Ir al contenido principal
Bodas

Luna de miel romántica en Suiza: 10 tips imprescindibles

Viajar en el tren panorámico Glacier Express, contemplar la cascada de Staubbachfall, descubrir el glaciar azul Aletsch… Hay muchas cosas para disfrutar de una luna de miel en Suiza, un país con paisajes únicos y la naturaleza de los Alpes.

¿Aún no tienes la luna de miel? 🛫
Pide información y precios a tus agencias de viaje más cercanas
Luna de miel en Suiza: valle de Lauterbrunnen

Luna de miel en Suiza: valle de Lauterbrunnen

Organizar la boda lleva tiempo, al igual que también lo necesitaréis a la hora de preparar el viaje de novios soñado. Pero antes de ponerse manos a la obra hay que tomar una decisión importante: elegir el mejor destino para la luna de miel. Y si no os apetece un viaje de novios "tropical" o un largo viaje en avión, Suiza, en el corazón de Europa, os espera con sus paisajes únicos, con sus ciudades preciosas y con la naturaleza virgen de los Alpes. ¿Queréis saber todo lo que hay que ver en Suiza (y hacer)? ¡No os perdáis estos 10 tips imprescindibles para vivir una luna de miel en Suiza inolvidable!

1. Descubrid Montreux y Ginebra

Luna de miel en Suiza: Castillo de Chillon, situado a orillas del lago Leman

Son dos de los mejores sitios para visitar en Suiza. Montreux, la ciudad de la que se enamoró Freddie Mercury –que cuenta con una estatua propia frente al lago–, os recibirá con su ambiente bohemio, ideal para los amantes de la música –en especial del jazz– y con la ubicación perfecta para visitar lugares preciosos, como el castillo de Chillon, de origen medieval. Gracias a la majestuosidad de su construcción y a su maravilloso y privilegiado enclave a orillas del lago Lemán, disfrutaréis de un paisaje increíble.

En el lado opuesto de Montreux está Ginebra. Allí os esperan horas inolvidables recorriendo en bicicleta las orillas del lago Lemán, donde podréis contemplar la fuente Jet d'Eau –uno de los monumentos más famosos que ver en Ginebra–. Pero no el único, pues también os esperan el Muro de la Reforma en el Parc des Bastions y la imponente catedral de San Pablo.

Pasead de la mano por su centro histórico de calles empedradas y descubrid sus históricas fuentes. Y no os perdáis el Palacio de las Naciones, sede de la ONU, el Jardín Inglés ni la Jonction, el punto donde confluyen las aguas del río Arve y las del río Ródano. ¿Más cosas que descubrir en Ginebra durante vuestra luna de miel en Suiza? Sucumbid al encanto del barrio de Carouge y degustad una romántica cena en el Chez Boubier Café de Paris, por ejemplo.

2. Enamoraos de los preciosos rincones de Lausana

Luna de miel en Suiza: la ciudad de Lausana de noche

Lausana os enamorará desde el primer momento. Y no es de extrañar, pues es una de las ciudades más bonitas del país y una de las que sí o sí debéis incluir en vuestra luna de miel en Suiza: empezando por el corazón de la ciudad, la Plaza de San Francisco, y continuando por su bella catedral gótica, desde cuyas torres contemplaréis unas vistas increíbles. Pero también teniendo en cuenta lugares tan icónicos como el Castillo Saint Marie, el Palacio de Rumine y la Plaza de Palaud, a la que llegaréis en apenas cinco minutos a pie desde la plaza de San Francisco por las famosas escaleras del mercado.

Imprescindible también es que deis largos paseos a orillas del Lago Lemán –donde encontraréis el parque de Bourget– y que visitéis un museo que es (casi) parada obligatoria si visitáis Lausana, sobre todo si sois amantes de los deportes: el Museo Olímpico. Y es que no os olvidéis que Lausana alberga la sede del COI (Comité Olímpico Internacional). Y una recomendación práctica: apostad por un calzado cómodo para moveros la ciudad, ya que tiene numerosas cuestas.

3. Haced un crucero por el lago Lemán

Luna de miel en Suiza: barco navegando por el lago Leman

Ya sea desde la maravillosa Ginebra o desde la idílica Lausana, no dudéis en dar un romántico paseo por el lago Lemán –el lago interior más grande de Europa Central–, durante vuestra luna de miel en Suiza. Un fantástico recorrido que os permitirá descubrir este país (o, al menos, un trocito del mismo) y en el que podréis contemplar algunos de los bellos paisajes de Suiza.

4. Sucumbid al encanto de las cataratas del Rin y Stein am Rhein

Luna de miel en Suiza: famosas cataratas del Rin

Entre los lugares que visitar en Suiza están las cataratas del Rin, el mayor salto de agua de Europa central, que os sorprenderá con su ensordecedor ruido. Si queréis descubrirlas, una embarcación os trasladará desde Schaffhausen hasta los castillos o a la enorme roca situada en medio del salto. Y no os perdáis un paseo por el pueblecito de cuento de Stein am Rhein, una preciosa localidad situada a orillas del Lago Constanza, con sus encantadoras y coloristas casitas medievales.

Visitad agencias de viajes

5. Visitad la cascada de Staubbachfall y el Valle de Lauterbrunnen

Luna de miel en Suiza: cascada de Staubbachfall en el Valle de Lauterbrunnen

La cascada de Staubbachfall, con casi 300 metros de altura, forma parte de las 72 cascadas del Valle de Lauterbrunnen y está ubicada muy cerca de otros espectáculos naturales, como las cascadas subterráneas más grandes de Europa, en Trümmelbachfälle. En verano, los vientos cálidos arremolinan el agua de Staubbachfall provocando su pulverización, con una imagen bellísima. Es una de las cascadas más altas de Europa y, sin duda, es otra de las cosas que hay que ver durante vuestra luna de miel en Suiza.

6. Recorred el lago subterráneo de St-Léonard

Luna de miel en Suiza: lago subterráneo de St-Léonard

¿Más cosas que hacer en Suiza? ¡Por supuesto! En pleno valle del Ródano, ubicado entre Sion y Sierre, se encuentra el lago subterráneo más grande de Europa. St-Léonard es, sin duda, una maravilla natural, de 300 m de longitud, que podréis recorrer en un barco de remos. Lo curioso del lugar, unido a su belleza, lo convierten en una agradable visita. ¡Y de lo más romántica!

7. Id al espectacular glaciar Aletsch

Luna de miel en Suiza: impresionantes imágenes del glaciar Aletsch

Aletsch es un gigantesco glaciar de 23 kilómetros de longitud –el mayor de los Alpes–, en el cantón de Valais, que adquiere un fascinante color azul único en el mundo. Vale la pena hacer una ruta de senderismo con guía de montaña para acercarse y ver de cerca sus impactantes grietas. ¡Os impresionará su gran belleza!

8. Haced un romántico viaje en el Glacier Express

Luna de miel en Suiza: vista aérea del tren Glacier Express

Es otro imprescindible durante vuestra luna de miel en Suiza. Y es que es uno de los trenes más espectaculares del mundo. Con sus ventanas panorámicas hasta el techo, atraviesa 91 túneles y 291 puentes durante 8 horas y, en sus 291 km de recorrido, ofrece magníficas vistas de los paisajes suizos de alta montaña. ¡Seguro que conseguiréis unas fotos de Suiza realmente únicas!

En el Glacier Express podréis disfrutar de un romántico almuerzo con champán en su vagón-restaurante retro. El tren une St. Moritz con Zermatt, que también tiene maravillosos funiculares aéreos. Desde allí podréis contemplar el monte Cervino, posiblemente la montaña más famosa de los Alpes suizos, ya que queda por encima de la ciudad.

Contratad la luna de miel

9. Saboread una fondue de queso o una raclette en Gruyères

Luna de miel en Suiza: imagen del pueblecito de Gruyères

Entre las variadas delicias de la gastronomía de Suiza destacan la fondue de queso y la raclette. Podréis degustarlas en muchos de los restaurantes típicos del país, pero, sin duda, nada comparable a comerlas en Guyères, uno de los pueblos más bonitos de Suiza y cuna del queso del mismo nombre. Situado en una pequeña colina, no dudéis en recorred sus calles empedradas dando un agradable paseo. Descubriréis el castillo de Gruyères, la Maison de Gruyère y la fábrica de queso, donde podréis ver de cerca todo el proceso y cómo se elabora.

10. Disfrutad de unas vistas panorámicas excepcionales

Luna de miel en Suiza: impresionantes vistas panorámicas desde el mirador de Harder Kulm

Los Alpes suizos son realmente impresionantes, como seguro que ya sabréis. Pero si os apetece verlos en todo su esplendor durante la luna de miel en Suiza, atentos a este recorrido: desde Interlaken, una comuna suiza del cantón de Berna, coged un funicular hasta Harder Kulm. Situado a 1322 metros sobre el nivel del mar, las vistas desde su mirador son realmente impresionantes. ¡No podréis parar de hacer fotos a todo lo que os rodea!

¿Qué os parecen estos planes para disfrutar de una romántica luna de miel en Suiza? Situada en el corazón de Europa, seguro que su belleza os enamorará, igual que todas sus posibilidades. ¡Y es que hay mucho que ver y que hacer en Suiza durante el viaje de novios! ¿Con ganas de hacer ya las maletas?

¿Os apetece descubrir más posibles lugares para la luna de miel? ¡Seguro que estos destinos europeos os encantan!

¿Aún no tienes la luna de miel? 🛫
Pide información y precios a tus agencias de viaje más cercanas