Escapada romántica a La Rioja antes de la boda: viñedos con castillo Davalilo

Estéis todavía solteros, comprometidos y liados con todos los preparativos nupciales o bien os acabéis de dar el "sí, quiero", hay un plan al que seguro que no le vais a poder decir que no: recorrer La Rioja con sus bellísimos paisajes, viñedos infinitos y pintorescos pueblecitos serranos. Si os seduce la propuesta, no os perdáis estos 6 planes que, además de descubrir qué ver en La Rioja y qué hacer en La Rioja, os permitirá vivir unos días tan románticos como inolvidables para los dos. ¿Queréis saber qué visitar en La Rioja? Atentos a estas propuestas porque... ¡os cautivarán!

1. Divertirse en La senda de los elefantes

Escapada romántica a la Rioja antes de la boda: calle Laurel, Logroño

Qué mejor manera de empezar vuestra aventura que callejear e ir de pinchos por Logroño, la capital de La Rioja. La calle Laurel os espera con sus pintorescas tascas para tapear. Conocida popularmente como "La senda de los elefantes", por la alta probabilidad de "acabar trompa" si se acompaña cada tapa con algunos de los vinos de La Rioja o con una cerveza, esta ruta os encantará por su peculiar gastronomía. No os perdáis los pinchos morunos, las brochetas de gamba y piña, el carpaccio de bogavante, las piparras, el matrimonio, los zorropitos ni un delicioso helado, como el de sombra de higuera, de la heladería Dellasera.

Escapada romántica a la Rioja antes de la boda: Puente de Piedra en Logroño

¿Más cosas? Logroño esconde otras sorpresas. Como su centro histórico antiguo, con la calle Portales, la plaza del mercado, la iglesia de san Bartolomé, la calle Herrerías y la calle Ruavieja con sus bodegas de vino en la parte baja de las casas (espectaculares la de San Gregorio y la del Palacio de los Yanguas). Y no os vayáis sin tomar algo en todo un ícono de la ciudad: el colorista Café Moderno, fundado en 1916. Ni sin cruzar el famoso Puente de piedra.

2. Contemplar estrellas fugaces en el primer destino Starlight de España

Escapada romántica a la Rioja antes de la boda: contemplar las estrellas desde el molino de viento de Ocón

No hay nada más romántico que ver juntos un cielo estrellado, ¿no os parece? El astroturismo es una de las actividades más fascinantes de La Rioja, declarada primer destino Starlight de nuestro país gracias a sus excelentes condiciones para la observación astronómica. Su cielo limpio y sin contaminación es ideal para descubrir el universo con sus constelaciones, estrellas fugaces, nebulosas, planetas… No os perdáis una noche estrellada en el dolmen del Collado del Mallo –en Trevijano–, en el yacimiento de Contrebia Leucad –en Aguilar del Río Alhama–, en el castillo de Cornago, en el molino de viento de Ocón ni en las dolinas de Zenzano.

3. Disfrutar de un road trip por la sierra de Cameros

Escapada romántica a la Rioja antes de la boda: Sierra de Cameros

La Sierra de Cameros –perfecta para recorrer en coche– se extiende por los bellísimos valles de los ríos Iregua, Najerilla y Leza, y alberga algunos de los pueblos bonitos de La Rioja, rodeados de una naturaleza exuberante. A tan solo 40 minutos desde Logroño encontraréis aldeas y parajes de montaña, entre los que destacan Torrecilla en Cameros, con su arquitectura tradicional de casas de mampostería y madera, sus callecitas empedradas o su puente medieval sobre el río Iregua, que debéis cruzar. También resulta imprescindible visitar Soto en Cameros, con una preciosa ruta que os conducirá hasta la aldea de Zenzano, con sus yacimientos de huellas de dinosaurios.

Escapada romántica a la Rioja antes de la boda: cascadas de Puente Ra

Desde la misma localidad podéis hacer otra ruta romántica –una de las rutas de senderismo de La Rioja– que os llevará hasta el cañón del río Leza y hasta el mirador del Torrejón, situado en un saliente natural del propio cañón, y desde el cual podréis disfrutar de impresionantes vistas panorámicas sobre las gargantas del cañón y los bosques que lo rodean. Y no os olvidéis tampoco del Parque Natural de la Sierra Cebollera, con su preciosa ruta de las cascadas, que discurre entre los 1.300 y los 1.500 metros de altitud hasta las cascadas de Puente Ra.

4. Vivir la magia de un spa al aire libre

Escapada romántica a la Rioja antes de la boda: Arnedillo

En la Rioja Baja os espera Arnedillo, en el precioso valle de Cidacos. Un pueblecito entre montañas ideal para relajarse, desconectar y recargaros de energía. Sus tres pozas termales de acceso libre con propiedades medicinales se alinean en paralelo al cauce del río y el agua, muy rica en minerales, fluye constantemente a una temperatura de unos 35 ºC. Y si queréis un tratamiento especial o un masaje exclusivo, solo tenéis que cruzar el río hasta el balneario de Arnedillo –uno de los balnearios en La Rioja–. También vale la pena pasear por las callejuelas de Arnedillo y observar el vuelo majestuoso de los buitres desde alguno de sus miradores.

5. Recorrer viñedos y bodegas en bicicleta eléctrica

Escapada romántica a la Rioja antes de la boda: viñedos

Perderse entre los viñedos de La Rioja Alta en una cómoda bicicleta eléctrica es una experiencia única. Juntos disfrutaréis del enoturismo en la intimidad descubriendo el patrimonio, el paisaje, los vinos y la fantástica gastronomía de esta tierra milenaria. Algunas de las bodegas de La Rioja, además, realizan trabajos en los viñedos en los que podréis participar, catas con expertos o disponen de restaurantes con una carta maridada con sus vinos exclusivos.

6. Descubrir el corazón de las 7 villas

Escapada romántica a la Rioja antes de la boda: Ezcaray

El precioso valle de la cuenca del Alto Najerilla, en la sierra de la Demanda, bien merece una escapada en pareja. Un espacio natural salpicado de pueblos que despliegan sus encantos entre paisajes de montaña, valles, bosques y rincones mágicos junto al río Najerilla. Os encantará descubrir sus cumbres frondosas, sus bosques de un verde intenso, sus cascadas, sus pozas y sus rápidos rodeados de magia y belleza. Y, de vez en cuando, os sorprenderán aldeas de antigua arquitectura rural, como Canales de la Sierra, Villavelayo, Mansilla de la Sierra, Brieva de Cameros, Ventrosa, Viniegra de Abajo y Viniegra de Arriba, con sus casonas de piedra rojiza y casas blasonadas, iglesias, ermitas, callejuelas y puentes medievales. No os perdáis el sonido del agua en Villavelayo con sus dos puentes; la torre del reloj y el puente de la hiedra en Ventrosa; las casas de indianos en las Viniegras ni las cascadas de Navares. Y, por supuesto, visitad uno de los pueblos más bonitos de La Rioja: Ezcaray.

Escapada romántica a la Rioja antes de la boda: puente en Ezcaray

Las posibilidades de esta comunidad son numerosas, variadas y magníficas. Y es que, además de los fantásticos pueblos de La Rioja, podréis ir a ver los embalses de La Rioja y las cascadas de La Rioja, visitar bodegas en La Rioja... ¿No tenéis claro dónde alojaros? Tranquilos. No os faltarán hoteles en La Rioja, paradores en La Rioja, hoteles con spa en La Rioja, hoteles con encanto en La Rioja... Así que no lo dudéis y escaparos a esta provincia. Un destino perfecto cerca de casa en el que vivir unos maravillosos (y merecidos) días de felicidad. Y es que La Rioja os espera con estos 6 magníficos planes para disfrutar en pareja durante una escapada romántica. ¡Aprovechadlos al máximo!