Si ya habéis enviado vuestras invitaciones de boda, seguramente estaréis organizando todos los preparativos para el día más feliz de vuestra vida. Quizá encontrar ese vestido de novia exclusivo no resulte tan complicado como de entrada pensabas, al igual que tampoco lo será dar con esos detalles de boda que reflejen vuestro estilo y que resulten prácticos para todos vuestros seres queridos. Está claro que todo requiere tiempo, al igual que decidir el destino de la luna de miel. Y si no os apetece un viaje de novios "tropical" o un largo viaje en avión, Suiza, en el corazón de Europa, os espera con sus paisajes únicos, sus ciudades preciosas y con la naturaleza virgen de los Alpes. ¡Os encantará! No os perdáis estos 7 tips imprescindibles.

1. Un romántico viaje en el Glacier Express

Es uno de los trenes más espectaculares del mundo. Con sus ventanas panorámicas hasta el techo, atraviesa 91 túneles y 291 puentes durante 8 horas y, en sus 291 km de recorrido, ofrece magníficas vistas de los paisajes suizos de alta montaña. En el Glacier Express podréis disfrutar de un romántico almuerzo con champagne en su vagón-restaurante retro. El tren une St. Moritz con Zermatt, que también tiene maravillosos funiculares aéreos. Desde allí podréis contemplar el monte Cervino, posiblemente la montaña más famosa de los Alpes suizos, ya que queda por encima de la ciudad.

2. El espectacular glaciar Aletsch

Aletsch es un gigantesco glaciar de 23 de kilómetros de longitud –el mayor de los Alpes–, en el cantón de Valais, que adquiere un fascinante color azul único en el mundo. Vale la pena hacer una ruta de senderismo con guía de montaña para acercarse y ver de cerca sus impactantes grietas. ¡Os impresionará su gran belleza!

3. Las cataratas del Rin y Schaffhausen

Os sorprenderá el ensordecedor ruido de las cataratas del Rin, el mayor salto de agua de Europa central. En Schaffhausen, una embarcación os trasladará a los castillos o a la enorme roca situada en medio del salto. Y no os perdáis un paseo por el pueblecito de cuento de Stein am Rhein, una preciosa localidad situada a orillas del Lago Constanza, con sus encantadoras y coloristas casitas medievales.

4. La cascada de Staubbach y el Valle de Lauterbrunnen

La cascada de Staubbach (Staubbachfall), con casi 300 metros de altura, forma parte de las 72 cascadas del valle de Lauterbrunnen y está ubicada muy cerca de otros espectáculos naturales, como las cascadas subterráneas más grandes de Europa, en Trümmelbachfälle. En verano, los vientos cálidos arremolinan el agua de Staubbachfall, provocando su pulverización, con una imagen bellísima. 

5. El lago subterráneo de St-Léonard

myswitzerland.com
myswitzerland.com

En pleno valle del Ródano, ubicado entre Sion y Sierre, se encuentra al lago subterráneo más grande de Europa. St-Léonard es, sin duda, una maravilla natural, de 300 m de longitud, que podréis recorrer en un barco de remos. Lo curioso del lugar, unido a su belleza, lo convierten en una agradable visita. ¡Y de lo más romántica!

6. Un crucero por el lago Leman

La idílica Lausana, a orillas del lago Leman, es muy romántica y puede ser el punto de partida para hacer un crucero por el lago en un barco de la Belle Époque, desde el que contemplaréis maravillosas puestas de sol. Antes de abandonar Lausana, pasead por su casco antiguo y acercaos a su bella catedral gótica o subid al tren de la vid que os llevará a los viñedos del Lavaux. Y si sois amantes del deporte, no os perdáis su Museo Olímpico.

7. Descubrir Ginebra y Montreux

En Ginebra también os esperan horas inolvidables recorriendo en bicicleta las orillas del lago Leman y sus alrededores, degustando una romántica cena en el Chez Boubier Café de Paris, por ejemplo, o paseando por los jardines ingleses. En el lado opuesto de Ginebra, Montreux, la ciudad de la que se enamoró Freddie Mercury, os recibirá con su ambiente bohemio, ideal para los amantes de la música, en especial del jazz, y con una situación perfecta para visitar lugares preciosos, como el castillo de Chillon, de origen medieval. Gracias a la majestuosidad de su construcción y a su maravilloso y privilegiado enclave disfrutaréis de un paisaje increíble.

¿Qué os parece este viaje de novios al corazón de Europa? Seguro que su belleza os enamorará. Y mientras llega el momento de hacer las maletas, tened en cuenta que todavía quedan muchos otros temas pendientes, como encontrar ese ramo de novia que complete tu outfit nupcial o dar con unas ideas originales para bodas que sorprendan a todos vuestros invitados. ¡Ya falta menos para el gran día!