¿Pensando en vuestra luna de miel? Después de meses probándote vestidos de novia hasta dar con el modelo de tus sueños, de buscar unos prácticos detalles de boda para vuestros invitados o de confeccionar la playlist con todas las canciones para bodas que queréis que suenen en vuestro enlace, ha llegado el momento de centraros en el destino del viaje de novios. ¿No tenéis muchos días de permiso? ¿No os gustan los viajes largos? ¿No queréis viajar a un destino lejano? Tranquilos, tenemos un pequeño paraíso en casa: Lanzarote. En esta isla canaria podréis disfrutar de fabulosas playas y paisajes volcánicos, únicos en el mundo, que os enamorarán al instante. Así que ya lo sabéis, si queréis pasar una luna de miel romántica sin moveros demasiado, no perdáis detalle de los 8 planes románticos que os proponemos.

1. Disfrutar de paisajes volcánicos únicos en el mundo

Principal atracción de la isla de Lanzarote, el Parque Nacional de Timanfaya es la zona volcánica más grande de las Canarias, en la que podréis contemplar un impresionante paisaje lunar. Imprescindible descubrir el mar de lava petrificada o las corrientes de vapor que salen a borbotones del suelo. También vale la pena disfrutar de una barbacoa cocinada con el calor geotérmico de los volcanes en el restaurante El Diablo. ¡Una jornada irrepetible!

2. Relajarse en la playa de Papagayo

Papagayo, al sur de la isla, es la joya de la corona de las playas de Lanzarote y una de las más bellas del mundo gracias a sus arenas doradas y a sus aguas turquesas y cristalinas. Ubicada en un entorno natural virgen, sus atardeceres son únicos, mágicos y realmente recomendables. ¡Os encantarán!

3. Contemplar en silencio Los Hervideros

En la parte occidental de la isla descubriréis los Hervideros, un enclave maravilloso donde las olas rompen con fuerza contra las rocas del acantilado, ascendiendo por entre los huecos de las piedras y creando la falsa sensación de aqua hirviendo. De ahí su nombre. Se trata de un espectáculo natural y de un paisaje romántico, como también lo es el Charco Verde, incluido en el Parque Natural de los Volcanes, destino muy usual de las parejas de enamorados. En un curioso paraje natural en forma de anfiteatro abierto al océano, se esconde una laguna impresionante de agua marina y de un intenso color verde esmeralda que contrasta con el azul del cielo, del mar y de la arena volcánica de la playa. Y, si tenéis tiempo, acercaos al pueblecito de El Golfo, al sur de la isla, para degustar un extraordinario pescado fresco en alguno de sus restaurantes. ¡No os arrepentiréis!

4. Cenar a la luz de las velas en los Jameos del Agua

Si las playas de esta isla os parecen románticas, preparaos a enamoraros perdidamente de los Jameos del Agua, grutas de gran belleza que fueron excavadas por la fuerza del volcán de la Corona. En este ambiente tan especial podréis disfrutar de una cena íntima para dos.

5. Descubrir las vistas panorámicas desde el Mirador del Río

Se encuentra situado en lo alto del Risco de Famara, a 474 metros de altitud, en la zona más septentrional de la isla. Desde este mirador sobre un acantilado disfrutaréis de unas vistas espectaculares del Parque Natural del Archipiélago Chinijo y del Risco de Famara. ¡Momentos que siempre guardaréis en la memoria!

6. Disfrutar del Valle de las Mil Palmeras

¡Qué hay más romántico que disfrutar de un oasis, como en las Mil y una Noches! El pueblecito de Haría, al norte de Lanzarote, con un microclima especial, convierte sus tierras en las más verdes de la isla y con la mayor parte de flora autóctona. Conocido también como el Valle de las Mil Palmeras, su bonito palmeral se puede contemplar en toda su plenitud desde el Mirador de los Helechos. ¿Más cosas? Acercaos a la Cueva de los Verdes, una galería subterránea que forma parte de los tubos volcánicos más extensos del mundo, y disfrutad de la Playa de la Cantería, de arena dorada, así como de la del Caletón Blanco de aguas turquesas y de las piscinas naturales de Punta Mujeres.

7. Acercarse al volcán de la Corona

Con 609 metros de altura, es el punto más alto de la zona norte de la isla. Este volcán tiene un gran cráter y su espectacular tubo volcánico se extiende seis kilómetros hasta su desembocadura en el mar. Se puede acceder al cráter que os permitirá disfrutar de una panorámica excepcional.

8. Desconectar en La Graciosa

La Graciosa es una pequeña isla situada al noroeste de Lanzarote y caracterizada por su paisaje multicolor. Y es que dorados, rojos, marrones y chocolates se mezclan con el azul del cielo y del mar. Una belleza sin igual, un paraíso sin carreteras asfaltadas donde podréis disfrutar del dolce far niente en playas como la de Baja del Ganado, de arena blanca, aguas cristalinas y rocas negras, y la de las Conchas, con su arenal virgen.

¡Seguro que os han encantado todos los misterios por descubrir que encierra esta bella isla canaria! Así que poneos manos a la obra y organizad una luna de miel de ensueño, del mismo modo que habéis dedicado tiempo y esfuerzo a pensar qué ideas originales para bodas encajarán mejor en vuestra mágica cita nupcial o cómo debían ser las invitaciones de boda con las que comunicar la buena noticia a todos vuestros seres queridos. ¿Qué sorpresas os deparará vuestro primer viaje como marido y mujer?