de eliminar) y tu tono de piel (las claras son las que responden más fácilmente al láser). Si solicitas una evaluación en un centro estético te calcularán el tiempo aproximado que te puede costar eliminar por completo el o los tatuajes.

Mostrar, ocultar o eliminar… No hay una decisión correcta, sino que dependerá de lo que desees hacer en un día tan importante en tu vida, sin renunciar, obviamente, a ser tú misma. Al igual que has elegido ese ramo de novia con flores silvestres o que te has decantado por unos zapatos de novia con tacones de aguja, solo aptos para las más valientes.